,

EL DEBATE

Anoche dimos forma a las diferentes opciones de dar respuesta al futuro, ya sea porque "nos lo jugamos" o porque "está en nuestras manos".

Curiosamente aun cuando la realidad es única, las gafas de colorines que cada cual porta como parte indisoluble de su ser hace que ni siquiera el análisis de partida sea el mismo; para uno la situación mejora y la presión se irá reduciendo, mientras para la otra, el tiempo que se avecina "viene con hambre atrasada" y no hay mejora sino cambio de actitud. 

Partiendo de puertos diferentes es complicado que la ruta se asemeje, aun cuando en principio el objetivo final, la meta, sea coincidente; estar mejor, ser más felices, descansar confiados...
Se nos fue la noche entre argumentos, réplicas, valoraciones económicas y sentimentales, ilusiones irrealizables, errores de un pasado que siempre vuelve, aliñado todo con altas dosis de inseguridad sobre el futuro, que parece cada día más esquivo.
Cuando pusimos fin al debate, teníamos una opción clara; este verano nos vamos al norte.

(del otro, poco puedo deciros, tras el eurovisivo de l@s candidat@s a la Presidencia de la Comisión Europea; ágil, vivo, dirigido con valentía y fundamentalmente centrado en Europa, los primeros diez minutos del Cañete/Valenciano me echaron a la cama)

7 comentarios :

  1. No perdí el tiempo escuchando el debate español, algo que me ha confirmado los comentarios posteriores. Si que me hubiera gustado escuchar el otro, el de los candidatos europeos, ahí si parece que se habló de política pero ese no interesaba.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Igual que Emilio no vi el debate, no se me pasó, fue una "irresponsabilidad" intencionada, precisamente estoy harto de eso, temía que se me fuera la noche entre argumentos, réplicas, valoraciones económicas y sentimentales, ilusiones irrealizables, errores... estoy muy desencantado, me encantaría un VOTO EN BLANCO del mundo mundial a lo Ensayo sobre la lucidez de Saramago.

    ResponderEliminar
  3. Pues no sé qué pensar, porque es que todo esto me tiene ya harta...si votas malo y si no votas dicen que es peor. Tienen bien organizado este tinglado. A mi, como dice el comentarista anterior, me gustaría un voto útil; pero útil para nosotros. Un VOTO EN BLANCO como proponía el genial Saramago. Todos a una como en Puente ovejuna. Y no sé... es que ellos tiene la sartén por el mago.

    Besos, Piluca.

    ResponderEliminar
  4. La televisión en cuanto a información está considerada como medio blando por el periodismo. Hay grados y grados de censura. El más censurado es el televisivo. Más que la prensa escrita que ya es decir y desde luego más que la radio. Cualquier debate tiene pactado hasta el más mínimo gesto que hagas con la mano, se pacta incluso el sudor deberíamos pensar. Conclusión: hice un apaga y vámonos.

    ResponderEliminar
  5. No suelo ver los debates de los políticos: cascan mucho para no decir nada, y hacer menos.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  6. Yo también lo tengo claro como tú, me marcho al norte. El buen orujo gallego es un gran consuelo en tiempos mediocres.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco lo vi pero es que me lo sé. Si no hay diálogo, y no lo hay, los soliloquios me los conozco y no me interesan. Seguro que todos llevan una parte de verdad pero sus intereses están centrados en marcar las diferencias y no al contrario. Un beso

    ResponderEliminar