, , , ,

NO TE CALLES

Tan sólo es un anuncio, uno de esos calificados de buenistas, feministas y otras chorradas que diría Gonzalez Pons, y lo es. En este caso el de la Fundación Mutua Madrileña contra la violencia machista.



Quizás lo que digan estas estrellas de la raqueta no supongan una gran diferencia, o quizás sean el empujón de alguien precise, si no para salir corriendo que decía Amaral, al menos sí para ser capaz de detectar con comportamiento tóxico, machista y asqueroso, como la alumna de tan solo 12 años que ha impulsado la denuncia a este "profesor" que presume de ser machista al 100 por 100, afirmando que las niñas no deben ir al colegio, ni las mujeres al Congreso, entre otras lindezas más soeces.

Aunque no se me ocurre qué tipo de campaña, ni quien la financiaría, para enseñar a l@s feligreses de este sacerdote que aprovechando el "lleno de la parroquia" por unas Primeras Comuniones, se lanzó a afirmar que antes las cosas eran mejores, porque uno hombre se emborrachaba y le pegaba a su mujer, pero no la mataba porque antes había un sentido moral. Como diría Rajoy: ¡Viva el vino!



 A 30 de abril de 2014, 23 mujeres habían muerto en España a manos de sus parejas o exparejas.

Y siguen muriendo.


9 comentarios :

  1. Sobre estos anuncios no sé qué pensar ¿Son para cubrir el cupo y pensar que hacemos algo? A los que no necesitamos que nos convenzan no nos aportan nada. A los que sí necesitan consejos les dará igual. Claro que luego lo pienso mejor y tal vez los indecisos que están entre las nuevas generaciones sí hagan bien en crecer con esos anuncios "buenistas". Supongo. Desde luego daño no hacen.

    ResponderEliminar
  2. Hay cosas que no se pueden decir ni harto de vino, un sacerdote menos.

    ResponderEliminar
  3. No se que decirte, lo has plasmado muy bien; en todo caso, manifestar que no me gustan nada este tipo de anuncios de carácter social o "buenistas" como le has llamado, ya que solo tienen como fin vender productos tocando el "corazón" o alcanzar unos objetivos fijados por la marca, el contenido les importa un bledo.

    Para concienciar sobre el drama del maltrato se hace de otro modo, en las escuelas, en los medios de comunicación, con la ley , con dinero con el que se pueda pagar a especialistas en maltrato que se encuentren en las comisarias de policía en las grandes ciudades y en la Guardia Civil en los pequeños núcleos urbanos, en los hospitales, que existan casas de acogida a mujeres maltratadas, que se le asigne un salario social o un trabajo a estas mujeres. Lo que no se puede dejar es que un tema de este calado se ofrezca a la empresa privada para que haga negocio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Joer!
    Este tema me pone mala.
    ¿hasta cuándo?

    Al cura lo ahogaba en la pila bautismal, y al profe, no lo expedientaba, no, lo mandaba con los talibanes.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
  5. Éste profesor, y éste curan, lo que son unos hijos de puta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Esa opinión del mosén, no me extraña nada. Añora tiempos pasados en los que no faltaban beatas en las parroquias, y en los que su palabra, era la palabra de Dios.

    Pero a ese mastuerzo con título de magisterio lo enviaba con los de Boko Haram de Nigeria. Allí estaría en su salsa, y no daría malos ejemplos a nadie.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. En una de esas noches, cuando un par de amigos volvian a su barrio, tropezaron con que un hombre golpeaba a una mujer, al ir a separarlos y como es logico el hombre recibio algunos golpes, al ver eso la mujer la emprendio contra ellos y defendia a su hombre diciendo: "si me pega, es por que me quiere"
    Es un hecho veridico, de estos lares.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo que dice el comentario anterior le pasó a mi padre hace algunos años.
    Has dibujado la punta del iceberg, pero esos personajes ya estaban ahí hace años, actuando en consecuencia a sus ideas en un entorno social: familiar, amigos, conocidos... y nadie ha dicho nada.
    ¡Este tema me subleva!
    Un beso Pilar

    ResponderEliminar
  9. Cada día sería preciso escribir sobre esta lacra, el machismo que tan solo a golpe de sangre, dolor y muerte se hace un hueco en nuestras vidas, porque si no acabamos con él, acabará con nosotras y con todos aquellos que solo podeis concebir un mundo en el que hombres y mujeres seamos iguales en derechos y libertades.

    ResponderEliminar