, , , ,

PROMOVER LA GLORIA DE SU SEXO




De nuevo el doodle de Google me tira de las orejas sobre la vastedad de mi ignorancia sobre la vida y la obra de mujeres que sin duda cambiaron la forma de comprender el mundo.


En este caso es Maria Gaetana Agnesi, autora de la obra clave para el aprendizaje de las matemáticas durante más de 50 años, aventurarse en su biografía, milanesa nacida en 1718, ciudad en la que residió hasta su muerte 81 años después, es asomarse a una vida realmente singular, una de las mujeres de ciencia más capaces del siglo XVIII, fue nombrada Catedrática de la Universidad de Bolonia cuyo nombre lleva incluso un cráter de Venus, se hizo famosa mucho antes de lo esperado.

Hija primogénita de un rico comerciante de sedas, recibió una cuidada formación académica, pero María Gaetana era especial, su inteligencia prodigiosa y su innato don de lenguas, (a los nueve años hablaba siete idiomas)
era exhibida, al modo de Mozart, aunque por diferentes motivos (orgullo y satisfacción en el caso de Pietro, frente a la necesidad del padre de Amadeus) en los salones de su familia donde disertaba sobre filosofía, ciencia y matemáticas, (queda para la posteridad un discurso sobre el derecho de la mujer a estudiar ciencias y como el sexo no limita la capacidad de discernimiento). Estas veladas en las que disertaba en el idioma de quien la interpelase, atraían intelectuales, viajeros y curiosos de media Europa, pero la protagonista no disfrutaba de ellas. 

Su profundo sentimiento religioso y su carácter retraído, chocaban con el afán exhibicionista de su padre, quien tras el fallecimiento de su primera esposa (se casaría dos veces más y tendría 21 hijos), alcanzó con ella un acuerdo; no entraría en un convento pero limitaría sus apariciones, destinando sus esfuerzos tanto despierta como dormida, porque era sonámbula, al álgebra y la geometría donde encontraba la paz. 

De su amplio conocimiento nace su primera obra Proposiciones Filosóficas con exposiciones sobre lógica, mecánica, hidráulica, elasticidad, química, botánica, zoología, mineralogía, astronomía, filosofía, mecánica celeste y la teoría newtoniana sobre la gravitación universal. Pero será más tarde, siguiendo el consejo de Rampinelli acometió la obra que la inscribe en los anales de la historia, Instituzioni analitiche ad uso della gioventú italiana, al que dedicó diez años y publicó ella misma cuando cumplió los treinta años.

Dedicó el libro a la emperatriz María Teresa de Austria, afirmando: “Si en algún momento puede excusarse la temeridad de una mujer, que se atreve a aspirar a las sublimidades de una ciencia que no conoce límites, ni siquiera los de la infinitud misma, ciertamente debería ser en este período, en el que reina una mujer"  o "toda mujer debería esforzarse, y empeñarse en promover la gloria de su sexo”. A pesar de este atrevimiento de superioridad intelectual (ya ves Cañete) el papa Benedicto XIV felicitó a Maria Gaetana concediéndole una cátedra en la Universidad de Bolonia. 

Su obra fue considerada por Academia de Ciencias de París como la como la obra más completa y la mejor escrita en su género, caracterizada por una cuidadosa organización, su claridad y su precisión afirmando que "No existe ningún libro, en ninguna otra lengua, que permita al lector penetrar tan profundamente, o tan rápidamente en los conceptos fundamentales del Análisis".

A pesar de que toda Europa se rendía a su capacidad, a la muerte de su padre, cuando tenía 34 años, renunció a las Matemáticas, y consagró sus esfuerzos a la Teología, a socorrer a pobres e indigentes y a educar a sus hermanos y hermanas. Dirigió durante los últimos 28 años de su vida el hospicio de Trivulzio. 

Sin embargo su reputación histórica como matemática fue distorsionada por el hecho de que, en sus Instituzioni Analitiche, trabajara con la “curva de Agnesi” o curva sinusoidal versa, que se tradujo al inglés, por un error del traductor, John Colson, como la “bruja de Agnesi”, nombre que nunca sabremos si con mala intención se ha mantenido en traducciones posteriores.

En ninguna de las biografías de María Gaetana que he encontrado se explica bien el porqué una mujer que en su época obtiene el reconocimiento de reyes, papas y sobre todo sus iguales intelectuales, abandona sus estudios para dedicarse a atender pobres y enfermos, quizás aquellos años de "monito de feria" en los salones de su padre, marcaron para siempre a una mujer inteligente y capaz, que nunca buscó la fama; y tampoco porqué la misma comunidad científica permitió que su nombre se viese acompañado por el apelativo de "bruja", aunque esto último quizás sea más fácil de entender si en el siglo XXI en el que estamos, el machismo sigue siendo moneda diaria.

14 comentarios :

  1. Tu protagonista de hoy es un claro ejemplo de hasta qué punto la aportación de las mujeres a la ciencia o a las artes, a la sociedad en general, ha sido ignorada cuando no voluntariamente silenciada. Así estamos todavía hoy, teniendo que demostrar a cada instante nuestras capacidades y pidiendo disculpas por ello. Para que luego llegue un patán como el candidato Arias Cañete y hable de superioridad intelectual.

    ResponderEliminar
  2. Y yo me pregunto, por que no las estudiamos en el cole? Menos mal que que las rescata Google!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supongo que por falta de costumbre ¿no?

      Pero vamos conociéndolas.

      Besos

      Eliminar
  3. En palabras de Manuel Rivas, hombres machotes que perdonan la vida a mujeres indóciles.
    Me ha encantado conocer un poco más a María Gaetana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Siempre me entra algo por el cuerpo cuando se habla de machismo o de patriarcado, porque siempre me pregunto si alguien puede responderme si a lo largo de la historia alguna vez la mujer ha tenido algo de poder en sus manos; el matriarcado no ha existido en ningún grupo social que se conozca, y el feminismo da dos pasos adelante y uno para atrás, así no se cuando se va a llegar a la igualdad.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el matriarcado es ese Santogrial que nunca existió...

      Pasito adelante o pasito atrás, vamos caminado, y juntos.

      Eliminar
  5. Me uno humildemente a tu ignorancia y la comparto plenamente. No sabía nada de esta mujer y voy a aprender algo gracias a tí. Esto es lo bueno de que nos intercambiemos comentarios. Gracias, amiga. Un beso en su honor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es una de las buenas cosas de este internet que nos ha permitido conocernos.

      Un beso

      Eliminar
  6. Gracias por el post. Yo también soy una ignorante jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es pena que no hayamos sabido nada de mujeres como Maria Gaetana en el colegio ¿verdad?

      Eliminar
  7. El machismo es fomentada por las madres, a toda madre le encanta que su hijo sea ¡bien macho!
    Como el padre esta trabajando, es la madre la que cría.
    A ninguna madre le gusta un hijo maricón.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo, pero entiendo lo que quieres decir, sin madres que retroalimentan el machismo éste habría muerto ya.

      La educación es la única salida, y ellas también la precisan.

      Eliminar