, , , ,

UNA HISTORIA A MEDIDA

Cuando las barreras entre lo íntimo y lo público se disuelven, cuando lo sabido, intuido o apenas sospechado sobre cualquier materia, o sobre cualquier persona puede ser accesible a un mero golpe de clic, algun@s reclaman y consiguen el Derecho al Olvido.

¿Puede exigirse al buscador que no encuentre aquello que no queremos recordar? Quizás sea posible en este mundo virtual en el que cada día existimos más, aunque más parece un modo de intentar trazar nuevas reglas, nuevos modos de "reinventarse al gusto" que en la realidad, menos accesible, menos cómoda, menos global no puede alcanzarse.


¿Puedes tú, que ya no suspiras por mis besos, hacer que olvide el sabor de tu boca?

6 comentarios :

  1. Querida amiga: este mundo nuevo está al alcance de la mano y puede sacar lo mejor y lo peor de las personas. Pero las palabras dejan huella y por mucho que quieras cambiar de personalidad en el día a día no es fácil mantener una mentira. Los sentimientos que se generan también te afectan y, si en el mundo real debes ser consecuente con tus actos en la virtualidad lo mismo.
    De todas formas pienso que hoy poco falta para la visión de George Orwel 1.984
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  2. Pues no sé, Pilar, con la cantidad de disparates que se pueden decir de cualquiera y que quedan ahí In saecula saeculorum...quizás toda esa acumulación ya no perjudiquen a nadie...cada uno lo verá con el cristal que quiera...porque nada es verdad ni es mentira,,,Dicen que el prodigioso Cervantes metió la mano en su árbol genealógico.. así que...No creo que Google tenga esa preocupación..

    Besos, Pilar..

    ResponderEliminar
  3. Queremos olvidar nuestros errores, unos errores que nos han hecho ser los que somos, un tribunal lo ha aceptado; mañana puede que se quiera olvidar nuestra historia colectiva si la piden unos cuantos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Estoy en contra de la censura y esto podría degenerar precisamente en eso, una forma de eliminar información. Hay que dejar que el buscador haga su trabajo y luego nuestro sentido crítico el resto.

    ResponderEliminar
  5. Este mundo virtual, este Internet de mis amores, lo emplean muchos como valla de jardín que agachado no se les ve el culo, pero llega una ráfaga de viento, tira parte de esa valla, y adiós!! todo el culo al aire. Entonces es cuando entran los jueces, fiscales, abogados y demás hombres de leyes,... y conste que no va contra ese señor, que quizás lleve razón, no lo sé, pero el día que a todos los poderosos de este mísero mundo se les vea los números por otra inesperada ráfaga de viento, ese mismo día, tu, yo, el de arriba, el de abajo y todos, nos quedaremos sin el gran invento que es Internet. Al tiempo Pilartxo.

    Un beso Pili. Para que veas que suspiro ;-)

    ResponderEliminar
  6. No parece fácil llegar a una postura sobre este tema, pero mucho me temo que cuando empezamos a poner vallas...como dice Arkaitz..se nos verá el c. O como mantiene S. vamos caminito de otro modo de censura.

    Un beso

    ResponderEliminar