, , ,

TACITA A TACITA

"El Ejército ahorra 10 millones de euros "desprivatizando" servicios. Utilizar medios militares en lugar de empresas privadas ahorra costes". Esta noticia de la Cadena Ser puede parecer curiosa, al modo de Gila llamando al frente para quedar después del partido, o ser una llamada de atención para quien quiera estar atento a la realidad que es realmente tozuda y no suele entender de componendas.


Nos hemos acostumbrado a escuchar que la gestión privada, en la que el prestador de servicios debe además de prestarlo ganar dinero (que hermanitas de la Caridad, pocas por lo general y ninguna entre las empresas privadas) es más eficiente, o traducido al vulgo popular más barata. Y como lo dicen mucho, parece que es verdad.

Del mismo modo que se afirma que las centrales de compras abaratan el coste de las mercancías adquiridas por aquello del descuento por enormidad, obviando que expulsan del sistema a los pequeños proveedores y al exigir un volumen elevadísimo de productos limitan los posibles prestadores a un par que quizás puedan caer en la tentación de fijar los precios a su voluntad y beneficio.

La marea blanca exigió hasta el agotamiento, muy en su linea de la medicina basada en la evidencia, que se demostrase aunque fuese empíricamente (los experimentos con Coca Cola, gaseosa) que vender los hospitales, los quirófanos, las consultas y los pacientes para luego comprarlos era más barato y solo recibieron el silencio por respuesta.

Y ahora van los militares y ante una realidad de recortes presupuestarios (que a todos toca, aunque no se cuente) optan por hacer las cosas como siempre, con l@s de casa y resulta que sale más barato. 

Como no creo que nadie salga explicando que esta demostración palmaria es fruto de la demagogia populista bolivariana, digo yo que...¿queda claro? Cuando lo vendes lo tuyo y se lo compras a plazos a otro, solo puedes perder, ahora y más tarde.

3 comentarios :

  1. Los políticos solo viven su personal carpe diem. Si ahora vender ofrece dinero, qué importa que mañana comprar cueste dinero si ya le tocará pagar a otro. Besos

    ResponderEliminar
  2. La próxima revolución ciudadana será exigir la explicación de nuestras cuentas públicas al céntimo.

    ResponderEliminar
  3. pero que importa si al final siempre que haya que poner dinero vamos a ser nosotros. Les importa un bledo.

    Besines Pili!

    ResponderEliminar