, , ,

CUANDO LA TELE NO ES TONTA

Ana Pastor y Artur Más
El domingo fue una noche de televisión interesante, mientras Ana Pastor trataba sin éxito de averigüar que sucederá cuando la maquinaria del Estado suspenda la Ley de consultas y el Decreto que convoca la del 9 de noviembre, Risto Mejide le metía los dedos en la boca a Pablo Iglesias en un sofá maqueado de muro de las lamentaciones reivindicaciones.



Opté por Artur Mas, en parte por las interesantes entrevistas previas con Javier Sardá y Julia Otero y en parte porque lamentablemente que un político con responsabilidades de gobierno se someta a una entrevista sin red sigue siendo extraordinario, pero grabé el Chester para luego.


Urnas y papeletas del 9N
Me quedé con la impresión de estar contemplando un cadáver político que todavía camina y habla, salga como salga esta apuesta, quien envida a chica raramente gana al mus. Y como no existe posibilidad alguna de que los catalanes voten legalmente el 9N, todas las opciones son malas para él, si se vota sin amparo legal los resultados (que nadie puede asegurar que sean SI o NO, cuando ya todo se ha mezclado tanto) no podrán ser esgrimidos más que para una declaración unilateral, y si no votan y convoca elecciones, pocas posibilidades hay de que no le adelanten por la esquerra, que para elegir independentismo mejor el original que la copia trasnochada y plena de dudas sobre honorabilidades varias.

Pero hay algo en el discurso de Mas que me llega, los ciudadanos deberíamos poder votar, y voy más allá, deberíamos poder decidir con nuestro voto (¿qué absurdo es ese de preguntar a la soberanía popular y no estar obligado a cumplir su mandato?). Los catalanes deberían poder decidir si quieren seguir formando parte de España y los españoles (todos) deberíamos poder decidir si queremos monarquía o república, un estado federal o centralizado en lo básico y descentralizado en lo accesorio, si deseamos que los políticos sean cuasiimpunes o estén sujetos a verdaderos controles, si queremos el actual sistema de votación o preferimos listas abiertas en circunscripciones vinculadas al ámbito territorial que corresponda...

El viejo discurso de ya tomo yo las decisiones por ti, está caduco, aunque Rajoy no lo entienda, empeñado en afirmar que lo que no se puede no se puede.


Risto Mejide y Pedro Sanchez
Tras la entrevista y con un gintónic en la mano, me atreví con el Chester, y como voy desfasada de tiempos me vi primero el de la semana pasada, entrevista al guapo Pedro Sánchez del PSOE, confieso que crucé los dedos antes de que empezara, soy más de izquierdas que de derechas y más favorable a una evolución que a los saltos sobre el vacío, os confieso, insisto, que hice esfuerzos por escucharle con la mente abierta, dispuesta a ser convencida, pero...el heredero de lo mejor (derechos civiles y sociales) y lo peor (corrupción y cobardía) del PSOE se empeñó en convencernos de que ell@s se ocuparán de todo y nos preguntarán de nuevo por un paquete constitucional cerrado al estilo del 78, donde se habrán cambiado algunas cosas y mantenido otras, obligándonos a tragar con todo o quedarnos como estamos, sabiendo que cuando las cosas están bien en conjunto esconden piezas que están fatal y la realidad tiende a enfrentarnos a ellas.

Pedro quiere ser el cambio tranquilo, el partido de gobierno que se mantendrá prudente, que revisará los actos de su adversario sabedor que la historia gira y todo vuelve, quiere, pero ¿puede?
Risto y Pablo Iglesias
Y después del guapo, el coletas, la entrevista de Pablo Iglesias no ofreció grandes novedades para quien lo haya escuchado en las tertulias de la tele, quizás en algún momento pareció menos indignado, pero su equidistancia con Venezuela y su impronta de clase siempre en guardia tampoco me convencieron. Así que me quedo con un comentario de Risto Mejide, "qué poca poesía" y es que son más que malos tiempos para la lírica, o eso se empeñan en contarnos much@s.

Porque hay quien resiste y se esfuerza por celebrar la vida más allá de la áspera lucha como lo hizo un poeta, un político, un hombre valiente y tierno, Jose Antonio Labordeta a quien hoy Zaragoza rinde de nuevo homenaje. Yo, en su memoria os dejo estos versos o esta canción, Somos

Somos
como esos viejos árboles
batidos por el viento
que azota desde el mar.

Hemos
perdido compañeros,
paisajes y esperanzas
en nuestro caminar.

Vamos
hundiendo en las palabras
las huellas de los labios
para poder besar tiempos

futuros y anhelados,
de manos contra manos
izando la igualdad.

Somos
como la humilde adoba
que cubre contra el tiempo
la sombra del hogar.

Hemos
perdido nuestra historia,
canciones y caminos
en duro batallar.

Vamos
a echar nuevas raíces
por campos y veredas,
para poder andar

tiempos
que traigan en su entraña
esa gran utopía
que es la fraternidad.

Somos
igual que nuestra tierra
suaves como la arcilla
duros del roquedal.

Hemos
atravesado el tiempo
dejando en los secanos
nuestra lucha total.

Vamos
a hacer con el futuro
un canto a la esperanza
y poder encontrar

tiempos
cubiertos con las manos
los rostros y los labios
que sueñan libertad.

Somos
como esos viejos árboles.

19 comentarios :

  1. A golpe de zapping vi y escuché la entrevista de Ana Pastor, pero como ya había avisado Sardá no dijo nada, salvo que intentó llevarnos a su terreno. En cuanto a lo del sillón, tengo considerado al tal Risto como un bufón y no me ha gusta nada lo que he visto de él; del guapito de cara (Secretario General PSOE), me temo muy mucho que será un tiempo perdido, o como le digo a la gente, más de lo mismo, es decir nada; en cuanto a Podemos y su líder, solo se entreabre un intento de hacer las cosas de otra manera, pero dudo que el sistema los deje ir más allá de donde tengan fijado que vayan. Nuestro sistema, desde fuera, está claro que no lo vamos a romper, en consecuencia habría que hacerlo desde dentro y sobre eso tenemos que olvidarnos, todos están muy bien colocados, siguen estando aquellos que ganaron una guerra. Ni varios miles de Labordetas cantando podría hacer mucho. Estoy en un proceso de pesimismo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga no te dejes llevar por ese impulso triste, hay que defender primero lo propio, empezando por la sonrisa.

      Un beso

      Eliminar
  2. Yo también vi los dos. De Pablo Iglesias no me gusta nada mira que soy de izquierdas pero no me convence su cara de malas pulgas y su veneración a Venezuela y su visita hace poco a Bolivia.... me da yuyu.

    De Artur Mas sólo pudo decir que si no oigo lo que dice ni lo analizo es una persona que me embauca con su tono de voz, su suavidad al hablar, su educación. No se, es una persona que me atrae. Será imán y yo soy de hierro, no se.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices de Más, yo no puedo con él, pero me maravilla que se atreva a la entrevista, que debata que enrede, que juegue... y sin plasma de por medio.

      Eliminar
  3. Estamos en una época de "quemez" política. Al menos yo estoy quemada, saturada y todo lo que se pueda decir.
    Yo evité ambas cosas.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, guapa, pero quizás eso es lo que quieren que los dejemos en paz hacer lo que les venga bien, total pagamos nosotr@s.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Un detalle sin importancia, o no. Estos días la información en directo la han dado televisiones privadas al igual que estas entrevistas o los debates políticos, mientras el boss de TVE dimite por falta de presupuestos. ¿casual? No lo creo

    ResponderEliminar
  5. Contigo se queda uno al tanto de todo lo acontecido en la "caja tonta" joder menudo repaso. Yo no vi nada porque estaba currando, seré de los que todavía tienen esa suerte. Habría que aprenderse esa canción. Y cuidado con lo que metemos en los bolsos jajaja.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  6. Yo también zapeé en ambos programas. De Pablo Iglesias diré que me gusta el original y poco la actualización aunque creo que es imprescindible un reseteado del sistema. Risto Mejide es un buen publicista, sobre todo de sí mismo. Y Mas, que no es de mi cuerda ni coincido en su estrategia, me parece canela fina al lado de la garrulada que se cobija bajo las siglas del PP.
    Sigo preguntándome en qué punto nos hemos equivocado para llegar a esta situación.

    ResponderEliminar
  7. Yo si tuviera que escoger entre los tres personajes nombrados (Risto a mi entender no merece la categoría de personaje), sin dudarlo me quedaría con José Antonio, pero como por desgracia ya no está entre nosotros, me quedo con Pablo, es el que molesta a todos los demás y el único que todavía es una incógnita, reconozco que en política a mi me gusta el riesgo, y no soporto aquello de.... es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, sin riesgo no hay victoria.

      Un saludo

      Eliminar
  8. Yo me quedo con los minutos televisivos de Sardá y Julia Otero. Dijeron punto por punto lo que digo y pienso en tertulias con amigos. Lo de comparar nacionalismo con religión en boca de Xavier es mi discurso habitual. Luego seguí con Mas que me ha sorprendido favorablemente. Aunque le pierda lo de querer salir en la gran foto de la Historia por lo menos ha hecho lo que le han pedido, lo ha hecho a costa de su carrera y vaya si se le va a recordar. Y eso que nunca me ha gustado su partido.
    Por último decir que cuando Rajoy dice que no se respeta la Constitución porque los ciudadanos quieren expresar una idea, él no respeta la democracia ni en general nada. Rajoy le ha dado la futura victoria a Esquerra Republicana en Cataluña por su política del "porque no". No se trata de prohibir, se trata de convencer. El auge del independentismo se lo debe cais todo al PP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas los mejores Sardá y Otero, quizás deberíamos pensar en convencer a gente como esa para que den un paso adelante.

      Un beso

      Eliminar
  9. Yo entre unos y otros te confesaré que ando quemada. Entre otras cosas, por motivos personales somos de los que en casa y hace unos meses sufrimos en nuestras carnes los recortitos (en este caso en Sanidad, con sus cuatro días en urgencias esperando una cama más lo que vino después) y me dan miedo tanto los del sí como los del no. Ojalá se pudiera votar y elegir "ninguno" y mandarlos a todos para casa, siempre el mismo perro de diferente collar, y que hubiera menos cash para supuestos ideales que ni comen ni padecen, y más para las personas, que son reales.

    Te acompaño mejor con la poesía y el homenaje a Labordeta, al lado de los que crean cada día pero, sobre todo, resisten. Ellos sí que lo merecen.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resistir con el alma llena de esperanza y los pies firmes en el suelo.

      Una papeleta con A NINGUNO DE VOSOTROS, sería realmente un éxito.

      Eliminar
  10. Aqui tambien las leyes de los centralistas no cierran el camino a la autonomia. habra que pensar en la independencia que es el rumbo que el centralismo señala y como soy de izquierdas el espiritu me empuja al monte.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Cataluña hay un régimen de autonomía superior al de muchos estados federales, pero...quizás se queda corta.

      Ya iremos viendo, un saludo montañero ;)

      Eliminar