, , , ,

EN LA MOCHILA DE SERGIO

Lo conozco por su padre, han sido años de escuchar sus victorias, derrotas, amores y tristezas desde la perspectiva de un padre, un hombre preocupado por la felicidad de sus hij@s, emocionado con sus primeros éxitos y triste al constatar como somos eternamente incapaces de evitarles el sufrimiento que sabíamos (más por viejos que por sabios) que llegaría.


Después de muchas horas de estudio, de sueños aparcados, de horas de trabajo (con contrato y todo, eso sí no solo por debajo sino lejísimos de sus titulaciones y sueños), Sergio se ha marchado, pero esto lo cuenta mejor él:

"Enfocas tus estudios a convertirte en el mejor en tu campo. Ya no vale con tener una carrera, ahora si no tienes dos titulaciones y un máster no vas a ningún lado. Esfuerzo y frustraciones que, lejos de desembocar en el paraíso esperado, te llevan a un nuevo mar de dudas en el que tienes que pelear por conseguir una mínima oportunidad sin que nadie tenga en cuenta tus sueños. Después de esa nueva clase de “selección natural” te esperan, en el mejor de los casos, 40 años de trabajo duro con la esperanza de que, al jubilarte, puedas hacer realidad todas las ilusiones que tenías cuando eras joven. Este es el planteamiento actual, este es el juego al que todos jugamos y en el que la banca siempre gana.(...) El próximo día 12 volaré a la India sin billete de vuelta, con una mochila al hombro y con la tranquilidad de saber que cada día vivido va a merecer la pena."

Digno hijo de su tiempo, creado un blog para contarnos su viaje y nos invita a acompañarle En la mochila de Sergio

Reconozco que siento algo parecido a la envidia, quizás porque jamás he tomado una decisión que me alejase un kilómetro de esta orilla del Ebro a la que llegué con mi familia y en la que he creado la mía, quizás porque me gustaría volver la vista atrás y haber sido más valiente o puede que porque ya sé que no tod@s somos capaces de dejarnos llevar por el viento aunque nos emocione contemplar su vuelo, el caso es que yo me apunto a seguirle, ¿me acompañas?

6 comentarios :

  1. ¿Recuerdas lo que dijo aquella meapilas", que estos niños se van a ver mundo y a hacer un poco de turismo.

    Seguiré su blog, tengo sobrinos que como él están lejos muy lejos de su casa, fueron expulsado de sus trabajos por la crisis y tuvieron el valor de marcharse, con carreras universitarias, que todos pagamos, ahora se beneficia otro país, y no se nos cae la cara de vergüenza con el solo hecho de pensar que los causantes de esta desgracia de país puedan repetir legislatura.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Esta el horizonte muy oscuro y más para los jóvenes que ven su porvenir allí a lo lejos y eso cuando se le ve.
    Sobre la jubilación, por lo menos no esta tan mal pues supone que has tenido trabajo, eso si, hasta los 65 , 67 o vete tu a saber y entonces a Sergio le diría que ya no puedes cumplir con las ilusiones que tenias de joven, como el dice, pues jubilado ya, igual con tener un banco libre en el parque es suficiente, siempre que no tengas nietos, claro! Las ilusiones de joven hay que cumplirlas siendo también joven. Esperemos que cambie un poco todo esto y Sergio pueda cumplir sus sueños.
    Seguiré sus andanzas.

    Besos Pili!

    ResponderEliminar
  3. A mí me interesa mucho lo que cuentas, así que ya le he empezado a seguir en Feedly.

    ResponderEliminar
  4. He vinculado a Sergio en el lado derecho del blog, para seguirle la pista de cerca.

    ResponderEliminar