, ,

ESTO ES UNA GALLETA

Estas son unas galletas con dibujitos de Caperucita Roja, probablemente preparadas para una fiesta infantil, es un estilo de galleta que está muy de moda, de hecho aparecen como setas tiendas donde enseñan a prepararlas, venden los artilugios precisos e incluso las preparan de encargo para situaciones concretas.


Creo que son una moda importada del mundo anglosajón que incluso ha conseguido meter en la cocina a las jovencitas que pasan la tarde modelando dulces caprichos. 

Quizás el señor Fabra no tiene hijos pequeños, ni hijas adolescentes, y pasea poco por las calles de Valencia y por eso no sabe lo que son galletas modernas, pero me extraña que no recuerde aquellas María de todalavida, eran sin duda la merienda o desayuno de la mayoría de los peques de su época, o que su infancia fuese tan extraña que nadie en casa hiciese galletas tradicionales, esas gorditas que se usaban para la tarta de ídem.

Quizás el señor Fabra guarda otro recuerdo de su infancia, un poco más triste y doloroso, quizás en su entorno las galletas se daban como caricia, o se repartían con soltura en las broncas del patio, quizás por ello le parece que una agresión que tiene como consecuencia la sordera de la contrincante (también acusada por falta de lesiones) pueda calificarse cariñosamente de galleta

Y por ello quizás piensa que ese no es un motivo para apartar de su cargo público o de las futuras listas a nadie. Señor Fabra porqué no lo piensa mejor y encarga una caja de galletas, tan elegantes como éstas que le propongo, y se la regala a la señorita Elisa Diaz para que endulce su renuncia y convide a su padre, el exalcalde de Alicante, que también debe andar necesitado de un dulce para pasar el trago de la segunda imputación de su sucesora por ¿cómo llamarlo? "cazo", "apaño", "arreglo"...otro caso de corrupción millonario.

10 comentarios :

  1. Lo llames como lo llames no hay galleta que endulce esto

    Besotes cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no hay quien se "trague" según que cosas ¿verdad?

      Eliminar
  2. Comunidad Valenciana, eso es un pozo sin fondo, un agujero negro o como el monstruo de las galletas se come todo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No recuerdas Pili aquello que se decía: !Oye! tu te llamaras María, no?--- No, ¿por qué? --- Pues porque tienes cara de galleta! Pues a ese pájaro Fabra habría q decirle: Oye! tu te llamaras Gastón, no? ¿porqué? porque tienes cara de ladrón! ;-)

    Y sobre la galleta, que decir aparte de que tienes razón, pues q sepa Elisa y Fabra que las galletas son para untarlas en café bien rico y nunca para dejar sorda a ninguna señora. Que no se puede ir por la vida pegando golpes, -que no galletas-, y los violentos no deben nunca ejercer la política, al igual que los corruptos como el. Pero aquí, en este pais, se permite todo.

    Besitos Pili,..te mandare unas ricas pastas de té.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto darling, yo pongo el té (o mejor un escocés)

      Eliminar
  4. Ten en cuenta que con esas gafas oscuras y tan de la moda franquista, una galleta de las de antes es esa que hacían patronos y superiores sobre los subordinados con la mano abierta, con la impunidad completa, con ganas. Pero por favor, vamos a buscar una fórmula para no llamarle señor a este o similares.
    Buen fin de semana, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Induviduo o individua ¿te parece?

      (el Fabra de este cuento es el "otro Fabra" pero más allá del look creo que poco más los diferencia)

      Un beso

      Eliminar
  5. Me pregunto si en la cueva de Ali Babá, habría tanto movimiento, creo que no, que en la Comunidad Valenciana, tenemos más...más ladrones y más chulos, prepotentes y brabucones/as.

    ¡Quié pena penita pena da mi Tierra!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Pues ya va siendo hora de hacer algo, ¿verdad?

      Bienvenida Marinela, un placer

      Eliminar