, , , , , ,

NUEVOS HÉROES DAN @UnPaso_AlFrente

La mayoría de vosotr@s desconoce que el mundo militar es muy cercano a quien escribe estas líneas e incluso quien lo sepa pensará que añade un toque extravagante a quien soy, a lo que pienso o defiendo, pero se equivocaría. 


L@s militares que yo conozco y admiro defienden el marco legal en el que vivimos (dejemos para otro momento la disquisición metafísica sobre la necesidad de un ejército o la idealidad de un mundo en paz) comprometid@s con el servicio público más allá de cumplir un horario, arriesgan su vida (como el personal sanitario, mucho mejor valorado), renuncian a buena parte de sus derechos civiles por ello, y asumen con resignación una suerte de distancia fría de la sociedad a la que sirven.

Gran ejemplo de todo lo que admiro en las personas que conforman las Fuerzas Armadas es Luis Gonzalo Segura, un hombre de uniforme convencido de que la defensa del imperio de la Ley es uno de los compromisos que juró defender y por ello se atrevió a denunciar por los cauces reglamentarios las irregularidades que detectó en el ejercicio de sus funciones.

Pero esto no es Algunos hombres buenos y no se topó con un Tom Cruise en estado de gracia, así que los responsables de algo mucho más mundano que ordenar un Código Rojo no solo se han librado sino que a él le van a aplicar toda la dureza de una ley, que de puro ciega parece ausente.

En su última entrevista en El Intermedio (AQUÍ) nos interpela a tod@s, si callamos ante las irregularidades que presenciamos, estamos prestando nuestro silencio a quienes abusan, o como dijo Martin Luter KIng:

"No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos"

Gracias Luis por este Paso al frente, nos merecemos héroes como tú, quiero pensar que como sociedad estaremos a tu altura.

15 comentarios :

  1. Grandioso artículo que pone de manifiesto cómo de importantes pueden ser las Fuerzas Armadas. Impresionante.

    ResponderEliminar
  2. También yo pensé en esa frase cuando vi sus declaraciones...el silencio de los buenos...hay que denunciar sí o sí...
    Y este hombre ha demostrado tener valor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿y l@s demás?

      me temo que no estemos a la altura de este como de otros retos

      Eliminar
  3. Como en todo oficio o profesión hay de todo y no se puede juzgar(se juzga mucho a partir del prejuicio). Yo también creo en todo lo que dice y estoy de acuerdo con él. Pero vamos, que silencioso no soy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calladit@s no por favor.
      Tenemos la oportunidad de hacer tambien en este espacio, la segunda y definitiva transición, pero me temo que perdermos el momento.

      Eliminar
  4. la conversación con su superior no tiene desperdicio, digna de la mejor película mafiosa. Y el silencio elocuente de los grandes partidos señala a prevaricación en toda regla.
    La verdad que este hombre es muy valiente en denunciar y se merece por parte de todos un grandísimo respeto y apoyo.

    Un fuerte abrazo Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno se sabe intocable...

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Conozco su caso.
    Y creo lo que dice.
    Básicamente lo creo porque yo lo he visto.
    Todo eso y más vi cuando hice la mili.
    Corrupción, alcoholismo y drogadicción.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no reciben apoyos quienes se atreven a dar un paso adelante, poco podrá cambiarse.

      Un beso

      Eliminar
  6. Siempre habrá gente con cojones y garra como este militar que da la cara.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda un gran ejemplo.

      Un beso Antonio

      Eliminar
  7. ¿Nos sorprendemos?,, el estamento militar es un fiel reflejo de nuestro ¿Estado de derecho?, este teniente terminará expulsado del ejercito.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y perderemos una gran oportunidad de adelantar en la trasnparecencia real y en la sujección de todos a la legalidad y el respeto a lo público.

      Saludos

      Eliminar
    2. Sinceramente, puede decirte que muchos jóvenes como Luis Gonzalo Segura, viven con orgullo su uniforme y hacen una labor dura y pocas veces recompensada, por un sueldo mil eurista se juegan la vida e incluso en ocasiones se tienen que comprar los guantes o los chalecos antibalas porque no hay presupuesto.
      Hoy están preparados para enfrentarse a situaciones donde tienen que tragarse las lágrimas (la mayoría incluso tienen carreras universitarias) y pocas veces se les reconoce su trabajo.
      ¡Va mi admiración para esos anónimos de todos los cuerpos de seguridad del estado!!!.
      Un abrazo amiga

      Eliminar