, , ,

¿QUÉ HA PODIDO PASAR? O EL EBOLA ESPAÑOL

Que el ébola es un virus mortal que reside habitualmente en pobres países de África.

Que al no ser negocio, no hay cura.

Que como estamos en crisis, recortamos las ayudas a los países que sufren las epidemias.


Que como estamos en crisis (y no sabemos la diferencia entre valor y precio) desmantelamos el único hospital que contaba con medios y personal para atender enfermedades especialmente peligrosas y contagiosas.

Que cuando las cosas pintan muy mal, todos queremos volver y luchar en casa.

Que cuando se improvisa se asumen riesgos (sobre todo en nombre de otros).

Que cruzar los dedos y elevar la vista al cielo no es un buen modo de prevenir riesgos.

Que sin formación y práctica los protocolos son "poco seguros".

Que si no tienes un plan, es sencillo tener un problema.

Que si no se aplican medidas de aislamiento a la primera sospecha, se multiplica el riesgo.

Que no nos creemos nada de lo que nos dicen, que quien no vé un Jaguar en su garaje no parece la más indicada para asegurar que está todo controlado.

Que nuestr@s polític@s buscarán y encontrarán el/la culpable que precisan para no asumir su responsabilidad.

Que hay una persona contagiada en España y ayer murieron más de 150 en África.

Estas pueden ser o no las respuestas, lo que importa es que Teresa supere la enfermedad y esperar con calma que por una enorme suerte, no haya contagiado a nadie. Y ojalá que el beneficio que asoma tras nuestro occidental pánico permita una cura que salve a l@s condenad@s.

Al final una sola respuesta a la pregunta ¿qué ha podido pasar? que los actos tienen consecuencias, simple.

10 comentarios :

  1. Tras escuchar a muchos responsables políticos, a algún que otro médico con ganas de hacerse un nombre lamiendo el culo a su jefe y a una prensa amiga, me entran ganas de vomitar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un cúmulo de errores por falta de información y formación que es lo más importante...ayer escuchaba a uno tirar la piedra y esconder la mano para no asumir responsabilidades...como siempre y echándole la culpa de todo a la única persona que tiene hoy su vida comprometida...un despropósito total...pero que podemos esperar de estos políticos que tenemos...lo mismo de siempre y la nada...beessooosss

    ResponderEliminar
  3. Creo que de momento ayer la pagaron con el perro y muerto el perro, muerto el ébola. Que digo yo que pudieron hacerle al menos los análisis pero no, para hacer ver que hacen algo, se dedican a lo fácil, a pegar tiros a al aire a ver si alguno acierta. Ana Mato no tiene credibilidad alguna. Su partido tampoco. Mal lo tienen para tranquilizar a la población.

    ResponderEliminar
  4. Estos siguen en su línea, que es hacernos sufrir a todos y encima echarnos la culpa por nuestra mala cabeza. Ahora le ha tocado a la auxiliar, que como si ya no tuviera bastante con ser víctima de sus despropósitos encima tienen la poca vergüenza de señalarla como la mala de la película. Como hacen siempre. ¿Qué se puede esperar de esos seres?

    Los recortes matan cada día y ellos se alegran.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es lo que pasa cuando pones al frente de un ministerio a alguien que no tiene ni idea de lo que va aunque sea un gran sociólogo, político o cuente con un gran enchufe. No sabían el protocolo, los EPIS eran de inadecuados por no decir de risa, aislamiento a base de cinta americana, formación cero para casos de emergencia, ningún seguimiento al equipo que lo trató, y no habrá dimisiones porque ha reconocido que se quito mal el traje.

    ResponderEliminar
  6. No sé qué habría ocurrido si el escenario de este drama se hubiera situado en otra comunidad pero en la de Madrid poco me parece que esté pasando. De los cuatro últimos consejeros de Sanidad dos están imputados y los otros dos no me explico por qué aún no lo están. Por si ayuda a entender lo que pasa.

    ResponderEliminar
  7. En este tipo de enfermedades, el riesgo de contagio cero no existe. Una vez más improvisando que es gerundio. Otra vez los primeros por la cola... Espero que Teresa se cure y los demás estén bien y luego aprendan de los errores.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  8. Crucemos los dedos o no, pero que Teresa supere la enfermedad, que no aparezcan casos de contagio. Que no olvidemos la lección de que los virus no entienden de fronteras y que a Teresa Romero se le está poniendo el suero obtenido de la sangre de la Hnª Paciencia a la que se le negó el que viajara a España porque no era nacional.
    Besos Pilar

    ResponderEliminar
  9. Ya hace algunos días desde que escribí esta entrada, las noticias se han ido sucediendo, y la esperanza parece hacerse un hueco en el futuro de Teresa.

    Mucho deberíamos aprender de esta terrible experiencia y tratar de no olvidarlo.

    ResponderEliminar