, ,

AHÍTA


Empachada, harta, superada, borracha de "tragar" en primera fila de palco el interminable banquete de basura con el que nos alimentan cada día aquell@s que han convertido lo público en su particular pocilga.

Aburrida, cansada, abotargada de soportar con las manos atadas (un año aún de esta condena) cómo se violan palabras, principios e ideas para, disfrazadas de verdades, servir de paños calientes a quienes siguen abusando de tod@s y cada un@ de nosotr@s, de asistir muda al espectáculo indecente en el que la mentira se adueña del escenario.

Agotada de pelear batallas con reglas trucadas, de gritar en las calles abarrotadas, de buscar en la oscuridad alguna luz encendida, alguna esperanza preocupada por lo importante, más allá de las pruebas de limpieza de sangre.

Harta de decirme que hay que ver la realidad con los ojos bien abiertos por feo y asqueroso que sea lo que sucede, porque solo desde el conocimiento se puede decidir correctamente.

Superada de admitir que la vida se rige por la vergüenza descubierta de este o las nuevas felonías de aquella, agotada de escuchar soluciones que no se llevan a cabo porque la fuerza de la mayoría solo se usa para beneficiar a un@s poc@s frente a much@s, siempre l@s mism@s.

Cada día queda más claro que lo único que podemos hacer es reservar las fuerzas, organizarnos y no olvidar cada palabra escupida, euro arrebatado, dependiente abandonado, familia expulsada de su casa, persona pasando hambre, niñ@ viviendo en la pobreza, joven expulsado, futuro arrebatado, vejez atropellada...porque el que olvida se arriesga a repetir.

El reto es conseguirlo sin que tanta basura nos vuelva cínicos, insensibles y aún más egoístas. No es un reto pequeño, pero necesito apostar por un futuro mejor ¿y vosotros?

16 comentarios :

  1. Te entiendo. Y es cierto, hay que apretar los dientes y seguir con los ojos abiertos, porque la realidad es la realidad y darle la espalda y no querer verla es más peligroso todavía. A mí no (creo y espero) me está volviendo más cínica pero, eso sí, siento cómo la "mala leche" va en aumento. Me digo que sentir es bueno, aunque sea así, a lo bruto, como es una; pero me duele porque, a fin de cuentas, estas situaciones acaban siempre, de vez en cuando, con que nos acabe sufriendo quien también sufre (y nos sufre) a nuestro lado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el refuerzo Olvido, se está haciendo eterno.

      Eliminar
  2. Haces una pregunta retórica, hasta los que roban, los que nos estafan, los que se corrompen, todos los malos personajes que hoy están pululando por la sociedad quieren un futuro mejor, sabiendo que este tipo de personajes siempre los vamos a tener, lo que hay que hacer es reducirlos todo lo que se pueda y para ello también hay que trabajar.

    Un abrazo, estoy contigo, yo también estoy hasta los cojones -con perdón-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos consolará saber que somos muchos y no olvidaremos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Mi padre utilizaba esa palabra (en masculino claro) y hacía tiempo que no la oía, aún menos la leía. Me lo has hecho recordar.
    Al margen de ello, comparto tus sensaciones. Esto no hay quien lo aguante! Es muy duro aguantar los telediarios o encender la radio. Tremendo y lo peor, no hay luz al final del tunel, me temo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en mi casa se usaba en la frase "ahíto de tanto parchear y tanto pito" ¿te suena?

      Un saludo

      Eliminar
  4. Pues yo firmaría tus palabras ylas rubricaría. Harto de estar harto como diría Sabina. Parece que nos han matado la ingenuidad. Pero deja algo de tu esfuerzo para relajarte. Al menos que no te roben tu ocio y su disfrute. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la sonrisa de fin de semana.
      Un beso

      Eliminar
  5. Lo poco positivo que veo en todo esto, es que se ha roto definitivamente el "pacto de silencio". Durante bastantes años estos asuntos eran casi silenciados, salvo los escándalos mas notorios. La corrupción de "baja intensidad" ( caso Monago, por ejemplo ) no aparecía reflejada en ninguna parte, aunque todos conocíamos algún caso cercano vía boca-oreja.

    Bienvenida sea la tormenta, tiene que llover mucho para limpiar la plaza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Sí, es desesperante, todo lo que cuentas, excepto que no asistimos mudos "al espectáculo indecente en el que la mentira se adueña del escenario". Gritamos nuestros desacuerdo cada día. La suma de esos desacuerdos acabarán por empujarlos fuera del escenario adonde nunca debieron subir.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gritamos en las calles siempre sordas, hasta perder la voz y demasiadas veces la calma, me temo.

      Eliminar
  7. Por aca es mas facil identificarlos, pues de una pobreza tal, aparecen de un dia para otro se muestran ricos, la prensa complice, calla, los opositores como tienen cola de paja, callan. Por estos lares a los de la Justicia se los eligio por votacion y es logico suponer que ellos son parte del gobierno.
    Todo un asco.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí no es tan sencillo a veces, pero es igual de imposible de tragar que allá, me temo.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Empachado, aburrido, agotado, harto y superado,... me encuentro como tu Pili. Asqueado de ver cada día mas porquería en muchas de las gentes que se confiaba. . No, no hay que olvidar esto y confiar en que los juristas honrados sigan cogiendo mas gentuza, que me da que todavía hay mucha suelta y las metan donde se merecen. Eso si!, que no salgan a los dos meses.
    Pili, yo como tu confío y creo en un futuro mejor. Tiene que existir.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que existir, porque no tenemos otra opción ¿verdad?

      Eliminar