, , , ,

IMPAR Y PRIMO

1, 3 y 5, son impares, primos, casi mágicos tomados de uno en uno y realmente poderosos si los juntas y los buscas en el texto Constitucional, sobre todo tras la reforma pactada por el PSOE y el PP a toda prisa el 23 agosto de 2011, que nos llevó de esto :

(...) Los créditos para satisfacer el pago de intereses y capital de la Deuda Pública del Estado se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de los presupuestos y no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la ley de emisión.

Extracto del antiguo artículo 135 de la Constitución española
 


A esto otro:

Todas las Administraciones Públicas adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria.

El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados Miembros.

(...) Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión. (...)

Extracto del nuevo artículo 135 de la Constitución española

Ahora quienes promovieron la reforma y buscaron el acuerdo parecen haber meditado sobre su actuación y defienden una nueva redacción que deje a salvo de los recortes los hitos básicos del estado social, aquellos que con su quiebra endurecen más, si cabe, la situación de creciente desigualdad que provoca en la sociedad la carencia de un empleo con el que salir adelante.

Me parece bien que Pedro Sánchez de marcha atrás, o algo parecido, aún no he podido leer su propuesta anunciada a toda prisa, como si de una nueva ocurrencia se tratase, una desesperada intención de no perder el tren en el Congreso frente a una Izquierda Plural más conectada con las demandas de la gente, tras saberse muy descolgado en las encuestas frente a un Podemos extraparlamentario todavía.

Lo entiendo, pero me ha llamado la atención la postura de quienes lideraron el proceso en 2011, esa sonrisa que quiere ser enigmática y se queda en bobalicona de quien la impuso “me cueste lo que me cueste” (a él poco, disfrutando de su puesto de honor en el Consejo de Estado), la confesión de un Valeriano Gómez que se sintió incómodo votando a favor y en contra por disciplina de partido, y sobre todo las declaraciones de Rubalcaba a quien no le duelen prendas afirmar “Y si yo hubiera dicho que no a la reforma, el grupo parlamentario me hubiera podido seguir y Zapatero habría tenido que dimitir. Yo sabía que no podía hacerlo y creo que él también

A ninguno le parece extraño reconocer que pusieron al partido por delante de las personas, y aquí estamos.

6 comentarios :

  1. Veo mucho PRIMO..por la zona de políticos..y nos tragamos todo..un besazo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  2. Hace unos días participé en unas jornadas promovidas por la UNIVERSIDAD DE GRANADA (UGR) tituladas "Es necesaria la Reforma Constitucional en España?, manifestaron que la pregunta era retórica, los ponentes me dejaron claro dos cosas, que derechos fundamentales que creía que lo eran, no lo son, y que nuestra Constitución hay que cambiarla desde el artículo 1 hasta los anexos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Sí recuerdo que la prensa se hizo eco de esa enmienda y el revuelo que armó. No era para menos. Era poner los mercados por delante de las personas y así seguimos(ese "gozará de prioridad absoluta" ya dice que la prioridad es el pago y no lo otro) . Lo de pagar lo que se debe está muy bien. Menos cuando eso cuesta personas. En fín, para según qué cosas no les cuesta nada cambiar o enmendar. Benditas encuestas que les ponen nerviosos. Parecen incluso peores que las manifestaciones.

    ResponderEliminar
  4. Para atrás como los cangrejos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La política, que es el mecanismo para cambiar la realidad, se ha convertido en el refugio de mediocres y "síbuanas". Más allá del "sí, buana" no hay vida.

    ResponderEliminar
  6. La economía es dificilmente una ciencia, pero no es la fuerza que mueve el mundo, eso somos nosotros, siempre, incluso cuando nos dejamos llevar.

    Besos

    ResponderEliminar