, , , ,

LA POLÍTICA HA MUERTO, VIVA LA ECONOMÍA

Me sentí un poco radical de más escribiendo hace unos días que la economía se había rendido a la política, al reflexionar cómo las reacciones contra Podemos han encontrado dónde morder en su borrador de propuesta económica, no porque no estén de acuerdo en que la deuda nos ahoga o que el modelo alemán impuesto desde la UE con el euro como arma solo genera paro y desigualdad, no porque no estén de acuerdo en que es preciso recuperar los ingresos que se “escapan” por el fraude fiscal, no porque no coincidan en que es inhumano e intolerable que las personas pasen hambre, no porque les parezca tirar el dinero invertir en I+D…sino porque no les salen las cuentas y punto. 



Pero la realidad no deja de demostrarme que por muy burra que me ponga, hay quienes lo son mucho más, y como ejemplo el artífice de algunos de los avances sociales más importantes de las últimas décadas, el Presidente que aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo, una regulación respetuosa con las mujeres sobre el aborto, un sistema para dotar a las personas en situación de dependencia de los apoyos que precisan, el mismo que un día vino de Bruselas y nos vendió a los mercados, Jose Luis Rodríguez Zapatero afirma que “Los límites de la actividad política están en la economía” 

Y abunda en ello “Un programa político con una fuerte carga idealista puede ser llevado a la práctica en la mayoría de sus objetivos si las circunstancias son favorables” y remacha “hay que diferenciar entre aquello que depende estrictamente de la voluntad de un gobierno y aquello que depende de variables como las económicas”. 

Así pues, la política ha muerto, lástima que la RAE acabe de sacar un nuevo diccionario, a su definición de política como "Arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados”, habrá que incorporar “siempre que la economía se lo permita”  Y menos mal que Platón ya no va a enterarse de que política es el arte de gobernar a los hombres con su consentimiento siempre que la economía lo consienta.


Quienes no estén de acuerdo tienen otras opciones, porque quedan loc@s que piensan que merece la pena defender a las personas frente a los intereses económicos, a los individuos frente a las corporaciones y aún más, gentes que creen que la política es el modo de cambiar la realidad, el vehículo del cambio necesario, ese que se procupa más de alcanzar sus metas que de no rayar el suelo a su paso.

8 comentarios :

  1. Hace años que sabemos que "ellos" se han rendido a la economía. Al pueblo le da igual. Y más cuando a ellos la economía les va bien con casas de hasta cinco millones de euros(Rajoy, Felipe, Zapatero) y el pueblo se queda sin la suya. Entiendo la decepción pero vemos que es así. Rendidos del todo al poder del dinero están. Besos

    ResponderEliminar
  2. A la vista está que la reina es la economía, la macro, la que manejan unos pocos para beneficio de su propio grupo. ¿En qué se diferencia esto con la estructura medieval? ¿Será posible que estemos caminando hacia atrás?
    ¡Qué triste realidad!

    ResponderEliminar
  3. Soy uno de esos locos a los que te refieres en tu último párrafo.

    Lo que más me duele de todo lo que está pasando es que ya no conozco a ese partido socialista en el que milité durante años, hoy no perdería ni un segundo en un partido que se confunde con la derecha y está entregado a la economía dominante que no es otra que la que favorece a las grandes fortunas y corporaciones.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El dinero hace estragos. El dinero ha hecho que políticos q pensarían eran honestos han visto como se transformaban en ladrones. Se han olvidado de la política, la han desterrado y se han dedicado al saqueo, al ladronicio, a lucrarse. Por eso Pili, la política actualmente no existe. la han remplazado por la economía. La gran diferencia esta que mientras la economía esta muy bien para esos políticos ladrones, para los demás mortales esta caótica.

    Un beso Pili, siento ser tan negativo.

    ResponderEliminar
  5. En el bipartidismo uno de ellos engulle al otro a través de la economía

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. sabes, soy de letras puras, así que a mí los números no me suelen salir nunca...
    yo después de tanto análisis al programa económico de podemos, me pregunto para cuando un análisis del programa económico de los demás, porque entre tú y yo, pa'mí que en los tiempos que corren, los números no le van a salir a nadie...
    besos

    ResponderEliminar
  7. Nos hemos dejado avasallar por el pragmatismo.
    En 1992, en la campaña de Bill Clinton se acuñó el eslogan "Es la econmomía, estúpido" y ya se ve como algo normal la supremacía de la economía sobre la política. Más, en tiempos tan lamentables como estos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Loc@s, valientes, personas con ganas de vivir aunque duela, no os dejeis rendir, la victoria será costosa, pero será o ya no merecerá la pena seguir adelante.

    Un beso a tod@s

    ResponderEliminar