, , , , , ,

Del mitin al discurso

No es crisis es estafa
Llevamos una larga temporada buscando algo en lo que depositar parte de nuestras esperanzas, huérfanos de una socialdemocracia que nos entregó cobardemente a unos mercados que parecieron dóciles mientras encontraron oposición y se levantaron con hambre atrasada en cuanto la ocasión se lo permitió, asistimos preocupados al ascenso de una derecha que encontró la excusa perfecta para volver a llevar el agua a su molino desmontando el aún tambaleante estado del bienestar con el que creíamos ser incluso europeos.

En este duro camino hemos descubierto que podemos volver a las calles, que seguimos siendo más los que creemos que el desarrollo asimétrico no es sino una forma moderna(?) de esclavizar a quienes no son necesarios para el papel que nos ha tocado en este nuevo reparto, y que no es otro que el del grupo de la alegre pandereta que vende su sol y su gracia a quienes venidos del austero norte se llevan el talento que entre todos hemos contribuido a formar.

Hay un amigo siempre
de los más ricos
a esos les llevan agua
y cordericos.

También les llevan hombres
de los baldíos
que con el agua cerca
se van del sitio.



Es muy duro que esta canción del maestro Labordeta, siga estando viva, porque a ellos a los más ricos se les sigue llevando todo, agua, los hombres, los cordericos...


La desigualdad crece sin tasa en la España de Rajoy
Llevamos tres años resistiendo este gobierno del PP que nos vende lo bien que le va a sus amigos, mientras España alcanza cotas de desigualdad que jamás hubiésemos soñado y asiste noqueada al espectáculo asqueroso de la corrupción de sus políticos, empeñados en decir que fueron otros, que ya son buenos, que no va con ellos, y cada encuesta supone un golpe frío sobre la esperanza de recuperar un futuro digno para nuestros hijos.

El PSOE aún no ha entendido que debe cambiar para volver a ser, que su tibieza ante los poderosos, con los que tan cómodamente se ha codeado, intercambiando figuras y cromos, lo iguala con la derecha, haciéndolo responsable de tanto como ahora nos ha caído encima, como si hubiésemos sido nosotr@s quienes hubieramos asaltado las sólidas cajas fuertes de los bancos.

Mientras se debate en luchas intestinas entre imagen y aparato, cada día están más lejos de conectar con una mayoría que sigue sin entender cómo nadie ha perdido perdón y se ha ido a casa, cómo se puede pretender ser alternativa cuando siguen siendo los de siempre y se les percibe más preocupados de perder su posición de principal partido de la oposición que de solucionar los problemas de la gente.

Y entre unos y otros, entre el PP y el PSOE, ambos aferrados a un sistema que ha entrado en caída libre aparece PODEMOS, un grupo que ha recogido el espíritu del 15M y trata de estructurarse para alcanzar el gobierno, sabiendo que estos meses que nos quedan van a ser muy duros, quizás demasiado.

Amenazados por la idea de que son como esos alegres globos de helio que se alzan orgullosos sobre las cabezas de todos en la feria, pero que poco a poco van perdiendo vigor, lustre y una noche definitivamente caen del techo y se quedan en el suelo convertidos en un amasijo de arrugado papel de plata.

A Podemos se le va a echar encima todo lo que se encuentre sea o no cierto, al fin y al cabo manipular vende periódicos, con el objetivo de desprestigiar a cada uno o cada una de l@s que se atrevan a dar un paso adelante, se les atacará con razones y argumentos y mucho más con miedo y amenazas poco veladas, pero no deberían sorprenderse de ello, esto es la política y no, no es limpia.

Ahora les toca a ellos, superarse, abandonar modos y maneras de tertuliano estrella y asumir que su palabra es la de alguien que se presentará a las elecciones para presidir España, y eso requiere sentarse bien en la silla, no caer en las trampas burdas de "fantoches" como Inda, y responder con calma, con argumentos, con solidez. 

Pablo Iglesias debe estudiar con detalle su intervención del sábado en La Sexta Noche, una primera parte sucia, zafia, nerviosa, chillona y una segunda en la que su discurso se elevó y nos permitió pensar que quizás, quizás podemos. O dicho de otro modo, Pablo Iglesias debe pasar del mitin a discurso porque en los primeros te arropan los tuyos, en los segundos, se ganan los votos de quienes no buscan un líder a quien seguir ciegamente, sino una alternativa.

9 comentarios :

  1. Si "podemos" se mete en esa harina de mierda en la que otros partidos se mueven tan bien, veremos entonces a más de lo mismo, Podemos debe hablar de política, ellos saben y nosotros también que les va a llover mucho, pero si, como dicen son gente honesta, nada tendrán que temer.

    Con el resultado de Grecia, ya solo queda esperar que "OTRA POLÍTICA ES POSIBLE".

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que están verdes, pero cada día que se equivocan, dan un paso atrás y enfrente solo está el PP.

      Crucemos los dedos

      Eliminar
  2. Mi jefe siempre dice. "Cuando traigas un problema a una reunión, también ten pensada una posible solución, porque eso habla de que estás inmerso en el problema y le estás buscando una posible solución"...aquí lo que hace falta son soluciones que nos hagan salir del atolladero.... y por ahora eso no se lo veo a ninguna de las propuestas....porque algunos son más de lo mismo y otros todavía no han definido nada, son solo ideas....buenas...pero solo ideas....besoooosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienen soluciones, pero deben centrarse en explicarlas.

      Besos guapísima

      Eliminar
  3. Yo miro, observo... y les doy tiempo.
    Con prisas, no vamos a ningún lado.
    tiempo al tiempo, que lo tienen y nuestra confianza por el momento, también.
    Ahora a dejarlos libres de movimientos y a demostrar lo que en este tablero van a jugarse.
    Besos con esperanzas de alternativa.
    Ya iremos viendo, pasito a pasito, ya que tanto Grecia como Roma, no se hicieron en un día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paso a paso, pero por favor, sin traspiés televisados....

      Un beso

      Eliminar
    2. Les van a poner muchísimas zancadillas...
      pero tontos no somos..

      Otro.
      Y aquí te dejo el Ouzo, guapísima.

      Eliminar
  4. Tienes razón, como siempre, en cuanto dices pero hay una cuestión que me preocupa: se diría que seguimos esperando que "alguien" -ahora Podemos- venga a resolvernos los problemas. Los problemas son nuestros y si no nos arremangamos difícilmente tendrán solución. El quid de la cuestión es que no sé cómo empezar a arremangarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te arremangas mucho corres el riesgo de enfriarte, espera que va veremos dónde hay que poner la mano.

      Un beso

      Eliminar