,

Pelillos a la mar

Mapa de paraíso fiscal

Ganas (no me cuentes cómo) un pastizal, lo escondes en un paraíso, que parece difícil pero no debe serlo si tienes buenos amigos (y ya se sabe a los ricos todo son amigos), tienes la mala suerte que te pillan, (no todo claro, porque no eres tonto y diversificas también tus tesorillos), pagas discretamente una multilla y a seguir trincando, perdón trabajando para mayor gloria de los tuy@s. 

3 comentarios :

  1. ¿Trincar?, te voy a poner una querella.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Y siempre te queda el recurso de echarle la culpa de tu comportamiento a las malas compañías. :)

    ResponderEliminar
  3. Como encuentro a faltar a Robespierre.

    Besos.

    ResponderEliminar