, , , , , , ,

Mientras sea preciso

Concettina


La imagen que luce en esta entrada, dedicada a las mujeres, en este Día que ojalá dejemos de celebrar alguna vez o se convierta en un día de recuerdo y reconocimiento a todas las que lo hicieron posible, es un regalo de Concettina a la que conocéis de algunos comentarios, me la envió a raíz de una reflexión sobre la propuesta de Clásicas y Modernas que subí hace unos días, y me ha encantado, tanto por la belleza, nunca reñida con la lucha, como por la selección de la frase de Virginia Woolf.

No quiero extenderme en los motivos por los que hoy 8 de marzo es un día de reivindicación; las diferencias salariales y empleo, los datos de violencia, la amenaza de merma de derechos largamente peleados, la falta de expectativas que, como la pobreza, amenazan aún más a las mujeres, son noticia todo el año y más en este mes de marzo, que poco a poco se ha ido tiñendo de morado, la igualdad sigue estando muy lejos, aun en este privilegiado lugar del mundo en el que vivimos. Nos sobran los motivos, que diría el maestro Sabina.

Este año quisiera proponeros algo sencillo, mantener los ojos abiertos a la presencia de mujeres en vuestra vida diaria, ser conscientes de la falta de equilibrio entre hombres y mujeres en todos los aspectos de la misma, desde el o la periodista que os informa, el o la dependienta que os sirve el pan, el o la médico que os atiende, el o la profesora que pelea con/por vuestr@s hij@s, el o la amiga que mantiene la conversación en una cena, el o la directora de la película que vas a ver, el o la autora el libro que descansa en la mesilla...y si tienes la sensación de que la situación no es muy equilibrada, ponle remedio, está en tu mano.

Las grandes luchas serán debidamente publicitadas, esas pequeñas batallas que os propongo allanarán el camino, seguro.

Felicidades a todas y a todos los que estáis a nuestro lado, entre tod@s la igualdad será posible. 

14 comentarios :

  1. Al andar se hace camino.
    Felicidades hoy y siempre.

    ResponderEliminar
  2. Las leyes nos van igualando pero la realidad está llena de carencias...
    Un abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  3. Y que todos los años tengamos que escribir sobre lo mismo...

    Que así sea.
    2 besos, de igual intensidad.

    ResponderEliminar
  4. Más que celebración, yo tomo este día como reflexión. Tenemos tantos derechos y oportunidades insatisfechas que, este día debe enfocarse en crear conciencia en todo aquel que no lo comprenda.
    Un abrazo Pilar.

    ResponderEliminar
  5. Si hay un día para reivindicar es porque hay una carencia. Como personas tenemos los mismos derechos; Tod@s, pero la mentalidad de muchos hombres no está educada para eso, aún hoy en las universidades se cuentan chistes machistas y ellas lo dan por hecho, no todas, claro, pero a cada adelanto hay un retroceso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Por nosotras, hoy y todos los días...beeesssooossss

    ResponderEliminar
  7. Mientras tengáis al enemigo en casa, se darán pasos adelante y otros tantos hacia atrás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Aún lo sigue siendo...

    Feliz día, guapísima.

    ResponderEliminar
  9. Muy buen consejo Pilar!. El conjunto de la sociedad si quiere es lo único que puede cambiar las cosas o en todo caso dar un gran impulso al avance de los derechos de todas las personas.

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Hace tiempo que estoy atento a esos temas. Pero hay que extenderlos. Creo que los que te leemos estamos en el mismo barco. El problema como ya sabes esta en los que ocasionan todos esos problemas que comentas. Besos

    ResponderEliminar
  11. cuanta razón tienes... el mundo no podemos cambiarlo... pero si podemos cambiar nuestro pequeño mundo, poquito a poco, con detalles pequeños... en ello estamos y en ello seguiremos...
    besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Esperemos que un día esa igualdad sea para todos.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  13. Podríamos poner muchos remedios, creo que los pequeños retos de cada uno harían una gran bola de nieve inmensa de cambios.
    Pero para eso, todavía hay que cambiar muchas mentes, y dejar atrás demasiados prejuicios.
    Personalmente me gusta ser mujer, que puedo decir.. si cada uno, evoluciona y es consciente de los equilibrios que faltan a su alrededor, tal vez, mejoremos en mundo, a muchos niveles.
    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar