,

Perdiendo aire

Globos de helio
Los globos de helio son casi mágicos, se elevan hacia el cielo tironeando de la cuerda, casi luchando por escapar, por ir siempre más allá. Recuerdo la tensión cuando recién comprados los llevas de la mano y disfrutar mirándolos pugnar por abrirse paso en el techo de la habitación la primea noche.

Pero son globos y poco a poco van perdiendo el helio y dejan de pelear por subir, pierden la tersura de su superficie, ya no lucen brillantes, no pelean por escapar, poco a poco van dejándose atrapar por la gravedad y acaban arrugados, perdidos en una esquina de la habitación, flor de apenas un par de días.

¿son las ilusiones globos de helio?

11 comentarios :

  1. las ilusiones no pierden aire, lo que pasa es que tenemos ser más realistas a ciertas expectativas políticas y estar atento al "gracioso" de turno que se pirra por pinchar el globo :-)

    Un fuerte abrazo Pilar!

    ResponderEliminar
  2. Nosotros somos mas bien esos globos. Cada vez mas deshinchados de impulso para reinventar la ilusión. Claro que a veces nos podemos encontrar con algo que suministre elio. O alguien.

    ResponderEliminar
  3. No sé, yo hace tiempo que no tengo ilusiones, y los únicos globos los pillo el viernes noche cuando voy al universo de los corazones desahuciados y allí bailamos música de muertos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. De vez en cuando hay que inyectar algo más de helio, si es que queda algo a mano. El caucho es una materia maravillosa, siempre se puede parchear un poco más, y sacarle mas rendimiento.

    Mientras quede un latido, hay esperanza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡ay amiga! a veces hay que soplar y soplar... Ya sabes p'trás sólo pa agarrar impulso.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  6. Divertida y muy buena metáfora, que nada sirve para siempre que necesita mantenimiento, en este caso una buena dosis de helio de vez en cuando.
    Besos Pilar

    ResponderEliminar
  7. Los seres humanos no somos globos de helio, los hombres y mujeres no somos objetos inanimados, tenemos la capacidad de influir sobre nuestra vida no todo nos viene impuesto de manera inexorable, las ilusiones hay que trabajárselas, como hay que trabajase la libertad, el amor, la justicia… en definitiva hay que trabajarse la vida. Lo que sucede es que muchas veces el trabajo resulta ser demasiado duro para hacerle frente en solitario, resulta mucho más fácil cuando se hace en compañía de otr@s, cuando se comparte, cuando se socializa la vida.

    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  8. Decía Calderón, el de la Barca, lo siguiente sobre la ilusión:

    "Yo sueño que estoy aquí
    destas prisiones cargado,
    y soñé que en otro estado
    más lisonjero me vi.
    ¿Qué es la vida? Un frenesí.
    ¿Qué es la vida? Una ilusión,
    una sombra, una ficción,
    y el mayor bien es pequeño:
    que toda la vida es sueño,
    y los sueños, sueños son".

    Pues eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Como decía Joseph Joubert : " Les illusions viennent du ciel, et les erreurs viennent de nous".
    Hay que currárselas!!
    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
  10. Somos nosotros los que perdemos la esperanza de huir de los politicos que nos friegan la vida.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Que los globos se vayan lo alto que quieran, pero que las ilusiones y sueños se queden con nosotros. Yo al menos estos, no quiero que vuelen con ningún globo.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar