, , , , ,

La mariposa que asustó al banquero

El banquero asustado, la mariposa valiente

La comparecencia de Draghi ayer, a pesar de su tono monocorde, hubiera sido muy replicada en todos los medios, porque afirmó que la recuperación en España es una realidad éxitosa, que se han creado medio millón de empleos, pero (siempre hay un pero) es necesario romper la dualidad entre empleo fijo (sueldos decentes y derechos consolidados) y temporal (a raticos, por casi nada y en muda obediencia) mediante, cómo no, otra vuelta de tuerca a la bota malaya reforma laboral.

Así el PP hubiera tenido una noticia económica que oponer al nuevo escándalo de Rato y la oposición hubiera vuelto a intentar explicar que ese empleo que se está creando debería ser motivo de vergüenza ya que lejos de garantizar una vida digna afianza el cambio de paradigma, la estabilización de un nuevo sistema que se basa en el desequilibrio. (como hizo magníficamente Gustavo García, representante de la Asociación Estatal de DIrectoras y Gerentes de Servicios Sociales en su intervención en el Intermedio, donde acudió a presentar el Informe sobre el estado social de la nación de 2015, un demoledor y exacto informe sobre la realidad que no quieren que conozcas)

Pero una chica, ágil como un ninja, se subió al altar del Banco Central Europeo y roció a Draghi de confetti. Quizás celebraba, otra vez la Sentencia favorable a los trabajadores de Coca-Cola

7 comentarios :

  1. Bueno, dentro de lo malo Draghi no es lo peor que le ha pasado a Europa. La Merkel me da más miedo. Pero esta nota de color de la mariposa me ha hecho sonreír. Se necesitan más insectos primaverales de estos por esas zonas tan oscuras de la política que se asemejan a Invernalia. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Las mariposas son bellas, lo triste son los mariposones bancarios.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¿que quieres que diga?, ya lo defino en el título de mi blog "ya podemos decir que vivimos como dios", ¿es mentira?, lo dicen los medios.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No soy una entusiasta de las femen pero me parecen muy bien este tipo de protestas incruentas. Aunque, a decir verdad, lo que más me ha gustado es la cara de espanto de Draghi. Eso, y mucho más, va incluido en su sueldo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Je, je. Yo también coincido en que la expresión de pánico de Draghi era impagable.
    ¡¡ Bien por la muchacha !!.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Asustar a un banquero. Que sensación más agradable.

    ResponderEliminar
  7. Hasta las mariposas saben a quién tienen que asustar.
    Cariños y buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar