, , ,

¿Morado o Naranja? ¿Cambio o Recambio? ¿Podemos o Ciudadanos?


En los líquidos tiempos que vivimos una semana puede ser un mundo y lo que hoy das por seguro convertirse en recuerdo sepia llegado el viernes, nada parece sólido, ni siquiera nuestras propias opiniones, nuestras decisiones parecen depender de cada brisa o roce de sol, y así hemos pasado de debatirnos entre papá y mamá (versión PP y PSOE) a buscar una espalda en la que colgar la mochila de nuestro futuro, una mochila cargada de miedo, de rabia, de frustración y con apenas unas gotas de esperanza en que lo peor se haya quedado atrás.

Y apostamos por los de morado, los de los círculos, evolución natural o estudiada de las plazas que nos conmovieron en su momento, el discurso del NO, peleaba por ser algo más y "los mandamos a Bruselas".

Se organizaron, se fundaron y empezaron a recibir, demasiado inocentes para un sistema que dispara con pólvora del Rey no siempre salieron bien librados, han mantenido su peso en los medios, pero han pasado de ser presentados como la iniciativa novedosa, joven y fresca que quiere hacer otra cosa a vivir enquistados en un eterno debate sobre su falta de pureza y la defensa de Venezuela.

Y así las cosas, el sistema consciente de sus problemas y capaz de generar respuesta, si cuenta con tiempo para ello, ha alumbrado la transformación en nacional de un partido nacionalista catalán (nacionalista español en Cataluña) , en un partido nacional, dispuesto a ser el otro del nuevo par, y de nuevo los medios encantados de la novedad se han volcado en espacio y tiempo para mostrarlos.

Ahora  puedes elegir entre Podemos y Ciudadanos, o como plantea la encuesta del Huffingtonpost (de 14 de febrero, pero aún activa) dejarte seducir por Pablo o por Albert.

¿será una cuestión de imagen?
 
¿es este un voto aspiracional?

¿quiero que me seduzca alguien?

8 comentarios :

  1. Cuando trabajaba, decía que quería tener jefes que solucionaran problemas y dieran soluciones, nada de tíos Jiji o jaja que querían ser amigos; lo mismo digo con estos nuevos partidos, quiero a gente que encuentre soluciones a los problemas endémicos de España y que sea capaz de aplicarlos; viendo como están evolucionando me temo que no van a tener posibilidades para hacer mucho y la ciudadanía no está por la labor de apretar a los que gobiernan, ¿será verdad que ya empezamos a ver la luz en el túnel?, ¡¡que crédulos somos!!.

    ResponderEliminar
  2. Si la cosa se queda en que te seduzcan y luego hagan lo que quieran prefiero que no. No sé cuantos desengaños puede aguantar el electorado español antes de que se vuelva apolítico(mal iríamos). Si quieren seducir que lo hagan pero que luego mantengan la relación estable y con detalles ocasionales para que no se nos marchite el amor.

    ResponderEliminar
  3. Dudo que me seduzca Albert y sus "ciudadanos". No he seguido demasiado atentamente su discurso fuera de Cataluña y como lo han modulado. Pero a nivel catalán, no han aportado gran cosa, salvo que cuando se constituyeron en grupo parlamentario, acabaron a bofetadas entre ellos, ¡¡ por el uso del coche oficial que les correspondía !!.

    Nada nuevo, son mas de lo mismo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que cada cual optará por quien le presente un programa lo más afín a sus creencias políticas, a su modo de ver la vida. Quien se sienta conservador tiene una opción claramente de derecha pero menos asilvestrada que el PP, una derecha civilizada y un poco culta. Quien se sienta de izquierda, ¡Ay, quien se sienta de izquierda! Ahí hay para elegir: IU, PSOE y, quizá, Podemos. Si, finalmente, éste partido se define como tal.

    ResponderEliminar
  5. Cuando daño nos han hecho la mala política a los ciudadanos, la duda y desconfianza es mucha.
    Después de las opiniones razonadas de mis compañeros de opinión, poco más que decir, se me ocurre un chascarrillo ... perdón por la ordinariez.
    "Prometer hasta meter, después de haber metido ... nada de nada de lo prometido".
    Saludos !!!
    Concettina

    ResponderEliminar
  6. Yo ya me decanto por cualquiera, menos por el PP.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  7. Siempre he pensado que hay que dar paso a la juventud, están mejor preparados para el tiempo que les tocará vivir, lo malo es cuando no aprendemos nada de la historia. Es tan fácil decir pero hacer es otro cantar. En fin, que lo que decida la mayoría sea para bien.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  8. Ya arreglé los papeles para votar, y cada vez lo está poniendo más difícil este PP para votar desde el extranjero... pero, mi voto te puedo asegurar que no será para Rita ni ningún PPSOE.
    Bss, linda.

    ResponderEliminar