, , , , , ,

No hay tanta diferencia entre Rodrigo Rato y Chabelita Pantoja

Rato celebra la estafa de Bankia
Anoche cuando me acostaba dos palabras pugnaban por el honor de convertirse en TT. La primera era Rato, el ex vicepresidente del Gobierno de Aznar, el artífice del milagro económico del PP ese gigante con pies de barro que nos hizo sentirnos ricos mientas nos atrapaba en las cadenas del préstamo hipotecario, el expresidente que abandonó el FMI antes de tiempo para calentarse los dedos en la banca de inversión antes de llevar a Bankia al desastre.

Chabelita Pantoja
El otro era Chavelita, la hija adoptiva de la Pantoja,  la tonadillera que se hizo famosa enviudando casi en directo de un torero y que abandonó el luto de la viuda de Espña para pasearse por el Rocío enamorada de un Alcalde corrupto y que hoy pena sus pecados fiscales en una cárcel de mujeres.

A Rato fue a visitarle la policía, no por el abuso de las tarjetas black, o por el fraude de las preferentes, ni siquiera por la estafa de la salida a bolsa de Bankia; buscaban documentación sobre el fraude fiscal y la evasión de capitales que quiso maquillar en la amnistía fiscal organizada por Montoro, siempre disciplinado aprendiz de brujo.

Cientos de fotógrafos pendientes de la foto de Rato detenido debieron conformarse con la mano en su cuello del policía que lo escolta ya que ni siquiera lucía en las muñecas prueba alguna de su detención. Quizás porque no la hubo y todo se redujo a un paseo hasta su despacho y vuelta a casa en elegante berlina.

"Detienen a Rato, por un rato"


Chabelita por su parte fue arrojada a las aguas que rodean su nuevo plató, la isla de los supervivientes famosillos que pagan con hambre y suciedad el derecho a seguir viviendo del cuento en el paralelo mundo que creó para nosotros Vasile en su Telecirco.

Sería fácil, incluso tranquilizador, pensar que España se divide en personas pendientes de la política, implicados en el devenir de su futuro y el de su sociedad, y gentes abducidas por el mago del Sálvame de 24 horas.

Pero no es tan simple, ambos grupos están igualmente atrapados por una rueda de espectáculo televisivo amplificada por las redes sociales, entretenimiento para que pasen los días. Rato fue paseado sin riesgo, sometido a una vergüenza pública que en nada toca su realidad, él no vive, nunca lo ha hecho, en el mundo donde la gente sufre por no llegar a fin de mes y se traga el orgullo para poder pagar la luz, y la niña/madre Chabelita cobrará por su papel más de lo que quiero ni siquiera pensar.

Mientras un@s nos sentimos por un instantes felices, saciados, satisfechos en nuestra sana sed de justicia, otr@s disfrutaron viendo desposeída a quien siempre lo ha tenido todo; igualmente quietos frente a las pantallas, un día más.

Lo más triste es que ni siquiera esta estrategia es nueva, ya lo hicieron en su día los romanos y eran más generosos, junto al circo ellos también daban pan al pueblo.


Pan y circo, hoy como ayer


9 comentarios :

  1. Yo creo en esa sociedad llamada del 1/3. 1/3 está enganchada a Tele5, otro 1/3 esta con los debates políticos marrulleros y el otro 1/3 no se entera de na al no estar ni con uno ni con otro, esta es la España actual.

    Un abrazo y tomate el tiempo con tranquilidad, te va a durar lo mismo y lo mejor es alargarlo en tanto se pueda pensar.

    ResponderEliminar
  2. Ahora también tenemos ex-políticos corruptos sumados a los que están en ativo. Esta historia no es nueva. Sobre lo de Tele Cinco no puedo opinar porque ya me he perdido tantos episodios de esas sagas televisivas que ni siquiera reconozco a los personajes. Aún así seguro que también hay gente comentando alternativas a esos dos. Lo que ocurre es que son minoritarias.
    De momento disfruta de este primaveral Sábado.

    ResponderEliminar
  3. Por estos lares un pariente del Fiscal General, se robo una millonada y la justicia lo esta "investigando", pero a cualquier hijo de vecino que se roba una porqueria la justicia lo mete a la carcel.
    Es la ley de Arteaga, el que caga, caga.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo : a ambos los han echado a los leones.

    Si lo de Rato es una maniobra del Partido Particular para soltar lastre y limpiar su imagen, se han equivocado de medio a medio, las gradas piden mas sangre. ¿ Quién será el siguiente, el "tito" Jose Mari y su "entorno" ?.

    Un beso, y buen fin de semana.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que bueno, no lo había visto así.
    Y el pueblo entretenido a un mescde las elecciones.

    ResponderEliminar
  6. Últimamente pienso que esto se arreglaría antes y más eficazmente si cerrara Tele 5 que si ganara un partido solvente o, dicho de otra manera, aquí no ganará un partido solvente y "esto" no tendrá arreglo mientras la mitad de la población se siente frente al televisor a reír las gracias a una panda de zánganos mal educados e ignorantes.
    En cuanto a Rato, me da a mi que estamos ante una maniobra de distracción pero esa manita en la nuca tiene algo de justicia poética. Solo poética porque sigue siendo titular de su dinerito.

    ResponderEliminar
  7. Que chorro de mangantes y sinvergüenzas

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  8. Curiosa asociación la tuya entre Rato-Chavelita, entiendo que la misma con la que bautizaste a tu blog como "abalorios" ¿el que llevas en sobre tu cabeza? Muy elegante, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sobra un "en", aunque tú bien lo mereces.

      Eliminar