, ,

Volver

Cambio
Esperando los programas electorales, sigo con atención las declaraciones de l@s candidat@s de muchos partidos y comienzo a detectar un rumor que se repite; la promesa de volver a un pasado que como cantaba Gardel no es hoy más que un recuerdo.

Claro que debemos recuperar los derechos perdidos vendidos, no podemos seguir tolerando la subasta por despiece de este estado de social venido a mercadillo de saldos, pero eso no debería significar volver.

Nuestro mundo, alimentado por las vacas gordas del ladrillo y la especulación financiera, no era perfecto, ni el número de profesores aseguraba unos resultados académicos dignos de cuadro de honor, ni el de médicos la desaparición de los colapsos en urgencias, o de las listas de espera, tampoco el empleo permitía a tod@s una vida digna, por no hablar de una vivienda…

Crisis/Oportunidad
Si la promesa que encierra el cambio, sea tranquilo, radical, caduco o liberal es volver,  estos años no nos habrán servido de nada y demostraremos que una vez más no hemos sido capaces de atrapar la oportunidad que se esconde en el reverso de la crisis.

Cambiar las prioridades, poner a los ciudadanos en el centro del debate, diseñar nuevas estrategias de crecimiento y desarrollo que nos permitan un futuro más allá del turismo o el ladrillo (sectores en los que Rajoy ha creado el precario empleo del que presume e innovar en el modo de gestionar lo público (siempre limitado) suena complicado, difícil de resumir en un titular de esos que gustan a la prensa y nos ahorran pensar, pero quien responda a todo con volver, con gastar más y más, se nos engaña, seguro, ya lo decía Heráclito “Nadie puede bañarse dos veces en el mismo río” y era un sabio, claro que griego.

4 comentarios :

  1. Me temo que vamos por el mismo camino.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues la clave está en lo de frotarse las manos viendo que la construcción se está reactivando. Cualquier político en este país es cortoplacista. Si hay resultados ahora se centran en defender ese presente sin pensar en lo que nos pueda caer detrás. Siempre es pan para hoy y hambre para mañana. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Aquí, en el País Vasco el paro sigue creciendo empeñados como están en realzar la empresa y la industria... está costando, pero volver a la burbuja ¿no es caer en la misma trampa? Los políticos siguen pensando que hablan a unos desmemoriados que con decirles que las cosas ahora van bien se las acabarán creyendo aunque en sus casas no tengan para comer. Solo por esa falta de respeto al ciudadano merecían cero votos para que se queden en sus casas de una vez y dejen el paso a las nuevas generaciones.
    Besos Pilar

    ResponderEliminar
  4. De los partidos "clásicos" no espero ningún replanteamiento positivo, ni propósito de enmienda alguno.
    Para ellos, solo tenemos la consideración de "subditos", tontos útiles que cada cuatro años les votan, y sufragan sus privilegios.

    Un beso.

    ResponderEliminar