,

No es un juego de niños




"Estas son las seis formas de salir derrotado. La comprensión de estas situaciones es la responsabilidad suprema de los generales y deben ser consideradas. 

La primera es no calibrar el número de fuerzas. 


La segunda, la ausencia de un sistema claro de recompensas. 

La tercera, la insuficiencia de entrenamiento. 

La cuarta es la pasión irracional. 

La quinta es la ineficiencia de la ley y el orden. 

Y la sexta es el fallo de no seleccionar a los soldados fuertes y resueltos."



Sun Tzu El arte de la guerra
Uno de mis personajes favoritos de Juego de Tronos es Ygritte, una mujer salvaje incapaz de sobrevivir  a la cruel pluma de George R.R. Martin, su filosofía de vida "no importa cuándo mueres sino cómo" y su lacónico "No sabes nada, Jon Nieve" esconden todo un canto de libertad, una muestra de la sabiduría que no proviene del estudio o la educación, sino de la confrontación directa con una realidad que no se molesta en presentarse delicada o progresivamente dura.
Pero parece que ni Sun Tzu ni esta humilde salvaje son parte del imaginario colectivo de los líderes de las nuevas formaciones, que aparecen cándidamente sorprendidos por los ataques que reciben, cómo si no fuese previsible que los desalojados se defendieran con uñas y dientes, cómo si no lo hubieran hecho antes (cómo olvidar las barbaridades que escuchamos cuando Zapatero ganó las elecciones, y si eran demasidado jóvenes entonces, que hubieran tirado de hemeroteca, o preguntado a sus mayores). 
No hay límites en la defensa de lo que se cree propio, entregado por la mano divina del mercado y la tradición. Y no cabe esperar un ahorro en los medios de defensa, cuando lo perdido es apenas el aperitivo de lo que se pondrá en juego antes de fin de año. 
Seis son los errores y sobre todos ellos la ignorancia, el convencimiento infantil de que lo correcto vence, de que el honor es ley que todos respetan. 
Les atacarán uno a uno, buscando aislarlos del grupo, arremeterán con todo el poder del aparato mediático del poder público y privado y no se pararán en nada; familias, pasados, declaraciones, amistades traicionadas; con el impagable apoyo de unas vidas expuestas en las redes sociales como nunca antes. Demolerán sus discursos convirtiéndolos en ridículos, fiscalizarán sus pasos sin que se les permita un fallo, engrandecerán sus errores y ningunearán sus éxitos. 
Usarán el poder del Estado para limitar sus movimientos dificultando su financiación y agitando demandas por competencias, y no pararán, porqué lo que se juegan es demasiado grande. 

¿resistirá el muro?

12 comentarios :

  1. Es lo que va a ocurrir. Nuestra escasa democracia permite esto.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero creer que aprenderán y resistirá. Lo necesito

      Un saludo

      Eliminar
  2. espero que resista...
    porque esto no ha hecho más que empezar...
    besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruza los dedos muy fuerte, más nos vale

      Un beso

      Eliminar
  3. Como decían también en La princesa prometida:

    "La vida no es justa. Les decimos a nuestros hijos que sí lo es, pero eso es una barbaridad. No sólo es una mentira, sino que es una mentira cruel. La vida no es justa, nunca lo ha sido y nunca lo será."

    La cosa es que en el intento porque lo sea ni tan siquiera un poquito más, sí es verdad que hay que tenerlo muy presente. Y visto lo visto en los últimos días me da que las causas 3, 4 y 6 tendrán que trabajarlas a fondo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena referencia, no lo es ni lo será, pero se la puede doblegar, espero que tras la sorpresa del primer ataque reaccionen, es imprescindible.

      Un beso

      Eliminar
  4. No resistirá. Si a la primera de cambio han demostrado debilidad. En fin.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, el invierno ya ha caído y al muro lo están pasando todo tipo de horrores. Al final tendrá razón Pablo Iglesias con lo de ver cierto realismo en "juego de Tronos"(basado en un conflicto real, por cierto, pero quitándole los dragones y zombis). La historia se repite y el poder cambia a la gente y la corrompe más que el anillo de Golum(otra referencia fantástica si me lo permites). Veremos. De momento estamos en los primeros capítulos de nuestra nueva forma de entender la política. A ver qué pasa al final de la primera temporada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta este punto loco y literario que nos ha dado a todos, quizás necesitamos imágenes que nos motiven historias en las que como decía Sam en el Señor de los Anillos, "los protagonistas podrían renunciar, rendirse, pero no lo hacen"
      Quiero creer contigo que solo es el primer capítulo.
      Un beso

      Eliminar
  6. Hace años elabore una ley que favorecia a las mayorias, busque a un compañeo diputado y le dije que la pusiera a discusion. El se disculpo diciendo que si se aprobaba se veria como un triuno del gobierno. Me pidio que esperase cuando el partigo gobierne el pais. Tiempo depues busque a mi amigo diputado, el se disculpo por no ponerla a discusión, me dijo, con esta ley haremos daño a algunos compañeos de la empresa privada.
    Asi son los politicos, y por eso abandone la politica.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más demoledor que conocer el paño de primera mano.

      Un beso

      Eliminar