, , , , ,

El cuidado de la cosa común


Enciclica verde
 
Hoy se ha hecho pública la Laudato si, encíclica del Papa Francisco de gran calado mediambiental, dirigida a cada persona que habita este planeta, más allá de que comparta la visión trascendente de la Iglesia Católica, y como tal, creo que debe ser leída.

Porque cada lector extraerá de ella una idea diferente, porque será resumida e interpretada para decir cosas que no dice o sobre todo para resaltar o difuminar aquellas que no encajan con el discurso de quien la instrumentalice.

A mí me ha gustado su planteamiento de un ecologismo humano, de la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, su convicción compartida con tantos de que todo está conectado y que un futuro que excluye a la mayoría no puede ser futuro. Es evidente que es un texto profundamente religioso, pero no deja de ser profundamente humano. 

Sé que una cosa es predicar y otra diferente dar trigo o que Zamora no se ganó en una hora y la resistencia al cambio es clave en la pervivencia de una estructura como la que ha permitido a la Iglesia Católica sobrevivir a pesar de todo. 

Pero quiero creer también en el poder de la semilla, que quizás caen en tierra fértil.

10 comentarios :

  1. Bla, bla, bla. El papel todo lo aguanta. Foros, reuniones, palabras fuerte, palabras suaves, palabras conciliadoras ¿y en la practica? ¡Nada!
    Un dia al año un grupo de fanaticos nos piden que apaguemos las luces por una hora, la tele y las radios pregonan esta hora salvadora. Ese grupo salvador no dice nada ni reclama que en todo el mundo se llenen de focos del 20 de diciembre al 5 de enero, para festejar la naidad y el año nuevo.
    Todo es solo saludo a la bandera.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. No he leído la encíclica ecologista que este Papa ha sacado, me imagino que, para obtener unos adeptos que hoy no tiene, hay que pescar en distintas zonas, la iglesia está muy vacía y falta de credibilidad. No voy a negar que algo está cambiando en Roma y sus alrededores, ayer me hacia cruces escuchando al Arzobispo de Madrid quitando hierro al tema de la concejal Rita Maestre, esto era inconcebible tan solo hace unos meses. No sabemos cuanto durará esto, esa semilla puede caer en un suelo que no este suficientemente abonado y a los dos días se venga abajo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón, pero son hermosas palabras, mucho y valientes.

      Eliminar
  3. Como veo que estamos en un foro más bien ateillo(yo tampoco soy creyente) está claro que no vamos a lanzar cohetes con la encíclica. Pero en lo que sí estoy de acuerdo es en que mucha gente cree absolutamente en esas tonterí... en esa religión. Estas encíclicas, si se muestran ecologistas, influyen en millones de personas y por lo menos, eso de bueno que tienen.Los creyentes pueden seguirlas por el lado religioso y los no creyentes por el suyo pero lo importante es llegar a la misma conclusión: que así no podemos seguir. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se puede leer sin Fé, de hecho así está planteada, y defiende algo que much@s defendemos, si los suyos se suman, seremos más.
      Es un texto hermoso y combativo.
      Besos

      Eliminar
  4. Una cosa es clara,creo que es la primera vez que un papa habla de ecología y ya es mucho.
    No hay duda de que este papa no es como los anteriores y la prueba está en que yo,cada día más ateo,lo entiendo cuando habla y hasta comparto con él algunas de sus opiniones.Si la iglesia se pone por fin y de verdad del lado de los parias de la tierra y en contra del poder y la riqueza,por mí bienvenida sea.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá llegue más allá de las palabras.

      Eliminar
  5. Al meso, es un cambio en la conciencia de la iglesia, y un triunfo para el sentido común. Lo que viene siendo claro desde hace decadas, es que el ritmo de destrucción de la bisfera es insostenible, y que tenemos que ir a otro paradigma de consumo´.

    El camino mas largo, empieza con el primer paso.

    Un beso, y felíz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la razón por la que la reseño, todos los pasos suman, y este no es pequeño.

      Un beso

      Eliminar