, , ,

Firma invitada, Marta Bueno

Hace unos días, un amigo me hizo llegar el texto que os ofrezco a continuación, Marta buscaba un espacio para verter su opinión, su protesta por lo que vive como un juicio sumario e injusto sobre su persona, basado tan solo en las apariencias. 

Parece mentira que hoy, que celebramos el soplo de aire fresco que parece recorrer España, jóvenes como Marta puedan sentir ese rechazo gratuito en nuestras calles, ¿tan poco hemos avanzado?



Por fin podemos opinar!

Es evidente que la crisis es el tema estrella del momento, que nos afecta en mayor o menor medida a todos los ciudadanos y está muy bien que todos hablemos de ella buscando una solución.

Yo no voy a hablar de eso. Quiero exponer un caso real que se está dando en las calles, en los comercios, en las empresas e incluso en las personas que se encargan de impartir la ley y el orden de nuestra ciudad.

Tengo 21 años, y lo único que estoy viendo en este momento es una sociedad retrógrada que esta creciendo en decadencia y escasa de valores humanos donde prejuzgamos a las personas por las apariencias más que por sus valores. A lo largo de los periodos de gobierno de otros partidos he podido ver campañas de integración social, subvenciones para determinados colectivos y facilidades para promover la multiracialidad.

Mujer tatuada, ¿mujer manchada?
El problema, desde mi punto de vista, es que sin cambiar la mentalidad tanto de políticos, como de ciudadanos, nunca vamos a cambiar las cosas. Que en pleno siglo XXI sigamos teniendo prejuicios a la hora de tratar con las personas e incluso en el ámbito laboral, me parece más que deleznable en una ciudad como es Zaragoza. ¿Nos hemos convertido en una de las grandes ciudades del país y seguimos juzgando más una apariencia ajena que nuestros propios actos? De esta forma es imposible que avancemos en nada.

La mentalidad de esta ciudad y tristemente también afecta al resto del país, está estancada. Los tatuajes son una forma de expresión, un arte y posiblemente una forma de vida para los que realmente vamos tatuados. Los tatuajes no cambian ni los valores de una persona ni su calidad (ya sea profesional o humana). Ha llegado un momento en que la represión es nuestro día a día porque seguimos estando mal vistos. Encontrar trabajo para nosotros es una utopía, y nos vemos envueltos en miradas y en valoraciones negativas por parte de la ley. 

YO soy dueña de mi cuerpo y estoy en plena libertad de modificarlo cuando y como quiera. Y ya que cumplo mis deberes como ciudadana, tengo derecho a que como mínimo no me juzguen por mi aspecto. Esto no es libertad y mucho menos es avance en sociedad. Todos unidos, está muy bien. Pero NADIE puede unirse cuando nosotros nos juzgamos unos a otros sin tener en cuenta nada más que nuestra opinión, cuando por culpa de los valores que se han compartido hasta la actualidad, no somos aceptados por las personas que están moviendo el país. Me estoy viendo perseguida y coaccionada hasta a la hora de tener un perro. Y lo mas importante es que siento que mi libertad está totalmente reprimida.

¿quien es peligroso, el perro o el amo?
Tengo dos perros potencialmente peligrosos y estoy, ya no perseguida, sino ACOSADA por la policía, a causa de la raza de mis perros, (American staffordshire terrier) y de mi apariencia. 

No puedo pasear a mis perros juntos, evidentemente no puedo soltarlos, no pueden correr, tienen que llevar un bozal, que a cuarenta grados no les deja respirar, tengo que pagar para que me dejen tener legalmente a mi perro, los viandantes se apartan de mi lado y no quieren que sus perros se acerquen por la etiqueta que les han puesto a los míos. ¿Tengo que tener otro perro porque la sociedad ha catalogado a los míos como potencialmente peligrosos? Muchos de los dueños de este tipo de perros estamos más cualificados que cualquier ciudadano que no los tenga. Tenemos una licencia y un seguro. Están registrados en su correspondiente registro y somos totalmente conscientes de la necesidad de bozal en nuestros perros. Todos los días veo perros de razas no potencialmente peligrosos mas agresivas que mis perros y NADIE les dice que necesitan un bozal. La calidad de vida que nos están exigiendo para nuestros perros es denigrante.

Espero que esto les sirva para ser conscientes de que hay más problemas de los que se mencionan en nuestro día a día, y que sea motivo de avance para todos. un saludo

Marta Bueno

8 comentarios :

  1. Gracias Pilar. Siempre respiras el mejor aire de libertad de expresión. Tú y los blogeros que contigo comparten y expresan ideas, tienen la posibilidad de dar un futuro a esta generación castigada por la crisis y la falta de ideas.
    Un beso. Fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer ceder el espacio a quien tiene algo que decir, espero que los comentarios que reciba le sean útiles para ver, quizás otra parte de la realidad.
      Un beso

      Eliminar
  2. Bueno estoy de acuerdo contigo en el fondo de las cuestiones , no tanto así en el fondo.
    Yo que tú me haría la siguiente reflexión ¿es suficiente con ser bueno o es además , necesario y tal vez más importante el parecerlo.?
    Sirve de algo " SER BUENO SI A NADIE SE LO PARESCES" l OS PERROS SE CATALOGAN POR LA EXPERIENCIA Y LA INCIDENCIA EN CONPARACIÓN CON OTRAS RAZAS BASADAS EN ESTADÍSTICAS REALES
    eNTRE LOS 20 Y LOS40 AÑOS CRIÉ PERROS; SETTER LAVERAL, SETER IRLANDÉS (EL CAOBA), POIETER. ESPAÑOL BRETÓN BOXER ETC.
    GENETICA MENTE SON DISTINTOS, Y ESTADISTICAMENTE TAMBIÉN LO SON SUS COMPOTAMIENTOS Y SU INTELIGENCIA.
    nO JUZGO A UNA MUJER POR LLEVAR UN PEERCING EN LA LENGUA O LLEVAR TODO EL CUERPO LLENO DE TATUAJE, QUIEN SOY YO PARA JUZGAR, CADA CUAL ES COMO ES, EN FUNCION DE SU ENTORNO MÁS QUE EN FUNCIÓN DE SU GENÉTICA,
    eS MUCHO MEJOR INTENTAR COMPRENDER QUE JUZGAR. dE LA MISMA FORMA QUE SIN DUDAR CONCEDO A TODO EL MUNDO EL BENEFICIO DE LA DUDA , ESPERO Y SUPONGO Y SÉ QUE CUANDO SE LLEGA A LA CONCLUSIÓN QUE UNA RAZA ES AGRESIVA , NO SE HACE PORQUE SI , ES UN CALCULO DE POSIBILIDADESEN QUE AUNQUE NO TODOS SON MAYORITARIAMENTYE AGRESIVOS Y TÚ, YO SÉ QUE TÚ NO QUIERERS CORRER EL RIESGO DE QUE UN NIÑO O UN ADULTO RESULTE MALHERIDO.
    todo MI ROLLO ANTERIOR NO JUSTIFICA COMO TÚ BIEN DICES LOS PREJUICIOS DE UNA MALÉVOLA SOCIEDAD.
    con CARIÑO
    aNDRÉ

    ResponderEliminar
  3. Quizás ella esté cualificada para tener esos perros.
    Pero otros no lo están.
    Y no hablo de quienes tienen tatuajes, recuerdo la típica noticia que suele repetirse cada cierto tiempo de algún bebé muerto a dentelladas por el "pacífico" perro de la familia.
    Hay que tener más cabeza para según que cosas.
    En cuanto a los tatuajes a mí me dan miedo los que tienen tatuado el fascismo en el cerebro.
    Esos si que son peligrosos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Aunque tenemos libertad, también debemos sujetarnos a las normas que dicta la sociedad, los refranes siempre están de actualidad:
    DONDE FUERES HAZ LO QUE VIERES.
    No tengo nada en contra de los tatuajes, aunque yo no me tatuaría, respeto a los que los llevan, pero si sé que en tal empresa están mal vistos, sé que tengo pocas o ninguna oportunidad de que me den un trabajo.
    En cuanto a los perros... poco puedo opinar, sólo he tenido uno, pero cuando venía gente al pueblo y el perro no les conocía, lo ataba por prevención.
    Cariños y feliz semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  5. No comprendo a la gente que trata a los demás por su apariencia, y menos si ésta es diferente por los tatuajes.
    Sobre los perros comprendo que para cada propietario de animal, el suyo es el mejor (y soy dueña de mascota) y que muchas veces se trata de imponer a los demás, coartando su libertad de no tener perros en su entorno, ni de tener que confiar ciegamente en un señor o señora que no conoce, y en su perro o perra, que tampoco conoce. Es de comprender, es un miedo instintivo y protector.
    Que yo sepa, sin tener raza peligrosa, todos los perros, todos, han de salir atados y con bozal. Otra cosa es que la mayoría, no se lo pongamos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias a tod@s por vuestra participación espero que a Marta le sirvan y le aporten otras visiones de una realidad compleja.

    ResponderEliminar
  7. Llego tarde, pero por si aun le llega a Marta, comprendo y siento lo que le molesta del trato y limitaciones que sufre en la calle, pero es verdad lo que comentan Andrés y Xavi respecto a las razas de sus perros...una cosa es la tolerancia y el respeto y otra correr riesgos innecesarios... ha habido muertes y gravísimas lesiones sufridas por perros de razas agresivas que aun bien educados y tratados por sus dueños como es debido, no son más que animales de instintos imprevisibles, es así Marta... y conste que adoro los animales, yo misma tuve dos mastines leoneses ( ahora solo uno) tb sufría verlos con el bozal, por eso ahora cuando salgo corro con ellos por el monte donde no hay peligro para nadie, pienso q frente a cualquier animal debe primar siempre la seguridad de las personas... respecto a los tatuajes más que respetables, por su puesto, mal que nos pese vivimos en una sociedad dominada por la imagen, los tatuajes, como cualquier otro tipo de indumentaria dan una imagen de ti que efectivamente para quien se quede en ella, te marca y a quien te ve le mediatiza... uno es libre de elegir la imagen pero es imposible evitar el efecto que ella genera en los demás... por eso pienso hay que ser muy valiente y evaluar el coste de ir expuesto a todo el mundo... hay de todo y eso tb. es inevitable Marta.

    Un abrazo, mucho ánimo y suerte! ... tb. encontrarás a mucha gente que le encantes;)

    ResponderEliminar