, , , , ,

La centralidad, la nueva Ítaca

Una de economía, una de politología, una de...¿sentido común?
Cuando nuestro metabolismo aún tiene dificultades para asimilar la dosis de economía diaria, imprescindible para andar aunque sea a tientas, en el cambiante mundo en que vivimos, ya hemos comenzado a incorporar a la dieta un par de raciones de politología, la rama culta (irradiadora que tuiteraía @ierrejon) de lo que siempre hemos llamado política u opinión política. 

Una horda pacífica, joven y atractiva de jóvenes politólogos (pocas mujeres, de nuevo en esta rama del saber,  como ejemplo El Politikón) analizan, en muchos casos de la mano de la minería de datos, la realidad política y lo mismo te explican el pasado que se lanzan a predecir el futuro de los diferentes partidos, resultados, alianzas, techos, perfiles de votantes…repitiendo como un mantra el concepto “centralidad 
Todos quieren el centro

Según todos (y si alguien lo discute debe hacerlo muy bajito) los politólogos que pueblan debates, columnas, libros, tertulias y tuits, la mayoría de los españoles somos votantes de centro, es decir un poco ni chicha ni limoná, y ese es el espacio que deben conquistar los diferentes partidos para alzarse con el premio gordo; el número suficiente de escaños como para formar gobierno en solitario o en su defecto un número significativo y la capacidad de llegar a acuerdos con otros.  

Y así andan, ajustando el GPS con banderolas gigantes, discursos moderados, ofertas de pacto previo, mucha España en la boca y ramilletes de jóvenes dispuestos a contarnos un cuento nuevo ahora que ya nos hemos hartado del viejo. 

Lamentablemente igual que no soy economista (aunque me haya ganado la vida entre números) tampoco soy politóloga (en mi época Ciencias Políticas era algo parecido a Filosofía, sin salida como docente, un capricho para ricos), pero me gusta compartir con vosotros la realidad del día a día (o como diría mi madre, no callo ni bajo el agua), así que allá vamos con una teoría descabellada:  
Las personas en el centro, los políticos al servicio

El centro del tablero no tendría que okuparse, sino que debería colocarse en él, en el centro de toda actuación pública, a la ciudadanía, a las personas, entendiendo que lo justo es tratar de modo desigual a quien en desigualdad se encuentra, para, corrigiendo los excesos del sistema, redistribuir entre tod@s la enorme riqueza disponible y alcanzar el bien común.

A mí me parece sencillo, pero claro, 
me faltan acreditaciones académicas.

10 comentarios :

  1. Te copio:

    "...en el centro de toda actuación pública, a la ciudadanía, a las personas, entendiendo que lo justo es tratar de modo desigual a quien en desigualdad se encuentra, para, corrigiendo los excesos del sistema, redistribuir entre tod@s la enorme riqueza disponible y alcanzar el bien común.

    Tal cual, tan fácil y tan imposible ...parece ser.

    AMÉN cum laude por las universidades de Oxford, Cambridge y Calamocos de Arriba jaja xD! a veces tanta cosa para que al final nos manipulen todos los tarados del planeta ;)

    Gracias por tu claridad, un beso PILAR.

    ResponderEliminar
  2. Eso del "espacio del centro" siempre me ha sonado a entelequia política. Y los politólogos lo sueltan tan anchos y ufanos, pero cuando les pides que definan exactamente que es un votante de centro, empieza a divagar con un retrato-robot en el que no se reconoce nadie.

    Los politólogos, son como los economistas, saben decirte porqué alguien perdió las ultimas lecciones, pero son incapaces de hacer una previsión ajustada de las próximas.

    ¡¡ Otra pandilla de hechiceros !!.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de mancia en mancia vamos pasando la vida.
      Un beso

      Eliminar
  3. Cuando los politicos hablan de la patria hay que ponerse a temblar y si suman dos o mas partidos estaremos fregados por partida doble.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría poder argumentar que te equivocas, pero...

      Un beso

      Eliminar
  4. Nunca entendí lo del centro, como dices ni chicha ni limoná. O estás fuera o dentro, o tienes una ideología u otra, pero eso del centro de que ahora mucho presumen, es una gran fantochada. Con eso de centro político es como no querer mojarse, o arrimarse cuando interesa al sol que más calienta.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  5. A mí siempre me dio la sensación de que eso en realidad lo que quiere decir es que son ellos los que están fuera. Alienados a fuerza de escuchar su propia voz, no saben escuchar realmente la de ese electorado al que quieren seducir y conquistar. Por resumir, en fin, que vayan concretando algo en vez de darle tanto a la retórica y al discurso "bonito" y bajen al planeta Tierra.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que les queda muy muy lejos.

      Un beso

      Eliminar