, ,

Otra ronda de latigazos

En una de esas curiosas muestras de plasticidad sináptica del cerebro, cada vez que escucho a los representantes del FMI repartir doctrina me viene a la mente la expresión “Ahora que está en el suelo, písale el hígado


Christine Lagarde vs Cruella de Vil
Esta terrible frase encerraba para mi abuelo todo lo zafio, sucio y cruel que podía ser el fútbol visto desde una grada dónde el proceso de identificación con el equipo convierte al otro en nada incluso a costa de reducir al héroe propio en villano sin honor o decencia.

Del mismo modo es nombrar a Christine Lagarde y verla contoneándose como Cruella de Vil abrigando su soledad con la piel de nuestros cachorros. 

Puede que peque de simple, pero acaso puede entenderse de otro modo que quien vive (más que estupendamente) de gestionar el dinero de todos (el FMI se financia mediante cuotas de sus miembros) dedique su tiempo a diseñar modos de hundir cada día un poco más a los pueblos en beneficio directo de sus amos.  

O ¿hay alguien en la sala capaz de nombrar un país en el que las personas (no los capitales) vivan mejor tras caer bajo sus garras?

8 comentarios :

  1. Grandes medidas sociales las que nos envía el FMI, de aquí ya nos salimos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La susodicha no tiene ni una pizca de empatía. De tanto tomar el sol se le ha frito el cerebro. No puede mostrar más desprecio a las personas...eso de que se mueran pronto parece que lo decía de verdad, aunque no sé si es capaz de sentir algo ¿y si ella estuviera muerta?

      Besos.

      Eliminar
    2. Si les hacemos caso, desde luego no salimos.
      Un saludo Emilio

      Eliminar
    3. Marián, no sé si muerta, pero desde luego no vive en nuestro mundo.
      Un beso

      Eliminar
  2. Madre mía si se parece.... ES VERDAD!!!!!! por DENTRO y por FUERA!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigues sin entrada porque quieres, relinda.

      Besos

      Eliminar
  3. Los del FMI siempre hacen como que me susurran al oído.
    No deja de ser eso : SU /surro. Que es como hablar a las paredes. No caso. Rebelión. !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que no nos van a preguntar a nosotras.
      Un beso

      Eliminar