, , , , , , , , ,

Tribuna ajena: Olga Rodríguez

La prensa como protagonista
Y si os quedan ganas de seguir mirando con las gafas bien ajustadas tras el artículo sobre lo que está pasando en Grecia con la señora Lagarde en su papel de bruja del oeste con boli rojo, os propongo una mirada mucho más cercana a esa realidad que se empeñan en negar, porque casa poco y mal con el discurso del crecimiento económico del Gobierno de Rajoy.

Se trata del artíulo de Olga Rodríguez para El Diario.es (periódico digital que agradecería mucho tu apoyo para poder seguir publicando cosas como ésta) (AQUÍ en su ubicación original) "Lo que un cielo de estrellas tenga que decirnos"

(Aviso que las palabras que vienen a continuación pueden herir la sensibilidad del lector, aunque más daño puede hacerte seguir caminando con los ojos cerrados)

"Lo que un cielo de estrellas tenga que decirnos" de Olga Rodríguez

Los días 10 de cada mes, a las 00.00 horas, la administración pública ingresa el subsidio por desempleo, una ayuda para desempleados que ya no cobran el paro y que no tienen más recursos. Sólo hay una vía de entrega: el banco.


No son pocas las personas en riesgo de exclusión social que tienen deudas o que han sido desahuciadas y, por tanto, todo euro ingresado en su cuenta es casi de inmediato embargado. Así que los días 10 de cada mes, a las 00.00, hay gente que acude a los cajeros para intentar extraer su subsidio por desempleo antes de que el banco se lo arrebate. En algunas zonas suelen formarse colas. 

"Si esperamos a la mañana del día 10 ya nos la han quitado", me explica Manuel, uno de tantos afectados. Muchos no llegan a tiempo y sufren ese mes la pérdida del subsidio que les corresponde y que puede marcar la diferencia entre tener que pedir en la calle o no, poder alimentar a sus hijos o acceder a medicamentos.
A mi amigo Paco le pasó recientemente. El día 10, al acudir al banco más tarde de lo habitual, le informaron de que los poco más de 500 euros que cobra como subsidio ya habían sido embargados. Paco tiene aún la deuda de la hipoteca de su casa, a pesar de que fue expulsado de ella. Esa deuda le impide sacar libros de la biblioteca para sus hijos, tener un teléfono móvil a su nombre, alquilar un piso o incluso acceder a un catálogo de venta de libros.

Siempre puedes mirar al cielo
La ley establece que el subsidio por desempleo es inembargable, pero en la práctica los bancos no distinguen el origen del ingreso y pueden considerarlo depósito. Ante ello, lo que se recomienda es "retirar de la cuenta bancaria inmediatamente el abono”. Es decir, acudir a las 00:00 horas a un cajero del que se puedan extraer más de 300 euros. En caso de no llegar a tiempo, hay que recurrir.

De este modo, a la vida al borde de la exclusión social se suma la indignidad de tener que ir mendigando, papeleo mediante, el subsidio que el banco te arrebata a pesar de que por ley te corresponde.

Paco trabajó durante 35 años y sirvió al Ejército un año y medio, "haciendo la mili". A cambio recibe exclusión social. Es consciente de que su problema no es un fracaso individual, sino colectivo, fruto de decisiones políticas que han aumentado la desigualdad y la precariedad mientras el número de millonarios crece un 40%. Gracias a eso ha sabido vincular su depresión con un proceso mayor. Pero otras personas no lo saben, y el poder político prefiere que sigan sin saber, a pesar de las consecuencias psicológicas letales que ello puede provocarles.

De esto y de muchas otras cosas habla el libro Gente Precaria. La rebelión de los frigoríficos vacíos, impulsado por afectados por la precariedad y la exclusión social. Parte del beneficio de las ventas del mismo está destinado a la cooperativa  Directo del Bancal, formada por personas afectadas por la hipoteca que han encontrado en la tierra, en la huerta, un nuevo modo de vida.

Ellos, y tantos otros, no son gente resignada, sino personas luchadoras que saben que más allá de la riqueza económica hay otra riqueza que no contabiliza en las estadísticas: la de la compañía y la organización colectiva frente a la soledad. Más allá de los mensajes bidireccionales de compraventa está la vida, las personas, con todos los pliegues de humanidad que ello conlleva.

Más allá de las dinámicas que nos reducen a simples productos y agentes del mercado laboral está nuestro derecho a actuar como sujetos transformadores, a vivir con dignidad, con acceso a las necesidades básicas. Y también, cómo no, está nuestro derecho a disfrutar de lo que un cielo de estrellas tenga que decirnos en mitad de la noche, porque qué sería de nosotros si no miráramos más allá de la pantalla del televisor.


¿Es este el país que quieres? No olvides tu respuesta, las elecciones están cerca.

8 comentarios :

  1. No tenia conocimiento de estas sutilizas, está claro que a la banca se le ha dado manga ancha.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que han herido mi sensibilidad. Una puñalada más, la verdad. Y eso es porque vivimos el mundo de la prensa habitual y luego está la realidad sin edulcorantes que de vez en cuando se asoma y nos asusta.

    ResponderEliminar
  3. La podredumbre nunca acabará, son muchos los intereses creados, y muchos los mamones a mantener.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tenia conocimiento de algún caso en Barcelona, embargado por deudas municipales.
    Lo que ignoraba es que fuese algo tan extendido.

    Autenticamente vergonzoso. Y mas vergonzoso es que los bancos, conociendo perfectamente
    el origen del dinero, no hagan nada para aplicar la ley que protege esos ingresos de ,los embargos.

    Seria útil tener un listado de los bancos que permiten ese expolio. Para que todo el mundo retire de allí sus cuentas.
    Un boicot en toda la regla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que barbaridad!!!
    El gobierno y la banca siempre caminan de la mano.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Jesús! lo he leído nada más levantarme y pensaba que seguía soñando. Pero no, eso es una realidad hoy en día, nada de sueños. Joder! esos bancos son terribles y el gobierno que permite todo esto. Estamos en manos de buitres. Pobre gente. Terrible Pili, terrible.

    Besos Pili.

    ResponderEliminar
  7. Perdonadme, es terrible, pero no podemos dejar de saberlo.

    ResponderEliminar
  8. hiere porque en definitiva, mata poco a poco. Porque anula la escasa capacidad de libertad que le queda a toda persona desahuciada o a punto y riesgo de serlo. Hiere, porque avergüenza oir sin pudor , de boca de un presidente que esto de los desahucios no sea sino algo anecdótico, en vías de extinción porque España se recupera (sic) y ya en breve esto volverá a ser la Arcadia feliz, bendecida y bajo palio de la banca feroz.
    En fin hiere y es demoledor.

    bss

    ResponderEliminar