, , ,

Dar y recibir

Mariano y Concha
No he encontrado una fotografía de Cristobal Montoro y Ángela Merkel juntos, así que los imagino como Mariano y Concha, la feliz y dispar pareja de Forgues, y al abrigo de un calor insoportable dejo que crezca la almodovariana idea que me asaltó hace unos días contemplando el primer Consejo de Política Fiscal y Financiera tras las elecciones autonómicas que han teñido de radical el mapa.

Montoro se viste de Merkel, y desde ese travestismo exige a las Comunidades Autónomas que sigan tragando quina, que sigan reduciendo sus presupuestos, que se dobleguen y amolden a la disciplina que persigue el mantra del déficit cero, y lo hace sabiendo que son quienes prestan o deberían prestar los servicios básicos a los ciudadanos; educación, sanidad, lucha contra la pobreza, dependencia, vigilancia y extinción de incendios… Lo hace sabiendo que llevan cuatro años recortando y su deuda se ha disparado, lo hace sabiendo que la medicina no funciona.

Frau austeridad
Lo hace y se siente reconfortado, poderoso, en este escenario casero él es el que manda y nada de lo que le dicen le hace mella, austeridad, austeridad, austeridad y poder, mucho poder.

Luego vuelve a su despacho, se desprende de la peluca y sigue dibujando unos presupuestos huecos, holgados, esponjosos, tan bondadosos que serían tachados de populistas si no fueran simplemente falacias electorales y se imagina por un instante que ganan, que gobiernan (que son dos cosas, como aún parecen no haber digerido) y que tiene que acudir a Bruselas para ser fustigado de nuevo por Merkel, a la que solo se calma con más recortes, más miseria y más desigualdad.


1 comentario :

  1. En mi tierra eso es un completo... Jehehe... Un besazo desde Murcia....y feliz verano...

    ResponderEliminar