, , , , , ,

La valla más alta, más cruel también es francesa

Alambre de sangre
El Gurugú francés se llama Calais y las alambradas de espino que nos sonrojan en Melilla se van a replicar en la boca del Eurotúnel, mientras autoridades británicas y francesas recurren a un discurso que sabe a manido y cruel: las mafias, de nuevo el elefante blanco al que responsabilizar de todo aquello que no somos capaces de abordar y que como ciudadanos honrados, europeos orgullosos y personas de bien nos negamos a contemplar con crudeza. 

El problema en Melilla, las playas del Tarajal, las costas de Lampedusa, o las depauperadas fronteras de Grecia ha conseguido llegar, con la brújula puesta siempre en el norte, a las costas de Calais último paso para alcanzar la mítica Albión, quizás en sus sueños puerta hacia la lejana meca americana. 

Y por mucho que nos guste identificar un enemigo sin dobleces, malo de verdad, la realidad es que lo que tenemos enfrente no son las mafias que viven del miedo y la esperanza de quienes aún luchan contra su destino de muerte y esclavitud, por mucho que existan, se lucren y abusen; la verdad que no queremos contemplar es que sus lugares de origen, sus hogares se han convertido en espacios sin futuro donde quedan personas valientes que se niegan a morir sin pelear el sueño de una vida mejor, de un futuro digno.

Aunque negemos realidad,  ell@s seguirán muriendo a los pies del Gurugú, en una patera en las aguas azuels y verdes del Mediterráneo o si han tenido más suerte, destrozando sus cuerpos en el eurotúnel, porque la solución es siempre la misma, más policías, más controles y la valla más alta, más cruel.

6 comentarios :

  1. Y encima queda la sensación de que sólo son notícia por un tiempo y luego se olvidan y se vuelven a recordar y se olvidan y todo sigue igual... Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡"Que mafias ni que niños muertos"!!, es lo más fácil, culpabilizar al desconocido, a una mafia cuyos miembros no se sabe quien son, pero ¡¡coño!! ¿como que no se sabe?, la mafia es la imagen que se refleja, de los banqueros, de empresarios sin escrúpulos, de políticos, de ciudadanos que miran para otro lado, la mafia está delante del espejo son aquellos que les roban sus riquezas naturales, que les obligan a pagar, con intereses usureros, deudas adquiridas por gobiernos corruptos, los mismos que ponen alambradas para que el hambre no pase, los que les importa un bledo que mueran cruzando el Mediterráneo.

    Luego están los políticos españoles, nos engañan, nos hacen creer que somos el país por donde más inmigrantes entran, ¡¡mentira!!, en Italia y Grecia entran muchos más que aquí son los más depauperados; en el resto de Europa entran los que pueden pagarse un billete de avión, España y sus políticos está haciendo ver que somos un país insolidario.

    Y ningún político o ciudadano Europeo se entera, mientras exista hambre o guerras en el Continente Africano, la gente querrá salir de allí buscando una mejor vida, esto es algo innato en el hombre y nadie lo podrá evitar, le echarán las culpas a las mafias o a quien quieran pero en la puerta de Europa hay muchos cientos de miles de Africanos que van a entrar pongan los impedimentos que pongan. La solución para evitarlo es sencilla, no robarles, cortar las guerras de intereses y reintegrarles lo robado, con ello evitamos que esas mafias, que se dicen que actúan, desaparezcan.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Lo que dice don Emilio Manuel es cierto que nos devuelvan lo que nos han robado y así mis paisanos no abandonaran el terruño amado.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hay mafias, sí, incluso entre los parias de la tierra porque la pobreza no nos hace mejores, sólo nos hace más pobres. Listos que se aprovechan para explotar a los que nada tienen más que el deseo de sobrevivir.
    Y sí, ponemos vallas y rejas y cuchillas para ocultar nuestro miedo. No es el color de su piel, ni la ignorancia de su lengua, ni que sean muchos o pocos, los que llegan a Marbella o a la Costa Brava son como ellos y les ponemos alfombra, lo que nos da miedo es que son pobres. Y ese es un espejo en el que ya nos hemos visto.

    ResponderEliminar
  5. Lo que deberían hacer es acabar con esas mafias y arreglar su país, creo que los paises grandes y poderosos tienen el poder para ello. Un besazo.

    ResponderEliminar