, , , , , ,

Entre los síntomas se esconde la enfermedad

interconectados
Vivimos tratando de ser conscientes de ello, atentas a las noticias, pendientes de la política, procurando no maltratar más al medio ambiente, peleando por un consumo responsable conscientes de que incluso nuestras dinámicas de gasto tienen (o deberían tener) impacto en un mundo dominado por el precio, leyendo despacio las ofertas y desconfiando de quienes dividen el mundo en malos y buenos como si de Moisés y las aguas se tratase, poniendo el granito en el montón y cruzando los dedos para que alguna vez sea lo suficientemente grande, trabajando por tener un criterio y el valor para defenderlo, pero ni aún así.

En el mundo superintercomunicado en el que vivimos las peleas cambian cada día, como lo hacen los focos de atención y aun cuando no hemos comenzado apenas a desfacer un entuerto ya estamos apagando (demasiadas veces con gasolina) otro incendio, las urgencias desaparacecen sin que lleguemos a saber cual fué el resultado o si lo hubo.

Je suis charlie
Un día tod@s somos Charlie y al siguiente nos tiramos de los pelos porque alguien pita una canción en un evento deportivo, una mañana la angustia de los desahuciados nos conmueve tanto que hacemos una aportación, acudimos a una manifestación y los más valientes a ponerse de parapeto ante la policía, pero a la siguiente nos cuentan que el precio de la vivienda esta subiendo y nos tragamos la buena noticia (falta nos hacen, también es cierto) obviando que se trata del precio de la vivienda usada, quién sabe si la misma que se quedó el banco tras el desahucio y alguien sigue pagando sin sentido.

Grecia
Durante unos días Grecia ocupa nuestro tiempo, aprendemos mucho de deuda, de estafa, de traspaso de dinero de un banco a otro intereses mediante, nos pegamos a la televisión pendientes de la plaza Sintagma como si el patio de casa fuera y tras aprender tres palabras en griego...

Asumimos con más o menos resignación (a la luz de las encuestas, cada día más convencidos) que no hay dinero para lujos como que todas las niñas coman, tengan libros o cuadernos y que si te mueres en la lista de espera de la Dependencia es mala suerte, que los de afuera vienen a gastar de lo nuestro y que por eso hay que negárselo o expulsarlos de este paraíso que ya no lo es y de repente Alemania decide que si va a atender a los refugiados y Soraya Saínz de Santamaría (Vicepresidentaparatodo) acepta con una sonrisa que vengan cuantos la UE decida, porque no es cuestión de dinero.

No más muertas
Una tarde nos echamos al suelo vestidas de negro para denunciar que nos matan, que están acabando con nosotras y nuestros hijos sin que nadie mueva un dedo y al siguiente toleramos que se designen hombres y más hombres en cada terracita de poder.

Nos salta la hiel leyendo como nos han robado, cómo se han llevado lo público a sus bolsillos, atentos a las transcripciones de sumarios, a las escuchas telefónicas, clamamos en el desierto por una Justicia que lo sea y cuatro días después compramos el HOLA para ver las fotos del veraneo de los mismos sinvergüenzas.

Es tanta la mies y son tan pocas las horas, que tengo la sensación que mejor vive el camarón que se duerme, al fin y al cabo la corriente se lo lleva y fin de la historia. O dejamos de preocuparnos por lo que nos quede más lejos que los nuestros, o vamos a tener que organizarnos mejor, decidir dos o tres causas y empezar a buscar las causas de los problemas para diseñar las soluciones, porque con paños calientes no se suele curar el cáncer.

20 comentarios :

  1. Pues al menos te acuerdas de las notícias que has leído o comentado. Aunque estoy de acuerdo en que nos tenemos que centrar. Presentar problemas y resolverlos. De dos en dos o de tres en tres. Hasta el momento sólo tenemos los problemas, la condena y luego el olvido. La solución nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se nos está haciendo tarde S. tendremos que ponernos manos a la obra, en lo que cada un@ encuentre más cerca, pero en algo.
      Un beso

      Eliminar
  2. No se si viene mucho a cuento, pero acabo de empezar a leer un libro titulado "Blanco bueno busca negro pobre" de Gustau Nerin, trata sobre la miseria humana, y algo mas, un poco lo que manifiestas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, me lo apunto para cuando esté más animada, que ahora no me veo con fuerzas.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Nada que hacer.
    Tanto bombardeo de información nos ha neutralizado.
    Es el sueño de los gobernantes "democráticos"....
    Libertad de información y a todo tren....
    Paradojas de la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues caemos una y otra vez, son tantas las urgencias y tan pocas nuestras posibilidades...

      Eliminar
  4. yo hay días que creo que el vaso va a rebosar, que no vamos a poder aguantar más, y que saldremos a la calle y algo pasará; y días en los que creo que vamos a seguir tragando y aguantando hasta el infinito y más allá, y que en el fondo nos va la mala vida y que nos puteen...
    un placer leerte, como siempre!!
    besos!!

    ResponderEliminar
  5. Una camarografa le puso una zancadilla a un sirio, el mundo se escandalizo y el medio la despidió y la justicia amenaza con meterla en la carcel. Ese sirio trataba de cruzar la frontera la policia trataba de impedirlo. La camarografa puesta en su deber cumplia su trabajo, su patriotismo y su sentido de justicia le obligaron a la zancadilla.
    El otro día a un ladron lo rociaron con alcohol y le prendieron fuego y el camarografo filmaba la escena y uno se pregunta porque el medio y la justicia no castigan al camarografo por complice e inhumano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me veo con ganas de abrir este melón, pero la primera se pasó tres pueblos y ojalá sea verdad que lo paga, y en el segundo caso, nunca he terminado de entender si se puede ser objetivo tras una cámara, pero es un gran debate

      Eliminar
  6. Tan mala es la falta de información, como la sobre-exposición a ella.

    Faltan mangueras para apagar tantos incendios.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Porque siempre nos muestran las consecuencias y nunca el origen de los problemas. De una cosa pasamos a otra y nunca sabemos nada de las soluciones...y seguro que ni se preocupan...hay mucha gente que vive de todo este tinglado: los políticos por un lado y los que nos lo cuentan por otro y así vamos tirando.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiramos poco, me temo Marián.
      Besos

      Eliminar
  8. Todo se convierte en moda, y ya es cuestión de seguir esa moda, muy bien dirigidos por los medios de comunicación.
    Cuando pantoja salga de la cárcel y empiece a dar exclusivas se van a romper los índices de audiencia. Eso es lo que moviliza este país.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero ni pensarlo,

      Un beso con sonrisa

      Eliminar
  9. Asi se nos va la vida con pocos haciendo casi nada.


    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se nos escapa como el agua entre lo dedos

      Eliminar
  10. Mi querida Pilar ya te dije un día que para mi eras la mejor reportera de la realidad, clara, coherente y lo más importante ¡te preocupas!, no hablas por hablar y es que tienes toda la razón: una noticia se come a la siguiente y tal parece que cuanto más saber está a nuestro alcance menos inteligentes se vuelven nuestros gobernantes. ¿Será que piensan con los deditos de los pies?
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar