, ,

Las imágenes de nuestro pasado


Al llevar en la mano una máquina capaz de hacer, editar, almacenar y compartir imágenes en tiempo real, parece que la fotografía ha dejado de ser un complejo arte, para convertirse en parte de nuestro modo de comunicación, acompañando o sustituyendo la palabra (casi como uno de esos emoticonos con lo que se "adornan" los mensaje de WhatsApp), pero no es así.

La accesibilidad técnica permite a muchas más personas disfrutar de la emoción de conservar un instante, pero eso no nos hace fotógraf@s, y mucho menos retratistas, no ya de casi todo el mundo, sino de una época que no ha de volver y en de la que fuimos parte.

Recuerdo las fotografías de Schommer para El País, aquellos retratos en blanco y negro con la luz cenital en la que el retratado se atrevía a desnudar su rostro, como un modo de conocer quien era quien. Y en particular su último reportaje sobre l@s candidat@s a las elecciones de mayo, la serie "No oculto nada"

Ahora su cámara ha cerrado los ojos, descanse en paz.

20 comentarios :

  1. Soy de la vieja escuela de la fotografía, pero serlo hoy cuesta caro, se están dejando de fabricar carretes fotográficos, no digo nada de los líquidos reveladores, aquí tengo arrumbada en casa mi máquina reflex analógica y, el laboratorio de quita y pon, no se ni donde está, seguro que en la cochera.

    En la biblioteca tengo uno de sus libros dedicado al flamento, fantástico, junto a el, otro fotógrafo que me encanta García Alix, ahora se ha quedado solo, pero la obra de Schommer permanece, estos artistas no mueren, se quedan ahí, en sus obras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón ellos no se marchan sus obras los mantienen vivos.

      Eliminar
  2. Por mucha tecnología que salga, creo que siguen siendo hasta más bonitas, las viejas fotos de blanco y negro. Es más muchos fotógrafos se están decantando otra vez por las viejas técnicas fotográficas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que tras una borrachera de instrumentos digitales, lo tradicional vuelve, aunque en todo caso, creo que se trata de saber mirar.
      Besos

      Eliminar
  3. Buen blog.
    La fotografía como arte no morirá a pesar de todo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. La fotografía, como la vida, como el mundo, como nosotros, muta y cambia. Aunque todos los avances técnicos que se incorporan, nunca podrán suplir el talento de la mano que empuña la cámara.

    Antes había que ser algo "rácano" con el disparador, la película era limitada, y el revelado algo costoso, lo que hacia que fuésemos cuidadosos con lo que fotografiábamos.

    Estoy de acuerdo en que se ha banalizado algo el acto de fotografiar, hace algún tiempo, era impensable fotografiar un plato de huevos fritos y enviarle la instantánea a nuestros amigos.

    Pero la genialidad, el arte, el sentido de la oportunidad persisten.

    Yo sigo manejando una réflex, los objetivos claros y anchos siguen siendo la clave de una buena foto, algo que las cámaras de lo teléfonos móviles aún no pueden igualar.

    Y intento siempre sacar una buena toma de una sola vez, como homenaje a los viejos maestros.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguro que muchas veces lo consigues ;)

      Eliminar
  5. Joder compañera
    Hay días que estas sembrada¡!
    No nos prives.....

    ResponderEliminar
  6. Lo malo de las necrológicas es que nos recuerdan que llegamos tarde a algo bueno que se nos había olvidado o incluso no conocíamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena, la obra de Schommer merece un buen repaso, siempre

      Eliminar
  7. Me gustan las fotografias en blano y negro.


    Besos

    ResponderEliminar
  8. Es bonito conservar el instante, es fácil hoy en día, como dices y muy difícil hacer una buena foto... Precioso homenaje a un verdadero fotógrafo.
    Intentaré venir más a menudo por aquí siempre me gustó leerte, aunque otras redes nos enreden...
    Besicos, amiga.

    Besicos, amiga.

    ResponderEliminar
  9. Para todo hay que valer y desde luego ser un profesional no te lo da ni la mejor cámara ni desde luego el último grito en móviles.
    Retratar y saber transmitir en una fotografía un sentimiento es algo que muy pocos son capaces.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, tod@s podemos hacer una foto, pero muy poc@s sabemos mirar.
      Besos

      Eliminar
  10. Al final, Pilar, cuando uno quiere comunicar hay vehículos para traslucir el mensaje y hacer que quien quiera verlo lo vea. Lo mismo que quien quiere mantenerse hermético. Será muy difícil que alguien le saque otro mensaje que no sea el del silencio. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Siempre he admirado la habilidad y sensibilidad necesarias para una buena toma. No es solo el hecho de tener una imagen interesante, lograda, sino que debe además ser equilibrada desde lo emotivo hasta lo explícito.
    Bello homenaje a Schommer.
    Abrazos querida Pilar.

    ResponderEliminar