, , ,

Peder perdiendo, ganar perdiendo o ganar un poco que sabe a todo



6 7 17 12 15 14 18 19 11
El PP ha perdido votos y escaños en Cataluña pero salvo a Aznar (¿qué tendrá abandonar la Moncloa que provoca estos arrebatos en los expresidentes?) a nadie parece preocuparle mucho, imbuidos en la idea de que cuando peor en Cataluña mejor en el resto de España. 

En todo estos 11 escaños no son el peor resultado obtenido por el Partido Popular que se inició en tierras catalanas con los 7 de Alejo Vidal Cuadras, al que le pareció un buen resultado tras la herencia de tan solo 6 que heredó de Jorge Fernández Díaz bajo las siglas de Alianza Popular, y están muy cerca de los 12 de Alberto Fernández Díaz cuando ya campaba a su aire el inefable Aznar en los madriles (habiendo obtenido casi 50.000 votos más con García Albiol como candidato)

Y si pensamos que el Partido Popular ha hecho una campaña contra más que una campaña a favor, podemos computarle la no mayoría de votos a favor del separatismo como una más que interesante compensación, lo que podría explicar el discurso de Cospedal sobre el crecimiento de Ciudadanos, asumiendo que "para un importante número de votantes ese era el voto útil".

García Albiol encuentra silla tras perder su sillón de alcalde y su partido espera recoger la cosecha de cara a las generales, perder perdiendo pero con calma.

PSC en el filo
33 41 42 40 34 52 42 37 28 20 16
Por su parte el PSOE/PSC ha conseguido perder ganando, ya que curiosamente ante los peores resultados de su historia, con apenas 16 escaños parecen estar contentos, y no puede ser por la contagiosa y sana alegría que contagia Miquel Iceta desmelenándose a ritmo de Queen. Un partido que se inauguró en el Parlament con 33 escaños y que ha llegado a los 52 que obtuvo Pascual Maragall, ha conseguido que matenerse como 3ª fuerza sea motivo de alegría e incluso sustente ese aire de estadista con el que se quiere cubrir su lider nacional, Pedro Sánchez. 

Y es que todo es relativo; no estás tan mal si los demás están peor, claro que preocuparse más de los otros que de uno mismo, en este caso de los resultados del PP y de PODEMOS, no da muestras de una gran talla política, y contemplar con dulzura el ascenso de lo que no es sino la derecha más glamurosa del Ibex, parece indicativo suficiente de estar dispuesto a pactar con el diablo si supone mantenerse en el escenario. Triste modo de autoconvencerse de que se puede ganar perdiendo.

Ciudadanos avanza
3  3  9 25
Y lejos de los que pierden y lo saben, de los que pierden pero se disfrazan de afortunados porque podría haber sido peor, encontramos a la única mujer en todo este combate a voto libre, Inés Arrimadas, a pesar de la enorme y alargada sombra de su jefe, incapaz de dejar de estar en misa y repicando, Inés ha conseguido hacerse fuerte en el espacio del NO a la independencia pero superando la negación ha tejido un discurso de cambio a mejor, de juntos para ganar que ha convencido a muchos.

Un discurso, por cierto, de unos modos impecables, que más allá del fondo, resultan muy atractivos.

Ciudadanos celebró su victoria, su capacidad para triplicar apoyos, sin dejar a penas un resquicio al análisis de la insalvable de sus competidores del Junt pel si, probablemente porque apuestan a una debilidad importante en la fuerza que los une. Que estos resultados sean extrapolables, el tiempo lo dirá.

10
Y en el otro extremo del tablero, por mucho que se empeñen los naranjas en disfrazarse de centro, se encuentra la CUP, radicales de más allá de la izquierda, anticapitalistas, defensores de la salida del euro, de la OTAN y de todo aquello que suene a "mercados o kapital" han sido capaces de aglutinar el voto y la esperanza de quienes apuestan por reiniciar en un país nuevo y dejando atrás España y con ella la corrupción y cualquier otra atadura, aun a costa de abandonar buena parte del  siglo XX y parte del XXI. 

Sus 10 diputados valen su peso en oro, ¿lo venderán? 

10 comentarios :

  1. Tras estas elecciones solo hay algo claro y meridiano entre todos socialmente hablando CATALUÑA ESTÁ MUCHO MÁS FRACTURADA QUE AYER ( con más culpa en esto unos que otros) y esta fractura social pasará factura a los catalanes los primeros y al resto de los españoles sin ninguna duda. No se puede abducir en masa impunemente, ni se puede hacer callar a quienes por el motivo que sea ya están fanatizados y en este punto a mi todo lo que pasa en Cataluña me aterra... en cualquier conflicto bélico del pasado que revisemos en la historia las cosas siempre comenzaron tal cual va esto. Unos revolvedores de aguas interesados en ello ( la oligarquía corrupta catalana deseosa de montarse un país donde seguir con sus tropelías sin que nadie les chiste y que por cierto mientras les dejaron robar a cuatro carrillos NUNCA quisieron la secesión.. ahora sí, curioso ;) y una sociedad harta de recortes de ver mermados sus derechos y bienestar que necesita un chivo expiatorio al que culpar de todo en este caso "ESPAÑA" la han convertido en la bestia parda de sus vidas como a los yihadistas les han dicho que solo ganarán el paraíso de ALÁ, si matan al infiel y ahí andan a tiro limpio...antes, los nacional socialistas hicieron lo mismo , incendiando las mentes de los alemanes tras la humillante derrota de Alemania en la primera guerra mundial...
    Nada nuevo bajo el sol, pero..

    Tristemente somos amnésicos perdidos, ese es nuestro gran mal. Terrible mal!


    Respecto a lo de que todos ganan aunq pierdan y viceversa.. En política, más que en ninguna faceta de la vida, muchísimo más los profesionales que se dedican ella, encuentran siempre explicación y justificación a cualquier resultado adverso que obtengan por calamitoso que sea, siempre hay causas, motivos, circunstancias ajenas, propias, temporales y extemporales a lo que agarrare… para seguir ahí… y mira, bien pensado, deberían tomar de esa pócima todos todos los depresivos suicidas de este planeta , siempre tendrían un motivo para apoyar el revolver sobre la mesa …sin disparar ;)

    Perdón por el rollo, ni relevo porque seguro borro todo.. esta mañana se me dispararon los dedos jaja más aun que de costumbre;) Me gusta como cuentas las cosas PILAR!...
    Un besito cielo y buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta aprender de vuestra forma de ver las cosas, así poco a poco, quizás entender la realidad

      Un beso

      Eliminar
  2. Con la CUP estoy tranquilo porque son tan fundamentalistas con lo suyo(o tan genuinos, tampoco hay que insultar) que no parecen venderse. Y si lo hacen perderán. Son un discurso poco flexible. Es blanco o negro y sin matices. Esa es su virtud y su perdición. Porque sin pactos nadie consigue nada hoy en política.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dales tiempo S, creo que van a reblar, y no será bueno.

      Un beso

      Eliminar
  3. Antes de nada, quiero dejar claro que vivo en Cataluña, y que por mi trabajo, estoy en contacto con mucha, mucha gente.

    En contra de lo que puede parecer visto desde fuera, los catalanes no andamos discutiendo todo el dia, ni saldamos nuestras diferencias ideológicas a bofetadas.

    Tampoco se ha disparado el indice de divorcios, ni han aumentado las discusiones familiares en la sobremesa de los domingos mas allá de lo habitual. La tasa de homicidios tampoco ha aumentado.

    Eso si, creo que han desheredado a alguien por diferencias irreconciliables con respecto a si poner cebolla o no a la tortilla de patatas.

    Digo todo esto por la imagen de división violenta y lucha fratricida que ya se está vendiendo de nosotros en algúnos lugares de España.No es cierta. Somos bastante mas civilizados de lo que algunos quieren reconocer, esto no es el Pais Vasco, ni de lejos.

    Con respecto a las valoraciones electorales, es lo de costumbre, TODOS han ganado, a pesar de la perdida de escaños.

    Y lo que me gustaria resaltar, es la actitud cínica de Ines Arrimadas y la cúpula de Ciudadanos. En las últimas elecciones autonómicas celebradas en el resto del país, han aplicado la consigna de permitir que gobierne la lista mas votada, con las consiguientes negociaciones con el partido de turno. En Andalucia con el PSOE de Susana Díaz, y en Madrid con el PP de Cristina Cifuentes.

    Aquí, a la media hora de cerrarse el recuento, estaban pidiendo a gritos la dimisión de Artur Mas. Considero que no tienen ningún punto en común con la lista de Junts pel Si, y que están en todo su derecho de negarle el apoyo a Mas. Pero de eso, a pedir la dimisión contando con menos de la mitad de escaños que la lista ganadora, media un abismo.

    Muy coherentes, si señor. Se les ha subido el éxito a la cabeza, y ya veremos como lo digieren.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe duda de que en Cataluña la sangre no llega al río, las personas son mucho más que los partidos; más sabias, más maduras, más coherentes...
      Pero es cierto que el monotema ocupa demasiado sitio a la realidad que no es allá menos apurada que acá ¿no?
      Los de Ciudadanos se ven fuertes, es su ahora o nunca y rentabilizar lo conseguido en las generales, la digestión ya veremos.
      Un beso y gracias por compartir aquí tu forma de ver las cosas, nos enriquece a to@s.

      Eliminar
  4. Es verdad que uno puede pensarse que en Cataluña hay peleas en las calles, en las empresas e incluso en las familias, pero como confirma Rodericus, un sobrino que trabaja en el hospital del Valle Hebrón, la sangre no llega a ningún lado. No podemos negar que las elecciones han demostrado una cosa, que dos millones de personas están pidiendo la independencia y no es "moco de pavo", es un número de personas que sobrepasa a 10 países de la UE, en consecuencia hay que tenerlos en cuenta aunque no hayan sobrepasado ese 50+1%.

    Como tu entrada hace referencia a los perdedores, ¿recuerdas alguna elección donde el perdedor se haya considerado como tal? , yo desde luego no, ¿que partido no actúa de forma pedagógica cuando le puede arrancar unos cuantos votos al "enemigo"?. En cuanto a Ciudadano, desde mi punto de vista, es la marca blanca del PP inmaculada, veremos cuando comience a tocar un poco de poder, de momento está faroleando.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe duda del farol, pero es un dato interesante, creo que recoge un voto de no me quiero ir pero quiero que se marchen el PP y el PSOE, ya iremos viendo.
      Sin duda la fractura existe, creo que hasta que se marche Rajoy no podemos ver cuanto es un NO a tantas otras cosas.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Me voy a permitir diferir de Rodericus. En Cataluña no andan a tortas, es verdad, pero las familias se están britanizando, esto es, no se habla de política, ni de religión, ni de dinero. Especialmente de lo primero. Y sí, se está produciendo una fractura social, que no será violenta pero es fractura. Porque eso es lo que aporta los nacionalismos: nos recuerdan que si todos somos iguales hay algunos más iguales que otros.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es un conflicto que generará más de un tengamos la fiesta en paz y hablemos de otra cosa.

      un beso

      Eliminar