, , , , ,

Se equivocó la paloma

Como la paloma de Alberti, se equivocó Podemos en su apuesta catalana, creyó que la dialéctica de quienes cada día pierden más (casa, trabajo, sanidad, educación, esperanza…) sería capaz de sobreponerse a la sentimental disyuntiva de juntos o separados, se equivocaba.

Se equivocaba al pensar que la cruda realidad, el miedo a un incierto futuro de precariedad laboral y el deseo de acabar con  la injusticia de los recortes mientras se gasta a manos llenas en embajadas fantasmas o medios de comunicación afines, superaría la ilusión de una Arcadia feliz en la que al empezar de cero, ninguna tristeza sería bienvenida. Apostando por los de abajo frente a los de arriba, cuando el único campo de juego era los de dentro frente a los de fuera, se equivocaba.

Se equivocó al soñar un pueblo que apuesta por la justicia, aunque sea lenta y cicatera, por juzgar a quien roba a porcentaje, antes de afrontar la realidad del reto de vencer el miedo de que nos echen de todos los espacios, se equivocaba.

Creyó que la gente quiere decidirlo todo, hoy una cosa y mañana otra, una y otra vez, como si la participación no fuese algo que emociona al principio y agota al convertirse en un trabajo absorbente y demasiadas veces frustrante, la gente, mucha gente, quiere decir ya sí o no, ceder la responsabilidad y seguir con su vida, que bastante tiene.

Se equivocó al confundir siglas, mensajes e ideales tanto como al elegir un líder de virtudes apreciables con tiempo, roce y conocimiento, ignorando la dinámica electoral; una imagen, un lema, un banderín de enganche... se equivocaba al negar que como afirman los publicistas, lo que no vendes de diez segundos no lo colocas en dos horas de mitin por muy comanche que te salga.

Ahora hay entender el mensaje y leer la próxima batalla, cambian el escenario y los rivales pero parte del error no se escribe en catalán. Discernir entre el trigo y el agua o el mar y el cielo, es tan necesario como comprender se pueden perder de un golpe corazón y casa cuando se pierde de vista la realidad; la gente es como es y quiere respuestas y soluciones, no apostar por un mensaje que ha perdido sencillez y fuerza.

Podemos se equivoca, tratando de serlo todo anda cerca de no ser nada.



12 comentarios :

  1. ¡Qué difícil es hacer realidad los sueños! ¡Qué duro es hacerse entender cuando sabes que te acompaña la razón!
    Oscilamos entre el "son imprescindibles" y el "no es eso".
    Creemos que hablamos de lo de otros, pero hablamos de lo nuestro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente no he seguido la campaña hasta el punto de conocer en donde se ha equivocado Podemos, lo que si es cierto es que se ha tenido que equivocar mucho; veremos que ocurre en las Generales, donde Ciudadanos no juega en casa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Luego la gente es soberana y hace lo que le viene en gana. Puedes llenar un estadio y resulta que no te vota ni cristo. Lo que me queda claro es que somos de ideas fijas o casi fijas, y en Cataluña siempre serán de Convergencia como en Andalucía del PSOE o en Madrid del PP.

    ResponderEliminar
  4. Podemos, como cualquier otro partido u organización politica, no puede entenderse como algo monolítico en donde todos los que forman parte de ella piensan y entienden la organización de la misma manera.
    Desde mi corto entender, en Podemos desde sus inicios, hay tres claras fracciones o tendencias, una la procedente de IU. Sus formas y proceder digamos que es solo por llamarlo de alguna manera, un pelín estalinista, es la que hoy controla y dirige Podemos.
    Otra la que viene de Izquierda Anticapitalista con una experiencia distinta, más abierta y tolerante, al menos en apariencia, aunque desde mi punto de vista todavía con algún problemilla "trosco-organizativo".
    Y la tercera, la que sale del 15M. Asamblearia, libertaria y nada jerárquica, esta creo yo que es el germen en el que se basa el nacimiento de Podemos, ese Podemos que ilusionó y dio esperanza a tanta gente, y que hoy si no ponemos remedio, empieza a disolverse como un azucarillo en leche caliente.
    Un cariño, Pilar.

    ResponderEliminar
  5. A Podemos les llegó demasiado pronto el éxito. No han podido gestionarlo. Han estado en el centro de atención mediática cuando sufrían sus primeras tempestades de novatos. Eso les ha pasado factura. A lo mejor no están acabados pero ayer no fue un buen día ni algo que avise un buen futuro para ellos.

    ResponderEliminar
  6. Los de PODEMOS agarraron la paloma equivocada

    ResponderEliminar
  7. Ya se lo dijo Manuela Carmena a Pablo Iglesias: "No hay que correr tanto, si vamos sin frenos podemos darnos un batacazo. Tranquilos, chicos"
    No va a ser fácil; los naranjas son guapos y ricos, y el dinero de los bancos quiere estar a buen recaudo.

    Yo estoy con PODEMOS, y que sigan independientes. Los pringáos dejaremos de serlo. Ya lo verás, Pilar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. En Catalunya el espacio de Podemos lo ocupa en gran medida la Cup y su posición un tanto indefinida respecto al plebiscito les ha pasado factura. Seguro que en las nacionales tendrán más suerte.

    Un Fuerte Abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Se les está haciendo larga la recta final. Aún así, los medios están subiendo a ciudadanos ya que ha podemos los ensalzaron demasiado.

    ResponderEliminar
  10. Estos empezaron muy fuerte, pero están perdiendo fuelle y gas a marchas forzadas, y lo siento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. La franquicia catalana de Podemos ha hecho una campaña electoral bastante "light", fiandolo todo a las intervenciones de Pablo Iglesias, y aquí, la polarización entre "dentro y fuera" ha alcanzado el límite.

    Y quizás al no definir del todo de que lado están, el batacazo ha sido considerable.

    Lo que me ha sorprendido bastante, es que el antiguo "cinturón rojo " de Barcelona, poblaciones de clase obrera como Cornellá, Hospitalet, Viladecans, etc se han pasado al color naranja de Ciudadanos. Aparentemente, el desencanto con la izquierda tradicional es bastante alto, y en particular con el PSOE.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Supongo que comienzo a valorar los resultados por donde más me duele, espero que sepan leer el próximo envite mejor, sigo convencida de la necesidad de un partido nuevo que mire las cosas de otro modo y que no permita que "todo cambie para que todo siga igual", besos a todos y gracias por las valoraciones, aprendo mucho con vuestras opiniones.

    ResponderEliminar