, ,

Sin paraguas cuando regen (llueve en alemán)

Volkswagen miente
Mientras medio mundo se indigna por el fraude reconocido de la alemana Volkswagen en España sorprende que la ligera preocupación no se deba ni al exceso de emisiones o al engaño premeditado a los consumidores, ni tan siquiera a la afección de la libre competencia, aquí lo que nos preocupa (institucionalmente al menos) es el posible impacto que tenga este escándalo que ya le ha costado a la compañía millones de euros al desplomarse sus acciones, sobre las inversiones de la empresa en nuestro territorio.

Y no seré yo quien niegue la trascendencia en términos de empleo de la industria automovilística en España, como si no viviese a la orilla de un Ebro que monocultiva con fruición los OPEL, pero un poco de seriedad, si una empresa miente, engaña, manipula con el único afán de ganar más (ganancias que por cierto no suelen trasladarse a sus empleados) sabiendo que perjudica gravemente el medio ambiente, algo habrá que decir ¿no?

Porque se empieza mirando para otro lado cuando los daños son al parecer difusos e intangibles y se acaba apoyando a la empresa cuando es responsable del dolor y el sufrimiento de cientos de personas, alegando que se les ha pasado el plazo como ha hecho hoy el Tribunal Supremo con los afectados por la talidomida que por cierto también vendía una empresa alemana (que SÍ indemnizó a sus nacionales).




18 comentarios :

  1. Es lo de siempre, un gobierno que es fuerte con los débiles, y débil con los fuertes.

    No es la primera vez que empresas alemanas se pasan por el forro los limites y las leyes anti-contaminación. Ya cité en mi "blog" el soborno legal de la familia Quandt ( propietarios de BMW ) a la CDU, el partido de la señora Merkel para no reducir las emisiones de CO2 de los motores de gama alta.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ni siquiera aquello que nos contaban de que en un mundo de mercados teníamos el poder del consumidor puede ser cierto cuando el que debe controlarlo apuesta siempre del mismo lado.

      Eliminar
  2. Y no solo eso, ayer surgió otra noticia, que nuestros grandes del baloncesto -campeones de Europa de baloncesto- estaban dopados, eso lo dicen los franceses. A nuestros medios de comunicación y secretarios del gobierno solo se les ocurre decir que eso es la "rabia rabiña" de los franceses por haber perdido en su casa y con España. El día antes un 5 veces campeón de mundo de triatlón a una pregunta sobre doping, manifiesta que a nivel mundial España está pésimamente vista por su escasa legislación y lucha contra estos actos antideportivos.

    Cuanto nos queda por andar.

    Aunque fuera de guión pero es un punto más de lo que somos en el mundo y como nos comportamos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se muy bien qué somos, pero vistos desde fuera deben dudar entre tenernos pena o sentir vergüenza ajena.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Va a ser verdad lo que he oído a un independentista catalán de que la corrupción es patrimonio de la humanidad. Estamos rodeados, de corrupción y de hipocresía. De los derechos de los ciudadanos, ya si eso, hablamos otro día.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  4. Todo esto a mí me inquieta, tal vez ahora se ha descubierto lo de Volskwagen pero probablemente no es más que la punta del iceberg, las empresas piensan en términos económicos no humanos, y esto me recuerda a la película del jardinero fiel y el desprecio hacía la población africana por parte de la Farmaceutica que se erige como la mala en la película. Los beneficios han pasado por encima de las consecuencias en la sociedad del libre mercado.
    Sobre los no indemnizados por la talidomida me parece indecente decir que algo así ha prescrito, como decía uno de los representantes de los afectados, a él no le daba pena la sentencia a él le daba pena no poder peinarse cada día delante del espejo, quién necesita más evidencia que esa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El todopoderoso mercado, el beneficio a costa de lo que sea, esa es la única regla del mundo en el que vivimos, y si no lo entendemos y lo combatimos, nada bueno nos espera.
      Un beso

      Eliminar
  5. Como razoné hace algunos años en cierto escrito mío, para saber lo que ocurre en nuestro país tenemos que leer la prensa extranjera. Son más objetivos en el sentido de lo poco que les importamos. Imagino que para saber lo que pasa allí tendremos que leer los periódicos de aquí.
    Por supuesto tenemos mucha información innecesaria a nuestra disposición. Lo que realmente nos interesa nos llega tarde y mal y cuando no podemos hacer nada. Lo de la talidomida me impresiona incluso más que lo de los coches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda lo de la farmacéutica es mucho más cruel porque puedes identificar a los afectados, pero la realidad es que es lo mismo; ganar más y más a costa de lo que sea.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. El fin de la industria es tener mas dividendos y del gobierno hacer que la industria pague menos impuestos.
    La Coca Cola es una bebida mala para la salud, pero ningun gobierno la veta ¿Por qué?

    ResponderEliminar
  7. Mentiras e infamias, nos rodean. De la mano de los poderosos vamos y esto no hay forma de despojarse de ello, ni siquiera cerrando el paraguas cuando llueve.

    Besicos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás llega el momento de alzar la voz y gritar NO

      Eliminar
  8. Creo que fue Quevedo el que dijo aquello de que quien pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y la honra. Pues así estamos, que ya lo hemos perdido todo. Nos timan por todas partes y aún esperan encima que nos creamos que serán los timadores los que nos saquen del pozo al que nos tiraron.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que de la honra no guardan estos ni memoria, jeje.
      Un beso

      Eliminar
  9. Porque estamos acostumbrados a que pasen estas cosas y luego nada, así que nos preocupa más la repercusión del tema. Es lo que nos diferencia de los países que han hecho que la bolsa se desplome.
    Lo del supremo y la talidomida es de traca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de traca en traca seguimos para bingo.
      Un beso

      Eliminar