, , , , , ,

¿Siria?

Una vez más la actualidad nos obliga a repasar aprender sobre cosas que nunca no habían llamado mucho la atención, porque ¿qué sé sobre Siria? Siendo sincera la ubicaba en Oriente medio con una salida al mar, frontera con Israel por aquello de los Altos del Golán, con Turquía por algo que busqué sobre los kurdos y poco más. 

Gracias a los libros, puedo evocar algo de su historia, es la Canaán de la Biblia, la fenicia de los Griegos, la Palmira de Zenobia "La reina de las caravanas" o "La prisionera de Roma", territorio de cruzados que se defienden o acosan sarracenos desde el Crac de los Caballeros, zona conflictiva del Imperio Otomano, algún paso enamorado de Lawrence de Arabia con lo que la supongo sometida al reparto entre franceses e ingleses y poco más.

Y sobre su actualidad hasta hace poco, el gobierno casi eterno de ese militar alto y desgarbado (que heredó el país de su padre) que pacta como quien no pacta con los israelíes cuando toca, amigo de los que en cada momento parecen más útiles y utilizado como todos los gobernantes de la zona. Y desde que el conflicto se hizo un hueco en la prensa tan solo la entrecruzada información de si es un dictador al que la primavera árabe tumbará, o el único capaz de frenar al ISIS. 

Sobre la gente apenas intuyo que hablan árabe, son musulmanes y su comida es mediterránea y especiada. Así que antes de seguir hablando de los "refugiados sirios" teniendo en la mente la imagen de Zenobia o los cruzados he decidido indagar un poco, y puedo contaros que Siria, la Siria de antes de la guerra civil que la desangra y expulsa a su gente, era un país de 180.000 km2 y casi 20 millones de habitantes entre los que se encontraban minorías como los kurdos, armenios o un amplio colectivo de refugiados palestinos. 

  • Su PIB era cercano al de Túnez o Bulgaria, rondando en 2011 los 107 PIB PPA mientras en España estábamos en los 1.411. Basaba su economía en la agricultura, la ganadería y la extracción de gas y petróleo. La religión islámica es predominante: los musulmanes obedecen principalmente a la ortodoxia suní, mientras que el cristianismo, en sus diferentes confesiones (ortodoxos, siríacos, maronitas, católicos de rito armenio, etc.), es minoritario pero respetado porque en Siria existía la libertad de culto celebrándose incluso las principales fiestas cristianas. Las mujeres sirias tenían los mismos derechos que los hombres, por lo que el clima social era bastante progresista. Casi el 80% de la población estaba alfabetizada y contaba con una importante clase media bien formada.
  • La Constitución definía Siria como una República Democrática, Popular y Socialista, basada en el socialismo árabe, los principios de igualdad ante la ley, libertad religiosa y propiedad privada. Su presidente (que debe ser musulmán y es también el comandante en jefe del ejército) se elige cada siete años y comparte el poder con una Asamblea elegida para cuatro años. Aunque su política no puede entenderse sin el partido Baath que encabeza el Frente Nacional Progresista junto a otros seis partidos minoritarios (los únicos legales) y que estructura y controla todos los estamentos sociales. El actual presidente Bashar al-Asad fue reelegido en 2014 con el 87% de los votos.
  • Sobre cómo nace la guerra civil que hoy sufre hay muchas y diferentes teorías que solo concuerdan en describir a los agentes principales: jóvenes ansiosos de libertad contagiados por la primavera árabe, un dictador que no se ahorra castigo alguno para con su gente y el ISIS. Ante esta realidad, sorprende o no la cambiante postura de Europa primero apoya ligeramente a los insurrectos hasta que éstos se confunden con el ISIS, luego mira y poco más, y ahora parece dispuesto a apoyar a al-Asad, aunque tampoco me atrevo a simplificar porque creo que hay más protagonistas ocultos: USA, Rusia, las monarquías del golfo...
Este es más o menos el marco en el colocar a esos miles de personas que ahora se agolpan ante las cerradas fronteras de Hungría, familias con hijos desesperadas por sobrevivir, jóvenes dispuestos a todo antes que ser obligados a tomar las armas en nombre de al-Asad o del ISIS, ancianos que miran atrás atrás sabiendo que no volverán, personas que tenían una vida bastante normal y que lo han perdido todo.

Antes de estudiar sobre Siria me sorprendía que no dirigiesen sus pasos hacia Arabia Saudí y los ricos y poderosos Emiratos de las camisetas o los F1, ahora no creo que ya lo entiendo, huyen de la muerte pero buscan vivir en libertad 

¿Será esta UE madrastra capaz de dársela?

4 comentarios :

  1. Por el momento y por lo demostrado hasta ahora, mucho me temo que la Unión Europea actual, está más preocupada por el dinero que por las libertades.

    Un cariño, Pilar.

    ResponderEliminar
  2. Con la sombra negra del ISIS los refugiados no encontraran libertad en Europa ni en ninguna parte.


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Este es otro conflicto más, de los muchos que han acaecido en los últimos años, en medio mucho, y me parece que en este conflicto sirio hay mucho que rascar. Creo que en ninguna guerra hasta ahora se había producido tal éxodo de gente y refugiados como se está dando en el caso de Siria.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Excelente lección de historia no se debe olvidar de donde venimos y quienes somos.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar