, , ,

Leones por corderos

Leones por corderos
En la tarde del domingo, apenas repuestos de la hora extra, la bochornosa patada de Rossi y la lectura de la prensa dominical, optamos por una película antigua, Leones por corderos de Robert Redford en la que partiendo de la valoración de los oficiales alemanes sobre el ejército inglés de la I Guerra Mundial "nunca había visto tan valientes leones mandados por corderos" analiza críticamente la situación de la sociedad norteamericana ante la guerra de Afganistán.

En ella un par de alumnos plantean reducir en un año la educación obligatoria para sustituirla por un año de trabajo para el estado, ya sea en las fuerzas armadas o en otras funciones de tipo social como posible solución para un país en el que los ciudadanos han dejado de invertir algo más que el dinero de sus impuestos, sin duda una interesante idea muy alejada de los planteamientos que se hacen hoy en el nuestro dónde el concepto de patriotismo pasa por envolverse en la bandera, colocarse la pulserita y asegurarse un cómodo rendimiento de los capitales en un paraíso fiscal o en una Sicav. 

En todo caso sobre educación y juventud tenemos algunas ocurrencias de última hora como la socialista de prolongar la educación obligatoria a los 18 años, retrasando la incorporación al mundo laboral de unos jóvenes que no quiere (aunque cursen la novísima Formación profesional de Actividades domésticas que en un alarde de innovación propone el Partido Popular), o la de Ciudadanos de avanzar en el concepto de formación y trabajo, una forma elegante de ampliar las posibilidades para el patrón de tener trabajadores gratis, perdón estudiantes en prácticas, una moderna forma de volver a la enternecedora figura de la becaria (o el becario).

Como un rebaño camino del matadero
En todo caso no me cabe duda que nuestros dirigentes pasan holgadamente el corte para ser considerados borregos, pero no sé si nosotros merecemos el calificativo de leones, al menos después de estudiar el barómetro de intención de voto de La Sexta, dónde el Partido Popular sube un punto y Ciudadanos otro, a costa del Partido Socialista y sobre todo de Podemos.

Si tras cuatro años de Mariano Rajoy y sus secuaces, más del 28% de los españoles siguen pensado en votarle y los que se plantean cambiar apuestan por Rivera y sus expertos del Ibex como si lo único preciso fuese cambiar la caspa por la gomina, a lo mejor lo nuestro es de rebaño y podemos dejar el debate en el tradicional de si churras o merinas.

9 comentarios :

  1. Cuando dices película antigua no me lo parece tanto. Para mí antigua es "Casablanca". "Leones por corderos" la tuve en una época que puedo recordar porque trabajaba en cine. En su momento me interesó pero había olvidado la tesis. Me han entrado ganas de verla otra vez. Se estrenó en la sala principal del multicine. Éxito moderado.
    Sobre las votaciones tenemos las encuestas pero luego ya hablaremos sobre el papel. Parece que la bola de cristal estadística no siempre acierta de pleno. Aúna sí, estoy contigo, Pilar. Preocupa y mucho que la gente trague tanto y no escupa nada. Veremos.Últimamente nuestra vida es terminar una cuenta atrás en política para empezar otra. Yo además casi veo otras elecciones catalanes en el futuro cercano por eso de no dejar de usar los domingos para votar. Besos y buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
  2. Me temo que al final es ese el debate, o churras o merinas, las dos ¿son cabras o cabrones?, o ¿son ovejas dóciles que van una detrás de otra?, que más da, es lo mismo "peer que chiflar" .

    Lo siento, pero cada día voy peor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una mezcla explosiva va a ser. Ya lo verás.
    La película de ayer , mucho lugar común entre otras bellezas, me dejó claro que leonesas acatan lo que borregos seducen.
    Ay!!!

    ResponderEliminar
  4. Una mezcla explosiva va a ser. Ya lo verás.
    La película de ayer , mucho lugar común entre otras bellezas, me dejó claro que leonesas acatan lo que borregos seducen.
    Ay!!!

    ResponderEliminar
  5. Seguramente, ni todas churras ni todas merinas. Seguramente, ni todos leones ni todos borregos. La cuestión es cuántos más leones que borregos o cuántos más borregos que leones. Pero hay indicios poco tranquilizantes. Que el presidente del gobierno se presente en una pseudo rueda de prensa y se vaya de rositas no es el menor de esos indicios.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Viendo la tesitura moral de mis conciudadanos y su imponente intelecto he llegado a la conclusión de que el estado debería darme la parte que me corresponde en relación a los bienes del país (la deuda no eh...) y facilitarme la adquisición de la nacionalidad noruega por ejemplo...
    Yo les quedaría muy agradecido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. yo estoy... decepcionada... sí, creo que esa es la palabra...
    si después de estos cuatro años vuelve a ganar la derecha (sea del color que sea)
    con todo el dolor de mi corazón, les voy a tener que perder el respeto al conjunto de españoles y españolas que votan...
    porque por muchas vueltas que le doy, te juro que no consigo encontrarle la lógica...
    besos!!

    ResponderEliminar