, ,

Martes 13 y otros mitos

Lo cierto es que los augurios no le son muy propicios a este martes de resaca fiestera, pero ¿a quién le gusta dejarse llevar por los prejuicios?

Ofrenda Pilar 2015Aunque para unas se trate de celebrar un genocidio o para otros causa de una incontrolable diarrea, ayer celebramos de nuevo el día grande de "los pilares", con el acto central de las fiestas que tras el pregón es siempre la ofrenda. Recuerdo a compañeros de trabajo de otras comunidades autónomas referirse a ella como un acto cateto y profundamente religioso, a pesar de reconocer que nunca habían aprovechado el festivo para acercarse hasta la orilla del Ebro. Curioso cómo nos quedamos con imágenes congeladas a las que convertimos en realidades inamovibles.

Grupos de aragoneses en la Ofrenda
No me resulta ajeno el uso partidario que de cualquier celebración popular se realizó desde el bando vencedor, ni tampoco la profunda relación bajo palio entre la cúpula católica y quienes detentaron el poder sin fisuras durante más de 40 años, pero sería absurdo negar que con la democracia muchos pueblos recuperaron sus símbolos y fueron capaces de limpiarlos de significados indignos, e incluso de elevarse sobre el contenido estrictamente religioso.

No pueden explicarse de otro modo las más de 260.000 personas que participan en la ofrenda de flores, un acto que se ha convertido en espacio de reivindicación de la cultura aragonesa a través de su folclore (la recuperación de la tradición en los trajes regionales, la investigación etnológica, la más que incipiente industria especializada, el orgullo de jóvenes y mayores de lucir su origen...) en un espacio en el que curiosamente se valora, alienta y celebra que otros hagan lo mismo.

En la ofrenda todos son bien recibidos
¿Imagináis una chulapa recorriendo las casetas de la Feria de Abril de Sevilla? En Zaragoza cada quien se viste con su propio traje regional y es querido por ello, así no resulta extraño ver grupos de aragoneses mezclados con andaluces, extremeños o  canarios disfrutando de un día de fiesta, porque en Aragón la exaltación de lo propio implica el respeto y el cariño hacia los demás.

Mayela en la ofrenda del Pilar 2015 Zaragoza
Sin duda el para nosotros europeos descubrimiento supuso dolor, miedo y cautiverio para los pueblos americanos, pero tras tantos años de historia ¿suma algo aferrarse al discurso interesado de la leyenda negra?  Me gusta mucho más la idea de honrar cada año especialmente a uno de esos pueblos que a pesar del océano que nos separa suspira en la misma lengua, ayer le tocó a Nicaragua y me encantó ver el orgulloso desfile de muchas personas que llegaron a nuestra ciudad buscando un futuro y lo han encontrado sin necesidad de desprenderse de quienes son.

Quizás al martes y trece le pase lo mismo que a la ofrenda y tan solo arrastre la mala fama de un pasado que se proyecta amparado en el desconocimiento y la molestia que supone tener que actualizar conceptos.

13 comentarios :

  1. Más allá de que algunos quieran reivindicar sus causas, otros digan que no hay nada que festejar, etc...para mi sigue siendo la unión de dos mundos, de dos culturas, la fusión de sentimientos y la razón de mi existencia, porque si Colón no hubiera descubierto América, mis abuelos quizás no se hubieran conocido y yo no estaría hoy aquí...creo que hay que ver las cosas siempre del lado positivo y dejar de buscarle la quinta pata al gato después de más de 500 años.....besoooosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juzgar con ojos de hoy lo que sucedió hace tantos años no lo hace menos horrible y seguro que entonar un mea culpa por todo lo destrozado no estaría de más, pero en todo caso, necesitamos encontrar el modo de seguir hacia delante, juntos si así lo deseamos.
      Un beso

      Eliminar
    2. Es bueno recordar y no olvidar lo pasado....porque un pueblo que no tiene memoria está condenado a repetir hechos pasados....lamentablemente la raza humana por más que tenga memoria, esta condenada a repetir y repetir hechos como la conquista de América...sin ir más lejos, guerras hay por todos lados, genocidios hasta nuestros días....yo no hablo de olvidar, pero si como dices tú de seguir adelante y de priorizar lo que engrandece....y de dejar de meter un poco el dedo en la llaga....es más a mi me duele también lo ocurrido, soy parte de ese pueblo, pero también hubo cosas buenas, no todas fueron malas....besoooosss

      Eliminar
  2. Has planteado una entrada y una pregunta que en Granada nos llevamos haciendo muchos granadinos desde hace muchos años, es con motivo de la Toma de Granada el 2 de enero de 1492 cuando se expulsaron a los musulmanes, después fueron los judíos, ¿tiene que ser la expulsión de granadinos de otras religiones, motivo de festividad?, ¿es la desaparición de una cultura Andalucí causa para celebrar?. Ese dos de enero lleva años sembrando la discordia entre "fachas" que siguen nombrando a "los ínclitos Reyes Católicos" y aquellos que nos gustaría hacer otro tipo de conmemoración donde todos tuvieran cabida y no celebrar derrotas/victorias innobles. Tu pregunta ¿suma algo aferrarse al discurso interesado de la leyenda negra? , en esta ocasión tiene bastante de maliciosa, ya que entiendo, que como aquí, no es un discurso interesado y si que tiene mucho de leyenda negra, recuerdo que la historia la escribieron los ganadores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olvidaba decir que ayer se celebraron dos fiestas en esta ciudad, la oficial con alcalde, banderas y toda la parafernalia y la otra, la de los pueblos que intentan solidarizarse y unir todo lo que tienen en común, iban con sus trajes típicos y sus ritmos, aquí no había representación oficial.

      Eliminar
    2. Las fiestas que conmemoran victorias solo son posibles si hay derrotados, desde la perspectiva del tiempo ¿quien sabe? Creo que las de moros y cristianos de levante no generan estas dudas, pero quizás es que las desconozco, ¿debemos celebrar el día en que se impuso un modo de vivir sobre otro? quizás recordando lo mucho bueno que se nos quedó de ellos y buscando el espacio en el que ambos podamos celebrar habernos conocido. Pero tampoco creo que se pueda, como le decía a Marita, juzgar con ojos del siglo XXI lo acontecido entonces,ni resultar directos herederos de las crueldades de quienes nos precedieron.
      A mi me gusta mirar al frente y buscar con quien compartir el camino.
      Tampoco me molestan las representaciones oficiales, si olvidamos la panda de sinvergüenzas que por cierto hemos elegido solitos, "nos representan" es eso no es por definición malo, aunque creo como contaba Muñoz Molina en "Todo lo que era sólido" que la democracia se vistió de fiesta popular y no afrontó valorar qué estaba ensalzando en demasiados casos.

      Un saludo y gracias por el debate

      Eliminar
    3. Mil perdones, tu lo has dicho, todos los santos tienen octava. Metidos en el fango había olvidado tu santo.

      Felicidades

      Eliminar
  3. Yo desde que descubrí que En La Diada los catalanes celebran-celebramos una derrota ya no creo mucho en fiestas. Me las tomo como todo el mundo, como días rojos en el calendario para no trabajar(si puedo, y si no, para cobrar doble). Alguien podría acusarme de ejercitar la desmemoria pero no es cierto. Suelo leer Historia, no celebrarla. La historia nunca se escribe desde un solo lugar. Pero siempre celebramos un hecho desde un sólo punto de vista. Respeto que cada uno quiera celebrar lo que le apetezca, yo el Sant Jordi lo aprovecho por los descuentos en libros. Y lo cierto es que es mejor no rascar mucho en esas celebraciones. Porque si miramos con lupa el por qué de lo que hacemos, nunca pasará la prueba del algodón. Mi resumen es que disfrutes con el festivo que quieras pero si lo haces movida por el verdadero sentido de esa fiesta, nunca olvides aprendértela a fondo, desde todos los puntos de vista, buscando incluso los que menos te gusten( a veces aprendemos más del enemigo que del amigo). Y ya puestos, lo que más me fastidia es no haber pasado ayer por aquí a desearte el mejor Pilar posible. Precisamente a ti que ya te llevo tantos Pilares saludado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los santos tienen octava, que decía mi abuela S. así que me doy por felicitada.
      Aquí en Zaragoza también celebramos derrotas como la del 5 de marzo ante los carlistas, cosas raras ¿verdad?
      La lupa y el algodón tienen mucho que ver con mirar con las gafas de hoy lo sucedido antes, pero quizás sería bueno repasar qué se ensalza, porque siempre hay quien aprovecha el ruido para llevar el agua a su molino.
      Un beso

      Eliminar
  4. ¡Zas! ¡Zas! y Zas.
    Ya me he castigado yo solito. Se me pasó por completo felicitarte, a tí a todas las demás Pilar de mi repertorio. Si es que estos hijos de la Gran Bretaña ni festejan El Pilar ni ná de ná.
    Pordió, pordió, pordió.
    ¿Me vale a mi también lo de la octava?
    Felicidades, corcio.
    Al año que viene ya verás como no se me olvida.

    ResponderEliminar
  5. Hay textos que al leerlos hacen de nosotros lo que su autor nunca pensó que harían.

    Te invitamos a participar en nuestro reto de Halloween, a ver si logramos que las palabras crezcan dentro de alguien como nunca imaginamos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. El 12 no hubo nada por acá, el gobierno indigena lo suprimio. Antes de este gobierno se llamaba el Dia de la Raza y era feriado oficial y los diarios y radioemisoras hablaban que de la unión de dos sangres nació la bolivianidad.

    ResponderEliminar
  7. La historia no se puede cambiar, y no olvidemos que todavía hoy los vencedores imponen y dominan a los vencidos.
    Con los años aprendí que las costumbres y tradiciones son lazos que estrechan las relaciones de una comunidad, que le dan identidad y rostro propio.
    Un abrazo Pilar

    ResponderEliminar