, , ,

Perseguidos hasta el plato


Guerra a la hamburguesa
Desde ayer andan tod@s tratando de explicar qué han querido decir y sobre todo, de diferenciar entre las carnes procesadas que merecen la condena en el fuego eterno (están bien situadas las hamburguesas -sin distinguir si son normales o de relajada y carísima carne de Kobe, que ya es mala suerte con lo de moda que se han puesto que las hay hasta de diseño- y las salchichas -otro pilar alemán que se tambalea-) y las que se procesan pero poco o las que de hecho no se procesan porque ponerle sal a un pernil y tenderlo a perder agua no es proceso sino curación y ¿cómo va a ser malo el jamón?

Me imagino a la atareada pero informada ama de casa que ha ido hoy al mercado:

Pescado vs metales pesados
- pescado no porque tiene muchos metales pesados y crudo im-po-si-ble (que alguien -quizás la OMS- dijera en su momento que el azul caca y luego reblara, solo lo hace más confuso)

- pollo no porque los crían con crueldad y los hinchan de antibióticos, y lo mismo se puede decir del pavo.

- conejo quizás aunque si es de criadero, le vale lo malo del pollo y si es de campo, puede haber pillado quién sabe qué, quién sabe dónde.

- carne procesada y carne roja

- las verduras y las frutas está acusadas de ser transgénicas (que al parecer es bueno para los claveles pero malísimo para las judías verdes) y en todo caso, con un plato de verde no se monta una comida para adolescentes en crecimiento.

Carne procesada ¿le harás caso a la OMS?
De pollería a la carnicería, como de la Ceca a la Meca, esquivado la charcutería, me la imagino más desolada que de costumbre, porque hoy además de hacer milagros con los pocos euros que resuenan en el monedero -el fin de mes es muy duro aunque Rajoy no lo sepa- quiere comprar algo que alimente a los suyos y no les provoque cáncer.

Reconozco que tras el fraude escándalo fallo de la gripe A no les tengo mucha fe a los especialistas internacionales (aún recuerdo que el aceite de girasol era más sano que el de oliva) pero cuando los veo jugar con el miedo de la gente, no puedo dejar de desear decirles un par de cosas:

- Lo que mata cada día a miles de personas no es lo que comen, sino lo que no comen.

- Si tienen la seguridad de que algo es realmente nocivo, prohíban su consumo.

Porque pretender que entiendan que la vida tiende inevitablemente a la muerte, requiere una base filosófica que no se si tienen.

14 comentarios :

  1. Acabo de escribir, en otro tono, sobre lo mismo.

    A veces me da la impresión de que al igual que los de la RAE, o los de la SGAE, los señores de la OMS (cuántas siglas, Dios!!!) se aburren y tratan de hacer ver al personal que son imprescindibles o casi, y que si ellos no "vigilaran" dónde estaríamos los pobres mortales.

    Yo sigo diciendo que detrás de la escandalera de la carne hay alguien interesado en, no sé: ¿que comamos más pescado, más verduras, más algo?. Estaría bien que alguien que pueda mire quién/quiénes de la OMS ha tenido un crecimiento inesperado de su cuenta corriente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichos, Chesana, quieren que comamos insectos ;(

      Eliminar
  2. Muchos tenemos la mala costumbre de comer viendo la Televisión. Aunque mientras realizamos este cotidiano acto, se nos muestra un sin fin de las más tremendas barbaridades que suceden por nuestro mundo. Parece que ya nos estamos acostumbrando y terminamos diciendo. “lo mismo todo los días” Pero a partir de esta noticia de la OMS, vamos a terminar comiendo con los ojos cerrados, ya que si miramos al plato, pensaremos ¿qué estaré comiendo? ¿moriré por comer esto? En fin; más vale no pensar y dar gracias a Dios por tener al menos algo que “echarnos” a la boca.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comas lo que comas con la tele encendida, no te puede sentar bien ;)
      Un saludo

      Eliminar
  3. Tus tres últimas frases son la clave de la cuestión.

    Una pregunta ¿fue la OMS la que poco más o menos puso en cuarentena al mundo mundial por el tema de la gripe aviar?, ¿quien se infló de ganar dinero con las vacunas que luego se demostró que no servían para nada?, ¿Es la misma organización que metió el miedo en el cuerpo sobre el tema de las "vacas locas" y que luego nunca más se supo?.

    Me quedo con tu frase: muchos mueren por lo que no comen que por lo que comen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. No te olvides de la bollería industrial ni del pan para tostadas que ya no es el que era.
    Nos volvemos locos y habrá quien nos siga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, se me había olvidado eso y el azúcar el gran enemigo oculto ;) Lástima de Halloween en el súper

      Eliminar
  5. Entre la ONU que nos decía hace tiempo que comiéramos insectos y la OMS que no nos deja comer casi nada, no sé qué vamos a hacer esta navidad. En realidad no sé qué vamos a hacer en general. Pero leyéndote bien acabo convencido de que tu sentido común les gana el pulso. Tienes más razón que una santa. Con la comida no se juega.

    ResponderEliminar
  6. Todo alimento procesado hace daño a la salud, eso lo saben todos, ¿porque sobrevivio la humanidad cuando dio sus primeros pasos?, apenas mataba se comia su alimento y los antropologos no han descubierto en sus restos enfermedades que se dan en estos dias.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. ATENCIÓN!!! Ya sé quien susurra a la OMS: los productores de insectos comestibles.

    Pena de mundo de locos, preocupados por lo que comemos más que por los que no comen.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pilar?
    Hola tanto tiempo, revisitando quienes me leian antaño
    hoy en día parece que todo da cancer, que vamos a comer???
    saludos!

    ResponderEliminar