, , , ,

Sigui

Relata el Génesis que la palabra creó el mundo, así al ser nombrada se hizo la luz y sucesivamente la tierra fue fértil y los cielos se poblaron de estrellas, pero me temo que más allá de la potente imagen de una voz rompiendo el silencio eterno poco nos aporta el cuento.

Es cierto que al nombrar hacemos presente lo imaginado, que la realidad precisa ser nombrada e incluso proclamada para ser, pero el conjuro no funciona si careces de poder y nadie más que tú puede contemplar tu obra. Así, el poder que otorgan las urnas no basta para quebrar la ley sino para cambiarla y por mucho que arrastrado por la cinematográfica emoción proclames, con el obvio riesgo de acabar empapado junto a los patos, en una barca del retiro que eres el rey del mundo dudo que éste se incline ante tu regio paso.

Nadie mejor que El Jueves para explicar lo que sucede en Cataluña
Y me atrevo a asegurar que lo mismo sucede aunque abandonas la lengua de Cervantes para hacerlo en la de Ramón Llul, una minoría parlamentaria de tan justa insuficiente para modificar el Estatuto, no puede proclamar la independencia, porque carece de poder para ello. Y del mismo modo que nos preguntamos si hace ruido un árbol al caer en un bosque vacío, podríamos cuestionarnos la existencia de un país a quien nadie reconoce. 

Eso sí, el papel lo aguanta todo, en ambas direcciones.

Más aún así, dedicamos el día a unos que dicen que ya no obedecen y a otros que reclaman a su árbitro el manifiesto penalti, mientras miles de personas constatan con angustia que el dinero no alcanza hasta el día 10 y más mujeres son asesinadas a despecho de las marchas que reclaman vida y justicia, sin que reciban la atención debida por parte de aquellos a quienes entregamos en las urnas la responsabilidad y el poder para cambiarlo.

20 comentarios :

  1. Sinceramente, hoy llevo todo el día con cara de tonta, han sido tantas las cosas que escuché... y me pregunto, el estado español no los representa pero si les paga a todos esos diputados y senadores catalanes que nos desprecian . Posiblemente sea una ilusa pero pienso que cuando votamos a nuestros gobernantes lo hacemos para que trabajen por el bien común no sólo para sus correligionarios y últimamente, cuando llegan al poder ya sea por mayoría absoluta o pactos, se olvidan de todos los milagros que nos prometen, pobres dioses de barro y pobres ciudadanos que caemos en la trampa de la manipulación.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que resumiendo, lo escuchado es ruido, mucho ruido que busca esconder una distancia cada día más insalvable entre una casta de políticos que viven para sí mismo y un pueblo que trata desesperadamente de encontrar una salida, a los catalanes les han contando que pueden empezar de cero y reconoceremos que la idea es tremendamente atractiva, tanto como solo pueden serlo los espejismos o las mentiras.
      Y no creo que nos desprecien, son como los demás.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. No lo voy a negar, con Cataluña voy de sorpresa en sorpresa, no pensaba que se llegara tan lejos, y lo peor, viendo lo que se ve por el otro lado, se llegará aún más allá.

    Si lo que está ocurriendo en Cataluña sirve para modificar nuestra vieja y caduca Constitución, me alegraría mucho, lo que ya no tengo idea es si vamos por ese camino o Cataluña ya ha seguido un camino diferente sin ánimo de encontrarnos.

    Otra cuestión que me preocupa mucho, ¿a que juega el gobierno y la oposición?, creo que el que va a salir beneficiado de todo este embrollo va a ser la derecha, mientras Rajoy juega a ser un estadista que nunca ha sido, el presidente y su partido, no hablarán del paro, de sanidad, de educación, de ley mordaza, de cambio constitucional, de hacer política, etc..., la jugada le sale redonda.

    Cada día la ilusión que sentía hace unos cuantos meses gracias a los nuevos partidos, se está deshinchando a pasados agigantados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Cataluña es un río que ya no puede pararse, incluso empiezo a pensar que ni buscando encauzarlo mediante una consulta pactada y es más complicado si replicamos mayorías de derechas para la próxima legislatura, en todo caso, tampoco tiene el impacto social o personal que quieren transmitirnos.
      El desfonde de los nuevos es normal, estos tiempos parecen líquidos pero son de mercurio, desgastan y queman lo que tocan, ojalá el tema catalán no nos impida unas generales normales, las necesitamos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. En todas las actuaciones de magia, el éxito estriba en dirigir la atención hacia un punto mientras el mago manipula el truco. Esa es la sensación que tengo, nos incitan a mirar hacia la independencia catalana y así no miramos hacia otros asuntos más peligrosos como la corrupción, el abandono a la mayoría de los ciudadanos en beneficio de unos pocos privilegiados, el vacío institucional, la venta de los activos públicos. Unos y otros nos quieren entretenidos y callados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas, este lío le sirve a Rajoy en clave nacional, sobre todo entre quienes imaginan una Cataluña que como muy bien sabes no existe.
      Ojalá tengamos tiempo de apartar la mirada y centrarla en lo que realmente nos afecta.
      Un beso

      Eliminar
  4. Parece todo un montaje como los del "Sálvame" dónde a falta de poder atacar a los famosos(que les denuncian) se inventan movidas con los colaboradores del programa. El culebrón es más bien teatrillo.
    Pues en política parece estupendo para Rajoy lo de Cataluña y se verá en las elecciones. El monotema favorece a Rajoy que es el salvador de España y Mas, a lo tonto, ha conseguido que no se hable de sus recortes en sanidad, lo de las farmacias, etc. desde hace mucho tiempo(se habla pero en pequeño).
    Lo de ayer en el Parlament parece un amago de golpe de estado que no entiendo a dónde va. Salvo por la inacción del centro es absurdo. Ni los mossos les apoyan. Si la cosa se sale de madre les enjaularán. No entiendo nada. Siento que debajo de eso tiene que haber algo que desconocemos. ¿Tan tonta es Forcadell para no ver venir el desastre? ¿Por qué sigue tan tranquilo Rajoy? Incomprensible. Salvo por el hecho que ya notamos muchos, lo veo en los comentarios, que se nos desvía la atención y el final de esta película ya está pactado entre ellos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho ruido y pocas nueces, ¿seremos capaces de verle el truco al fullero? Ojalá, ¿sabes? No dejo de pensar en tí
      Besos

      Eliminar
  5. A mi me gustó el discurso político de Mas .Él y una gran parte del pueblo catalán lo tienen claro, o claudicar o desobediencia a un estado español incompetente total y antidemocrático, por que sí tuviéramos una democracia real
    la solución sería bastante más fácil.

    Un fuerte abrazo Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, desde el respeto y el cariño, Más sabe mejor que nadie que nada de lo que dice es posible y juega a azuzar el fuego calculando que sacará más rédito.
      Somos muchos los que deseamos una democracia real, un Estado que priorice a su gente y unos representantes de los que sentirnos orgullosos, en serio, hagámoslo juntos.
      En todo caso, muchas gracias por aportar tu opinión, por favor no dejes de hacerlo solo hablando podremos entendernos.
      Un beso

      Eliminar
  6. Y tú y yo y todos, viendo, asistiendo y consintiendo, esta gran farsa.

    Un Cariño, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues empieza a resultar un poco "peñazo"
      Besos

      Eliminar
  7. Pues yo creo que todos ellos se van a cocer en su propia salsa. Unos porque lo que quieren es que ignoremos la Gran Corrupción. Y los otros, también, pero además ganar votos para el PP. Yo espero que no haya tantos tontos que crean en esos jueguecitos... Mejor pensar que nos cobran impuesto por todo y que no vemos ninguna solución que mejore esta precaria democracia. Pensemos en nosotros, joder, ¡somos el pueblo! ¿Hasta cuando se van a seguir riendo de nosotros?
    No nos tienen en cuenta.Necesitamos un cambio, ya.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La clave está en si seremos capaces de encontrar la puerta que nos saque del laberinto.
      Un beso

      Eliminar
  8. El catalanismo no se puede desvincular de España. Cataluña fabrica muchos calzoncillos pero no tiene tantos culos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me ocurre mejor modo de explicarlo, será la distancia.
      Besos

      Eliminar
  9. La verdad es que yo también me siento asombrado sobre la deriva que está tomando Artur Mas y los integrantes de la candidatura "Junts".

    El balance de las elecciones ha dejado claro que no existe una mayoría de ciudadanos que apoyen claramente una secesión, y a pesar de todo, han decidido "tirar por la calle del medio".

    Eso es traicionar la voluntad de la mayoría que no les votó a ellos ni a los de la "cup". Y hay que gobernar para todos, incluso para los que no les han votado. Eso es la esencia de la autentica democracia, y no el sucedaneo que ellos predican.

    Lo que me enfurece, lo que realmente me fastidia es que le están dando votos a Rajoy y a los de su cuerda, que ahora aparecen como garantes de la unidad y estabilidad de España, cuando tiene mucho que ver sus acciones pasadas con la irritación general que se vive en Cataluña en contra del sistema político caduco que tenemos.

    Aquellas recogidas de firmas contra el Estatut, aquel anti-catalanismo para recoger votos de extrema derecha, las manipulaciones en el Tribunal Constitucional, etctera.

    Una buena parte de los fanáticos independentistas, son obra de las políticas miserables del PP. Son dignos hijos de Rajoy y de Aznar.

    Quien siembra vientos, recoge tempestades. Lo malo, es que los platos rotos los acabamos pagando los de siempre, los que no estamos de un lado ni del otro.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en los culpables y también en las consecuencias; Más y Rajoy se retroalimentan y nosotros lo seguimos pagando, hartura de ruido que atonta voluntades convirtiendo patrañas en problemas de sencilla solución.
      Un beso

      Eliminar
  10. Lo que perece mentira, es que unos pocos de imbéciles puedan llegar tan lejos, cuando tanto en Cataluña como en el resto de España hay muchos más problemas y más graves por resolver.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que calificarlos así es caer, también, en las trampas de los otros. La situación catalana precisa una respuesta madura y valiente. Aunque coincidimos, cómo no, en que no es la independencia el mayor de sus problemas, como tampoco lo es el nuestro ¿seremos capaces de verlo el 20D ante la papeleta?
      Un beso

      Eliminar