, ,

Don Quijote o el fracaso reiterado de IU

Una vez más la verdadera izquierda se ha enfrentado a los molinos y ha salido maltrecha y destrozada, una vez más la pureza de sus ideales les ha empujado a ir solos a la batalla, incapaces de plegar sus banderas, han apostado por ser un grupo pequeño pero muy selecto antes de confundirse en un club menos exclusivo, y se han quedado compuestos y sin novia, una historia muy al estilo de IU

El grupo parlamentario que perseguían se ha esfumado, con los dos representantes más caros de la Cámara a razón de casi 500.000 votos por acta, tendrán que integrase en el grupo mixto y asistir con tristeza a unos debates en los que no siempre tendrán voz, pero no cabe ahora arrojar de nuevo al pobre D’Hont o a las circunscripciones provinciales al patíbulo, aun cuando con otro sistema hubieran obtenido 13 escaños no se puede olvidar que han perdido casi un millón de votos desde el 2011.

Dicen los aficionados a los naipes que cualquier regla vale si es conocida por todos y previa al reparto de cartas, lo mismo puede decirse de las peculiaridades del sistema electoral, y quizás por ello el juicio debe ser objetivo, desde IU (la eterna pantalla de un PCE aún más eterno) conocían las reglas y eligieron esta vía, podían haber entrado en coalición con Podemos como han hecho otros y participado de los 85 escaños que hubieran alcanzado juntos* y haber celebrado que el Partido Popular no podría vetar las reformas de leyes orgánicas como la Electoral General, pero no alcanzaron acuerdos y mantuvieron candidaturas a pesar de conocer las consecuencias.

Esta es una lectura y la otra, la más sentida es que han salvado la honra, han conservado las esencias incorruptas de su ideario absoluto y nos han regalado una campaña en redes, divertida y tierna, ¿acaso debe uno renunciar a su convencido no a la OTAN o a la expropiación de las eléctricas porque no sólo te apoye una menguante minoría?

En todo caso miro a Alberto Garzón y no puedo dejar de sentir que el pasa como a Christiano, ha tenido la mala suerte de competir en el mismo tiempo y similar espacio con un  Messi, que más allá de los títulos que obtenga para su partido, juega con una habilidad indiscutible, y lamentablemente está en el equipo de enfrente.

Tras cada batacazo escucho decir que es su final, que en las siguientes saldrán del Parlamento y mirando como otras minorías van a más (impresiona la tenacidad de la gente de PACMA) y como partidos que estaban ya no están, quizás tengan razón, aunque en un escenario donde todo puede sumar ¿quien sabe el rendimiento que se le pueden dar a dos escaños?

*Puede sonar raro pero quizás quien vota Podemos no quiere votar PCE. 

En todo caso impresiona comprobar como la división favorece sobre todo al Partido Popular

7 comentarios :

  1. Es el peso que lleva IU, no sabe, o si, el daño que le hace el PCE.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la piedra que llevan al cuello y contentos, creo

      Eliminar
  2. No sé si viene al caso: Hace años disputaban la secretaria de la Federación de Universitarios Local (FUL)dos candidatos en la sesión de debate le preguntaron al primer expositor si era de la Falange y él aludido lo negó (todos sabiamos que era falangista). Cuando le llegó el momento de exponer sus planes al aegundo candidato le preguntaron si pertenecia al Partido Comunista y este respondió con gran enfasis: "Tengo el orgullo de decir que soy miembro del Partido Comunista Marxista Leninista" Ni que decir más, ganamos por amplia mayoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me atrevo a preguntar si apoyabas a uno y a otro ;)

      Eliminar
    2. Ni que decir más, ganamos por amplia mayoria.

      Eliminar
  3. Creo que Garzón es un político valioso ubicado en el momento y el partido inadecuado. Pero creo también que Podemos no podía incorporarlo con su mochila. Los partidos comunistas llevan la partenogénesis en sus genes y allí donde van se produce una voladura incontrolada. La vida es así de injusta a veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo, lo que no puede ser no puede ser aunque sea una pena.
      Un beso

      Eliminar