, , , , ,

La realidad callada

cerezas en diciembre



En estos días tan ajetreados, volcados en lo común, en lo público, pendientes de quién dijo qué, atentos a programas, mentiras y promesas y sin apenas tiempo para abordar las ocupaciones propias de la época (ni pensar quiero en el retraso acumulado de felicitaciones o regalos...) el amor, el sentimiento que se vende como arrebato de pasión, vuelco cuasi místico, torbellino de sentimientos desatados en demasiadas ocasiones aderezado con unas gotas de violencia y posesión que lo envenenan, puede disfrazarse algo tan pequeño y tan dulce como un puñado de cerezas en diciembre.





2 comentarios :

  1. Sentidas palabras. Se ve apetitoso ese amor ofrecido en formas de cerezas.

    Saludos!

    ResponderEliminar