,

Victor, Victor d'Hondt (o cuánto vale un escaño)

Ayer Rodericus del blog La vergüenza familiar, se refería a una Ley con peor fama que la ley seca, la Ley d'Hondt tradicionalmente considerada responsable del sesgo a favor del bipartidismo de nuestro sistema electoral. 

Aunque siempre he creído que tiene más peso utilizar las provincias (me encantó comprobar que el equipo de Aragón es nuestro Ohio opina del mismo modo) no viene mal darle una vuelta a todos los factores que explican porqué al final tenemos la sensación de que estamos muy lejos de aquel una persona, un voto.


Empezando por el principio, la susodicha Ley toma el nombre de Victor d'Hondt un jurista belga que diseñó un sistema matemático que permite obtener el número de cargos electos en proporción a los votos conseguidos por las candidaturas, Wikipedia dixit. El sistema fue adoptado por muchos países además del nuestro, como Argentina, Israel, Japón o Islandia, incorporando cada uno alguna peculiaridad.

Parte de la determinación del precio justo de cada escaño, para lo que utiliza tres datos; el número de votos válidos emitidos (si no vas a votar el precio del escaño se rebaja), el número de escaños a repartir y el descarte de aquellos partidos que obtienen menos de un 3% de los votos (considerando también para este porcentaje el voto en blanco, con lo que se eleva un poco artificialmente el corte).

Creo que la mejor forma de verlo es con un ejemplo:



Como podéis ver no es complicado y es sencillo ver cómo provoca que quien más votos tiene se presente más veces al reparto y se lleve más, un modo de reforzar las mayorías bastante importante pero mucho más discreto que la prima de 50 escaños que recibe el partido más votado en Grecia, por ejemplo.

Estas son hoy las reglas del juego, para valorar otras opciones, será preciso que se forme una mayoría diferente a las que han gobernado hasta ahora.

6 comentarios :

  1. Aparte de Grecia, en Italia también le añaden un "plus" de escaños a la lista mas votada.

    Ese sistema se conoce allí como "la porcata". Creo que no necesita traducción.
    Nominalmente somos democracias, pero a la práctica. . . .

    En fin, creo que mas vale esto, que tener a un Nicolás Maduro amenazando con echarse a la calle con el fusil si pierde las legislativas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me resulta muy compleja la política americana y especialmente la de Venezuela pero cada vez que escucho a Maduro me da un mal rollo...

      El sistema de reforzar al más votado busca mayorías estables que permitan un gobierno fuerte, lo que no es malo en sí mismo, creo.
      Un beso

      Eliminar
  2. La única justificación benévola que encuentro es que los partidos ganen con diferencia y puedan gobernar. Que no ocurra como en Cataluña que llevan dos meses discutiendo porque hay fuerzas opuestas con mucho poder y apenas hay gobierno. aún así Cataluña también está bajo la jurisdicción de esa ley(lo que indica el nivel de división que hay en esta tierra). Pero aún mirando con benevolencia esa ley y buscándole una justificación me parece tendenciosa e injusta. Una persona, un voto sí es fácil de entender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien apuntas la idea es reforzar al más votado para no entrar en dinámicas de ingobernabilidad, aunque creo que con una persona un voto puro y duro lo de Cataluña tampoco se solventa.
      En su momento daba mucho miedo el que denominaba "escenario italiano" con muchos partidos y un permanente follón de acuerdos y desacuerdos, porque al principio de la democracia había en España muchísimos partidos y no se tenía muy claro como se iban a repartir los apoyos.
      Cualquier sistema para repartir los escaños tiene efectos, algunos no queridos y otros buscados, no es neutral nunca.
      Un beso

      Eliminar
  3. La cantidad de veces que he tenido que aplicar la dichosa ley, en cada elección sindical, me costó trabajo entenderlo, pensaba, inocentemente lo de un hombre un voto, luego vi las maldades del sistema.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, tiene impacto, pero tampoco es el orco más feo de entre las opciones disponibles, como bien sabes por la experiencia todos los sistemas tienen impacto.
      Un saludo

      Eliminar