, , ,

La cuestión catalana, otra vez

Desde anoche esta es la cara que se me queda cuando leo o veo algo sobre Cataluña, el sorprendente acuerdo alcanzado en los minutos de la basura entre JxpSí y las CUP y sus posibles consecuencias tanto para Cataluña como para el resto de España me han dejado flasheada.

Reconozco mi candidez al estar convencida de que las CUP no apoyarían un gobierno de Mas, un gobierno manchado de corrupción dirigido por un hombre capaz de saltar de una sartén a otra en busca de su personalísima gloria. Cierto es que mientras escribo esto no es Artur Mas quien pronuncia el discurso, pero ¿puede considerarse una victoria que lo haga su designado? Y entiendo menos aún tras leer el texto del acuerdo por el que las CUP se comprometen a entregar como rehenes a dos de sus parlamentarios y a no apoyar mociones de otros grupos políticos, por de acuerdo que quisieran estar.

Mas sale del foco para mantener todo el poder en la sombra, manejando los hilos de su marioneta y las CUP se flagelan por su atrevimiento al poner en peligro el procés. Tengo algo más que un problema de traducción, sin duda. No es que fuese muy realista imaginar las CUP como un reducto de coherencia anticapitalista, incapaces de jugar a las componendas, al tiro y afloja, pero evitar la foto de Mas parecía ser algo más que una cuestión estética.

En todo caso, si la ceremonia se desarrolla como está previsto (pocas son las veces en las que la novia en el último momento dice NO), la Generalitat catalana contará con un nuevo President y de acuerdo con su hoja de ruta tiene por delante dieciocho meses para aprobar las leyes que les permitan funcionar como un estado independiente, y para redactar y aprobar una Constitución que someter a votación popular.

Año y medio en el que dentro de la legalidad nacional española que les permite existir aprobarán, una tras otra, normas que el Tribunal Constitucional declarará inconstitucionales, ilegales, nulas de pleno derecho. Año y medio en el que las personas residentes en Cataluña pagarán impuestos al Estado español que deberá financiar las instituciones en rebeldía. Año y medio que, disculpadme, parecerá un sainete a medio camino entre el ridículo y lo histórico.

Mientras escribo, Carles Piugdemont perora en el Parlament sobre el mandato inapelable del pueblo catalán para construir un nuevo Estado, considerándose a sí mismo el futuro presidente del postautonomismo y la preindependencia, habla de un nuevo país más social e igualitario, de un futuro en libertad y no sólo me suena huero, vacuo y falso, es que tengo la sensación de que él mismo lo sabe.

10 comentarios :

  1. En las películas, hacia el final del metraje el protagonista se despierta y resulta que todo ha sido una pesadilla.
    Igual nos despertamos en cualquier momento y nos encontramos con Pujol de presidente de Cataluña.
    Decididamente, sólo la belleza podrá salvarnos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No descarto nada, ya sabes como el lado oscuro de la fuerza ;)

      Eliminar
  2. Tengo un amigo que está a favor de la independencia de Cataluña. No entiendo nada solamente que él, catalán o no seguirá siendo mi amigo.


    Beso Pili

    ResponderEliminar
  3. La misma cara de pasmado que tengo yo. Ni entiendo el acuerdo bajo una lógica estrictamente política, ni se de donde sacan el concepto de "mandato inapelable" del pueblo catalán, la aritmética de la urnas no dijo eso.

    Vaos a estar muy entretenidos una buena temporada, y mientras tanto, los problemas cotidianos ( paro, pobreza social, etc ) seguiran siendo los mismos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y empeorarán, porque de lo que tú no te ocupas se ocupa el que gana.
      Un beso

      Eliminar
  4. Yo tampoco entiendo nada...porque un 48% es menor que un 52%...creo yo, no???....y que hará el 52% después de esos 18 meses???...en fin....como dice Rodericus, vamos a estar entretenidos por bastante tiempo con estas idas y venidas...no nos queda nada...besooooosss

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Tienes razón esto es como la historia interminable pero sin pizca de magia ;)

      Eliminar