, , ,

Lerma, la ciudad del Duque

Inicio hoy el nuevo proyecto ESCAPADAS con recomendaciones (viajes, alojamientos, visitas...) para un fin de semana que iré publicando los jueves, espero que os guste. 
Las referencias a alojamientos se ubicarán posteriormente en la página ¿Una escapada para dos? en la parte superior del blog.

********************************************************************************

Parador Palacio Ducal de Lerma
En tiempos en que todo parece demasiado nuevo, rápido o cambiante, puede ser buena idea volver a las raíces, así que os propongo una escapada al interior de nuestra tierra y nuestra propia historia, al Palacio del Duque de Lerma.


Galería central Palacio Duque de Lerma
El impresionante Palacio Ducal de Lerma, convertido en Parador, combina a la perfección la elegancia y majestuosidad de un palacio de los Austrias con una cuidada decoración y amplia gama de servicios, de forma que visitar el reinado de Felipe III no suponga renunciar a las comodidades del siglo XXI, realmente estimulante disfrutar de su WiFi en la hermosa galería central desplazando la vista desde la fachada del castillo del siglo XIV origen de toda la infraestructura al ordenador desde el que planifico las excursiones. 

Este hermoso edificio, y de hecho la ciudad que lo rodea con sus conventos, murallas, molinos e iglesias, fue ideado y construido por el Duque de Lerma para mantener contento y entretenido al rey Felipe III caracterizado por su carácter apático, escasa inteligencia y formación y congénita precaria salud (cosas de la consanguineidad) que lejos de preocuparse por los asuntos del reino cedió a su amigo Francisco de Sandoval y Rojas incluso el poder de firma y se dedicó a sus pasiones; la caza, el juego o la música. 

Recomendable la visita guiada por Lerma que nace en el Palacio erigido por Francisco de Mora y decorado por los mismos artistas que el Escorial que en el detalle de sus cuatro torres (privilegio de reyes) habla tanto de su propietario, 

Plaza Mayor de Lermaprosigue por la Plaza Ducal, conocida como Gran Plaza, que funcionó como mercado de transacciones, coso taurino en las llamadas "fiestas del toro enmodorrado" (antecedente del Toro de la Vega) y corral de comedias, cuyos pórticos hoy ocupados por viviendas sirvieron para los discretos traslados del monarca por la villa y sus conventos,

Pasadizos Lerma
como puede apreciarse recorriendo algún tramo de los Pasadizos por los cuales el Rey a resguardo de miradas ajenas, con el trasero sobre un brasero y sin tocar el suelo, se desplazaba desde Palacio a las diferentes capillas reales de las Iglesias de los conventos de clausura, que para su deleite fue fundando el Duque

Mirador de los Arcos Lerma 
desfila por el Mirador de los Arcos sobre la vega del río Arlanza, cuyo cauce se alteró para alimentar molinos y jardines siempre plenos de flores frescas traídas del sur y que se completaban con las siete capillas capaces de otorgar indulgencia plenaria a quien las visitase, una forma cómoda de ahorrarse al confesor.

ExColegiata de San Pedro Lerma
y tras visitar la exColegiata de San Pedro, iniciada por el tio del Duque y que éste consiguió dependiese directamente de Roma, dónde para el deleite del monarca consiguió hacer cantar a los ángeles (a través de un pasadizo las monjas de un convento cercano llegaban al segundo piso de la nave central y tras una celosía cantaban a coro sin vulnerar así la prohibición de que las mujeres cantasen en una iglesia) y que guarda impresionantes muestras del poderío de un hombre que reinó sin portar corona.

Torno de las exClarisas

pasea frente al monumento al Padre Merino, héroe de la Guerra de la Independencia y los conventos de Santo Domingo, San Blas, Santa Teresa o el de la Asensión que tras su pasado de Clarisas alberga ahora la sorprendente orden de Iesu Communio con más de 200 monjas jóvenes, universitarias y españolas, monjas con hábitos de tela vaquera que sin renunciar al torno están más que dispuestas a romper la clausura para saludar al visitante y venderle sus típicos dulces.

Duque de Lerma al estilo Felipe III
Si el viajero tiene suerte y el guía voluntario se encuentra cómodo, a lo largo de la visita irá conociendo parte de la personalidad del omnipresente y casi omnipotente Duque de Lerma, el nieto más bien endeudado de San Francisco de Borja que partiendo de la amistad personal con el infante Felipe, llegó a ostentar el cargo de valido real durante casi todo el reinado de Felipe III, y que si bien incrementó la extensión del reino y consiguió esquivar bastantes conflictos internacionales, debería haber pasado a la historia como el patrón del pelotazo urbanístico; no sólo movió de Madrid a Valladolid la capital, habiendo adquirido previamente palacios, viviendas y espacios que vendió al alza a la corona y la corte, para retornar tras seis años después a Madrid repitiendo la misma jugada, sino que incluso en Lerma consiguió que le donasen las viviendas y palacios de la villa para después alquilarlos a precios de lujo cuando allí se encontraba la corte. 
Cardenal de Lerma, más vale un capelo que una soga 
Sin duda un curioso caballero que no dudó ni hacerse retratar en la misma postura e idéntica armadura que el monarca, ni en convertirse en cardenal para escapar de la justicia, como canta la coplilla: 


“Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España, 
se viste de colorado”



Mientras disfruta de la buena mesa y los grandes caldos de la Ribera cercana, no puede evitar el visitante darse cuenta de que apenas innovamos nada; comprar barato y vender caro, entretener al que ostenta el poder para seguir mandando y no dar puntá sin hilo no son sino tradicionales sistemas con los que unos pocos se hacen con lo de todos (aunque hayamos ampliado el concepto de todos de los nobles a los ciudadanos y las mujeres podamos ahora cantar dentro y fuera de misa), incluso esa obsesión por parecer sin ser sigue adornando de cuando en cuando a nuestros prohombres. (cómo olvidar la boda de la hijísima Aznar-Botella en El Escorial de tan similar factura)

10 comentarios :

  1. ¿ Has pensado alguna vez escribir artículos sobre viajes de una manera profesional ?. Lo digo porque este es delicioso y muy ameno.

    Ya intuía yo que esta capacidad para especular de nuestros políticos no es nueva, y es una técnica refinada durante generaciones.Ahora ya tengo la certeza. Me extraña que nadie sacase provecho del asedio de Numancia. Toda una ciudad vacía es un "asunto" muy tentador.

    Gracias por esta "delicatessen".

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Pensar he pensado, pero...
      Besos

      Eliminar
  2. Lo cuentas de tal manera que dan ganas de ir.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. To lo que mezcle historia, belleza y relajarse es una recomendación interesante. Qué bien recomendado esta esto. Te lo apuntas mentalmente en cualquier situación.

    ResponderEliminar
  4. ¡Escaparse! que maravillosa idea, ja ja ja
    Precioso lugar

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Mira que he pasado veces por allí y nunca he parado por un motivo u otro!
    El cierre del post...tal cual.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me alegra que os guste la idea de conocer Lerma, así como la de dedicar los jueves a planear escapadas aunque no siempre nos sea posible hacerlo más que con el recuerdo o la imaginación.
    Besos viajeros

    ResponderEliminar
  7. Preciosa Lerma, estuve este verano y me encantó. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Preciosa Lerma, estuve este verano y me encantó. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar