, , ,

Tourné à gauche

Hollande cambia el rumbo
Reconozco que las reacciones un tanto exageradas y de cara a la galería con las que el Presidente Hollande ha enfrentado los terribles atentados de París no me han convencido gran cosa, tengo la sensación de que se sienten sobrepasados por una realidad que contemplaban con cierta pesadumbre despegada cuando les sucedía a otros, como si de algún modo su grandeza pudiese protegerlos de la locura y la barbarie. 

LantónA principios de año pasamos unos días en la bahía de Arcachon y como el temporal nos retuvo algo más de lo planeado en el hotel, fieles a nuestras manías, vimos algunos telediarios y programas de entrevistas y debates en los que se proyectaba la imagen de un Gobierno acosado por el discurso neofascista de Marie LePen (que al calor de la violencia terrorista y la invasión de los refugiados sigue ampliando la base electoral) e incapaz de marcar diferencias desde la izquierda en los asuntos de la realidad cotidiana. 

Por eso me sorprende y alegra la noticia de la declaración del Estado de emergencia económica y social que ha anunciado como reacción ante el crecimiento del desempleo que se acerca ahora al 11% (cerca de 3 millones de personas) junto a un plan de choque dotado con 2.000 millones de euros (a ahorrar de otras partidas, es decir sin subir impuestos) con el objetivo de mejorar la capacitación de los trabajadores y potenciar el emprendimiento además de contemplar bonificaciones de 2.000 euros en dos años para la contratación de parados de larga duración por parte de empresas con menos de 250 empleados y sueldos de, al menos, 1,3 veces el salario mínimo. (en Francia son 1.458 € al mes, con lo que la exigencia eleva a 2.000 euros mes el salario que la empresa debe abonar para recibir la bonificación)

necesitamos otra Europa
Envolviendo las medidas Hollande ha afirmado que "Tenemos que redefinir nuestro modelo económico y social" y asegurado que "Entre el liberalismo sin conciencia y la espera sin futuro, hay una manera", ojalá tengan estas declaraciones más recorrido que la propuesta de su antecesor Nicolás Sarcokzy cuando propuso refundar el capitalismo y no estoy pensando solo en los franceses; Europa precisa un cambio de rumbo y Francia será imprescindible para doblegar una Alemania acosada por su flanco derecho.

Aún no es el Plan B para Europa pero se va acercando.

8 comentarios :

  1. Mujer, para que pides que Europa realice cambios sociales y todas esas zarandajas, para una vez que somos los primeros en algo como es la desigualdad, ¿también la quieres quitar?, ¡¡hay gente pa tó!!

    ResponderEliminar
  2. Al menos este hombre sí parece que hace algo. Habla pero también reserva partidas. Tal vez intuye que los franceses son más dados a las revoluciones reales. Paralelamente hoy nos informan las noticias que el uno por ciento de la humanidad acapara la riqueza del 99 por ciento restante. Ese uno por ciento parece un gran problema a combatir. Y de los difíciles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pinta nada fácil porque el paradigma económico ha cambiado y nos cuesta verlo; el trabajo ya no es ni será la moneda de cambio para obtener los medios de vida; la economía es financiera en un porcentaje arrollador y el capital corre como el viento comprando voluntades.
      Un beso

      Eliminar
  3. La crisis (o esos periodos que llaman de crisis) los inventan ellos para bajar los salarios y así forrarse más.
    P.d. No nos creamos que va a ser tan fácil cambiar el sistema. De momento a los nuevos sin empezar a hacer nada ya los están acribillando. Esa mesa...¡madre mía! verás como intenta aprobar una ley con el "derecho de admisión" jeje.

    Besoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No será fácil, pero si perseveramos quizás sea posible.
      Un beso

      Eliminar
  4. Pues a mi me cuesta ver el Plan B, será que empiezo a volverme una de esas pesimistas que piensa que las cosas no cambian, pero bueno, no nos adelantemos a los acontecimientos y veamos lo que viene, y si Francia realmente es capaz de llevarnos a otra revolución, para otro gran progreso de la humanidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto como para la revolución no termino de verlo, pero parece que se centra en su lado del tablero y no apuesta por la precarización del empleo como Rajoy, y la diferencia es abismal.
      Un beso

      Eliminar