, , ,

Cachiporra torpe

libro caliente
En el primer año de estudios en un centro religioso del que guardo un recuerdo real, (de la primera vez apenas quedan un par de fotos en blanco y negro de una niña muy pequeña luciendo uniforme y con una palmera en la cabeza) me sucedió algo muy curioso, la profesora de Lengua y Literatura de 1º de BUP, una seglar con faldas al borde de la rodilla nos mandó un libro para leer en las vacaciones de Navidad: Últimas tardes con Teresa de Juan Marsé.

Devoré el libro entre el descubrimiento y la sorpresa, pensando que desde luego La Salle era un centro mucho más moderno de lo que jamás me hubiese imaginado, en la novela, el protagonista de origen humilde no solo se convertía en ilegal activista político, sino que se acostaba con todo lujo de detalles con una criadita y su señorita, una pija total, todo ello narrado con un lenguaje que sonrojaba y sorprendía a partes iguales.

No comenté con mis padres lo que me traía entre manos, no me atreví a compartir con mis recién estrenados compañeros lo "raro", por no decir impropio (?) que parecía aquel libro para nuestros tiernos 14 años (1981) y lo metí en la mochila el primer día de enero con cierta expectación.

Libros porhibidosLa profesora no preguntó si lo habíamos leído, no dedicó ni un momento a comentarlo y no encargó el consabido comentario de texto ¿qué había pasado? Solo unos años después y casi por casualidad lo supe; la profesora no había leído el libro, tan solo se lo habían recomendado y muchos padres escandalizados por hijos e hijas menos prudentes que yo se habían quejado del tono, el vocabulario, el tema y el posicionamiento político de la novela.

El centro había decidido hablar con la profesora y correr un tupido velo sobre el asunto, en la idea de que mientras menos se removiera el asunto, mejor. No volvimos a leer algo que no constase en el índice oficial del Ministerio y yo devoré cuanto encontré de la obra de Marsé.

Hoy recuerdo toda esta historia mientras asisto absolutamente alucinada al escándalo de los titiriteros del carnaval de Madrid, los componentes de Títeres desde abajo se encuentran en prisión provisional comunicada e incondicional como responsables de un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro cometido con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizados por la Constitución.

Titeres desde abajo
Me gustaría tener más datos, pero solo cuento con éstos: La compañía Títeres desde abajo ya había trabajado para el Ayuntamiento de Madrid en los actos de carnaval cuando la alcaldesa era Ana Botella. la obra "La bruja y Don Cristobal" es una adaptación de "El retablillo de Don Cristóbal" de Federico García Lorca (aquí referencia en Wikipedia). Durante la representación apareció un cartel con la siguiente leyenda "Gora Alka-ETA" según los artistas para denunciar la manipulación policial. La obra es valorada  como irreverente y políticamente incorrecta y no exenta de la violencia, propia de la versión más hard de los títeres de cachiporra. La representación se anunció para niños y se desarrollaba en la calle, de forma abierta y gratuita hasta que un grupo de padres indignados y alucinados ante lo que estaban viendo sus hijos, llamaron a la policía que se presentó, detuvo a los titiriteros y los puso a disposición del juez. El Juez es Ismael Moreno, una figura bastante controvertida.

cachiporra
No he conseguido ver la obra, pero me sorprenden algunas cosas: que se les achaque violencia como si se desconociese qué son los títeres de cachiporra; que el Ayuntamiento se querelle contra los artistas a la vez que reconoce no haber visto el espectáculo que contrató; que alguien pudiese calificar de infantil un espectáculo que pretende denunciar (o eso dicen) el abuso de poder como si nadie supiera que títere no es sinónimo de infantil; que esto pueda acabar ante el juez, como ni no hubiese cosas importantes que atender; que se determine prisión incondicional ante un presunto delito de opinión (o cuando la opinión deja de serlo) el mismo día que se deja en libertad al abusador confeso de unos menores y sobre todo que con la que está cayendo (decide tú si poco o mucho) este sea el tema de apertura de muchos, demasiado medios.

Me cuesta encontrar razones más allá del linchamiento para tanto despropósito, tantas como para justificar la torpeza de quien debería ser consciente de estar bajo la lupa y el foco, a la espera permanente del error.

Absurdos unos y otros, pero quien duerme en la cárcel son dos jóvenes que empuñan los hilos de unos muñecos, muy raro todo.

17 comentarios :

  1. Yo tb estudié en un cole de religiosas pero salvo jamás se tocó el tema del sexo ni nungún libro que hiciese referencia a él Descubrí a Juan Marsé por mi padre, un buen día que ayudando en la limpieza de casa se lo vi a mi papá sobre la mesilla, de hecho infinidad de lecturas se las debo a su herencia , como a la de mi abuelo .
    De titiriteros está el mundo lleno , aunque no lo reconozca jamas y los títeres son tan obtusos de mente que aunque el sedal les ahogue no dicen ni mu .. no vaya a ser que se corten los hilos y se queden tirados en el suelo
    Se que divago Pilar pero hay temas que me revuelven las tripas y se que hablaría de mas
    un beso y feliz noche de domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se habla de más, ¿o sí? empieza a preocuparme que nos autocensuremos, pero te entiendo, gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. seguro
    o si con faldas hasta la corva
    la seglar monjil
    hubiera dado por 'encerrarse en un solo juguete...'
    Sabía bien qué aconsejaba, Pilar. ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado, quizás tengas razón y puso cara de arrepentida y siguió para adelante.
      Un beso

      Eliminar
  3. Lo siento por estos paisanos, pero han tenido la mala suerte de estar en el lugar equivocado en un momento en el que trabajar para el Ayuntamiento de Madrid es un anatema.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy, distintos medios de comunicación un poco más serios que el tri party están explicando tanto la obra así como la retirada de la denuncia que el Ayuntamiento iba a poner a los tirititeros, ni hay ataque a la democracia, ni a sus valores, es un ataque a la injusticia que comete al poder con los que menos tienen. Eso sí meten en la cárcel a unos tirititeros pero dejan libre a un acosador sexual. Mierda de país.

      Eliminar
    2. Un despropósito más de un sistema de desde luego se va a defender con todo y al que no se le ponen las cosas muy difíciles por bisoñez o tontería.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Coincidiendo plenamente contigo en lo que expones, (excepto en lo del colegio de monjas, las mías eran muy modernas incluso en la orientación de las lecturas) desde la visión de quien vive en Madrid y cree en lo atinado de la elección a Carmena, he de añadir que ya son demasiadas tonterías, demasiadas ingenuidades y demasiada irresponsabilidad por parte de su equipo. Al Ayuntamiento, como a cualquier organismo público, hay que ir aprendido. Y cuando alguien lo pifia, debe dimitir. De lo contrario, va a ser difícil distinguir entre la casta antigua y la casta nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los experimentos con gaseosa se lo debían grabar a fuego y comprar sin ver...ains por favor qué fácil se lo ponen a lo peorcito de la caverna siempre presta a atizar los más oscuros fuegos.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me enamoré tanto de maruja
    que se convirtió en un odio
    visceral contra Teresa.
    Me encantó el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muy bien todo ¿no?
      Bienvenido por estos lares.

      Eliminar
  6. Tengo que decir que evitar el error es necesario pero conseguirlo imposible. Creo que todo el mundo se equivoca. Lo que no entiendo es que los errores de unos tengan que pesar más que los de otros. Claro que tendría que ver la dichosa obra para terminar de opinar con propiedad y ver el tamaño del despropósito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Contexto tiene el vídeo, aún no he podido verlo, pero desde luego para prisión sin fianza...vamos hombre.
      Mucho ruido sordo y sucio estos días, no me siento cómoda con esta sensación de miedo.
      Un beso

      Eliminar
  7. Coincido contigo en que todo es bastante raro y parece una colección de despropósitos.

    Y en cuanto a la violencia y la infancia, los padres que tanto se escandalizaron por la función, tendrían tambien que revisar las películas que consumen los pequeños en su hogar a través de la televisión.

    un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hombre con lo que entretiene la caja tonta ;)

      Despropósitos que resulta complicado achacar a la torpeza, al menos de quienes tienen el deber de impartir justicia, más allá del hecho, me parece todo muy preocupante.

      Eliminar
  8. A mí me preocupa que haya jueces como ese.
    Eso me aterroriza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. yo, después de ver el telediario, en el que sin avisar, ves muertos en directos... después de que todo el mundo (o casi) compartiera la foto del nene ahogado... después de que en horario infantil pasen el sálvame cada tarde, no entiendo de que se escandalizan los padres...
    además, como no soy madre no tengo lógica, vaya eso por delante... si el espectáculo no era apto para menores (dicen por ahí que los titiriteros avisaron a los padres que había por allí, de que el contenido no era apto...) no hubiera sido mas fácil llevarse de allí a los niños, en lugar de llamar a la policía y esperar a que llegasen mientras los niños veían, no solo el resto de la obra, sino como la policía se llevaba detenidos a los señores que manejaban las marionetas... pa'mí, que igual eso ha traumatizado mas a los niños que la obra en sí... pero me callo, que ya sé que las que no tenemos hijos no debemos opinar sobre estos temas...
    besotes!!!
    pd. me encantó últimas tardes con teresa!!

    ResponderEliminar