, , , ,

Política pequeña, pequeña política

Bastante harta de la política con mayúsculas que sirve para dimitir sin dejar el cargo público (con su sueldo y cuota de atención mediática), para acomodarse tras el visillo una vez asegurada la protección (desproporcionada y anacrónica) del aforamiento perpetuo, para acusar de todo lo imaginable e inimaginable a los votantes del de enfrente (ya sea de estúpidos, corruptos, radicales, terroristas...) o para exigir al otro (siempre al otro) la altura de miras que uno no tiene mientras los días pasan como lánguidas hojas en el estanque, hoy me dejo llevar por la sonrisa humilde de una iniciativa pequeña, discreta, apenas sin coste y pensada para mejorar en lo cotidiano la vida de los demás, la vida de esa cuota de gente que apenas existe fuera de las campañas electorales y que poco a poco, mal que les pese a muchos (como a la señora Lagarde, que considera la supervivencia un terrible problema), va creciendo.

Comercio amigable ZEC
Hablo de las personas mayores, que ya superan el 20% de la población total en Aragón y rozan el 18% en Zaragoza, para ellos se ha diseñado la Red de comercio amigable con las personas mayores. La idea es sencilla, aquellos comercios que quieran adherirse a la iniciativa deben ponerse en contacto con el Ayuntamiento que concertará una fecha para visitar el comercio con un grupo de personas mayores (que asumen así una participación activa en los asuntos que les afectan, lejos del tradicional ya decido yo que les viene bien) que le informarán sobre aspectos clave, sencillos pero relevantes, como el trato, el nivel de ruido ambiental, la accesibilidad a los productos, la disponibilidad de asientos para esperar o descansar, la visibilidad de los precios y cualquier otro aspecto como la accesibilidad que harían que su comercio pudiese ser calificado de amigable.

Posteriormente elaborarán una relación de sugerencias de mejora que sí se aceptan y ejecutan supondrán su incorporación a la Red, poniendo en valor su compromiso con las necesidades de las personas mayores y contribuyendo a hacer una ciudad más amigable. El comercio será incluido en los canales de información de la red de centros para mayores del Ayuntamiento y disfrutará de espacios de publicidad en la web específica.


Zaragoza amigable
Sencillo, participativo, barato y seguro que muy efectivo porque la difusión se realiza en los canales de comunicación específica para las personas mayores que mantiene el Ayuntamiento en sus centros, actividades de deporte, formación, convivencia etc, y no es muy descabellado pensar que si asumen el compromiso de ser más amigables con unos, no les costará serlo con todos.

La idea de hacer las compras en el barrio recuperando aquello del saludo amable y la atención personal (que no personalizada de los buscadores web o los vendedores online) me dibuja una sonrisa, mientras compruebo como poco a poco se van incorporando comercios a la Red, yo aún no soy mayor, pero voy preparando el terreno.

(por cierto, la iniciativa es de Zaragoza en común, la candidatura ciudadana a la que se incorporaron tanto IU como Podemos, vamos uno de esos gobiernos locales del kaos y la barbarie)

3 comentarios :

  1. Una manera de luchar contra las grandes superficies defensoras del trato impersonal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Mira esto si me parece una buena iniciativa, hay que fomentar mucho el consumo en el pequeño comercio ( que es otro tema del que hablar largo y tendido) y ayudar a nuestros mayores que buena falta les hace.

    ResponderEliminar
  3. La idea es construir una ciudad más amable, con una perspectiva más humana, empezando por quienes más necesitan visibilidad y apoyo los mayores y apostando por un comercio pequeño, más humano y normalmente más justo en su contrataciones ;)
    Poco a poco

    ResponderEliminar