, , , , , , , ,

Valor de mujer


Es cada día más difícil seguir las crónicas en Twitter de @Hibai_ @pmarsupia desde Grecia y no sentir vergüenza, rabia e incomprensión, cómo la Unión Europea permite estas imágenes, cómo consiente los abusos de sus miembros sobre personas a las que propia legalidad debería proteger, cómo la todo poderosa Unión capaz de torcer la mano a quienes se atreven a moverse un ápice de sus mandatos mira permanentemente hacia otro lado, cómo niega al Gobierno Griego apoyo financiero para ayudar a quienes llegan a sus cotas huyendo de la muerte, cómo se atreve sin rubor a negociar el precio a pagar para que una cada vez más peligrosa e inestable Turquía retenga (no queremos saber cómo) a quienes no tienen más opción que jugarse la vida para buscar un futuro a sus hijos.


Y entre tantas imágenes de vergüenza y dolor, siempre destacan ellas, quizás porque no puedo dejar de mirarlas, ellas que asumen más riesgos, ellas que cargan a sus hijos pequeños, ellas que los paren en condiciones imposibles, ellas que siguen amamantando, ellas que quizás se hubiesen rendido pero no pueden hacerlo. 

De vez en cuando una imagen alivia el dolor y la impotencia, unas ancianas cuidan de un bebé mientras la madre agotada descansa, unas mujeres griegas organizan la recogida de ayuda para los refugiados, ellas que no tienen ya casi nada, buscan ayuda para cuidar a quienes lo han perdido todo.

Ellas, las refugiadas y las que dan lo que no les sobra, ellas también son mujeres y hoy es su día, quizás seamos capaces de tejer la red que los Gobiernos niegan. 

13 comentarios :

  1. Grandes mujeres de corazón,las unas y las otras.
    Bendito sea su coraje y bendita sea su solidaridad verdadera en este mundo egoísta y cruel.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día que pasa crece su desesperación y nuestra vergüenza. besos

      Eliminar
  2. Uno ya no tiene palabras después de ver lo que ve,sin embargo no se pueden acabar, hay que seguir chillando a esa Europa, incluida España, y decirle que lo que hacen es un auténtico genocidio.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo hacen en nuestro nombre, no conviene olvidarlo. Saludos

      Eliminar
  3. Pilar el día de las mujeres, es todos los días, para mí hoy no es especial ni reconoce nada. No hay igualdad de salarios ni de condiciones laborales, el día que lleguemos a eso, entonces ese día si habrá que celebrar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de las imágenes no he comentado porque no sé ni qué decir de la consternación que me provocan

      Eliminar
    2. Marikosan no es un día para celebrar sino para reivindicar, y motivos, sobran los motivos. Lo de los refugiados duele tanto que deja sin palabras. Un beso

      Eliminar
  4. El presente ayuda a entender el pasado. Los europeos de hoy somos los alemanes de ayer, callados, no vaya a ser que perdamos algo de lo que tenemos. No sé qué diremos cuando nos pidan cuentas de esta masacre que estamos siguiendo en directo y en color

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos lo mismo que nos avergonzó, no comprendo que no nos sirva de nada conocer la historia. Miedo, vergüenza y dolor

      Eliminar
  5. El pueblo tendrá que salvar al pueblo porque no podemos esperar nada de los gobiernos europeos. Triste y deprimente todo.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aún no hemos descubierto cómo hacerlo. Qué triste.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. El valor a las mujeres se nos presupone, como al soldado. Y lo tenemos paro a veces cuesta sacarlo. No quisiera estar en la piel de estas MUJERES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es que podría suceder y tampoco nadie haría nada.
      Vergüenza de Europa, vergüenza de nuestro silencio y nuestra pasividad.

      Eliminar