, , , ,

Del bosque mágico a la bahía corsaria: San Juan de Luz

Si a pesar de estar rodeados de naturaleza, de verde en casi todos sus matices, el alma nos pide mar, tomemos la carretera nacional 121, atravesemos el túnel de Belate, impresionante el cambio de luz, como si cruzásemos un espejo, en dirección a la costa francesa y no nos detengamos hasta llegar a San Juan de Luz, una sorprendente localidad vasco francesa, llena de atractivos y sorpresas.

.
Bahía San Juan de Luz Reinando sobre una amplia bahía en forma de media luna, dividida en dos por la desembocadura el Nivelle (que los vascos llaman Ugarana) se encuentra San Juan de Luz, cuyo puerto ayer pirata, uno de los más importantes de Francia) y hoy dividido entre la pesca y el ocio, se encuentra no en la costa sino en el corazón de la ciudad, el motivo no se comprende hasta llegar a la playa, protegida por un enorme foso, pero antes de eso, daremos un paseo, recorriendo los edificios históricos muy relacionados con la boda de Luis XIV y la Infanta española María Teresa, paseando por su animado puerto y zascandileando entre sus caprichosas tiendas.
.
Casa de la infanta. San Juan de LuzEn las calles cercanas al puerto, destaca la llamada Casa Joanoenia del s.XVII, edificada por un acaudalado corsario inspirado en Venecia por la que luce ladrillos rosados y se cubre de piedras doradas, coronada por una torre de vigilancia desde la que vigilar la llegada de sus navío, en esta casa, se alojó la Infanta antes de la boda que sellaría una guerra de más de veinte años y que acabaría por sentar a un Borbón en el trono de España. 

La cercana Rue de la Republique presenta una amplia oferta de restaurantes de marisco, pero aún es pronto para comer, así que tomamos la Rue Gambetta, principal calle peatonal de la ciudad y nos dirigimos hacia la Iglesia de San Juan Bautista dónde tuvo lugar la histórica boda entre el rey francés Luis XIV y la infanta María Teresa, hija del rey de España en 1660, culminación de la «Paz de los Pirineos».
.
Iglesia San Juan de Luz
Construida entre los siglos XV y XVII es considerada una de las iglesias más representativas del País Vasco a ambos lados de la frontera su austero exterior esconde una única nave en la deslumbra el monumental altar barroco del siglo XVII. Aunque típicas de las iglesias de esta zona, sorprenden al visitante las galerías de madera dispuestas a lo largo de las paredes del edificio, lugar donde tradicionalmente se ubicaban los varones, mientras las mujeres asistían a los oficios sentadas en la planta baja y que en este templo son más numerosas y amplias para dar cabida a numerosos invitados el real enlace.

Y si la Infanta se alojó en la casa de un corsario, el rey optó por la del Alcalde, cuyo origen no era muy diferente, construida en 1643 por Johan de Lohobiague, hoy se la conoce como Casa Luis XIV y es un edificio elegante, simétrico y bien proporcionado cuya decoración interior (puede visitarse) sorprende por su estilo tradicional vasco.
.
Casa y Plaza Lis XIV San Juan de Luz
La plaza arbolada plaza en la que está ubicada también tomó el nombre del rey, y acoge el sobrio edificio del Ayuntamiento, un elegante quiosco de música, así como múltiples terrazas y pequeños puestos de artesanos y pintores, un lugar delicioso para tomar un café al caer la tarde.

No lejos de aquí se encuentra el mercado, especialmente animado los martes y los viernes cuando la afluencia de granjeros de la zona que se acercan a vender sus productos es mayor, dónde puedes encontrar puestos con marisco y pescado, carne de caballo, verduras de la zona, muchos productos de panadería e innumerables tipos de queso, el más típico de la zona el “ardi gasna
.
Dejando atrás el mercado y retomando la peatonal Rue Gambetta, te salen al paso una multitud de pequeñas tiendas, entre las que destacan las de productos locales; “Lingue Basque” servilletas, manteles y otros productos realizados en coloridos algodones estampados a rayas, y las pastelerías, donde compiten el tradicional “gâteau basque” y deliciosos macarons, que descubrimos nacieron aquí, en la Masion Adam en 1.160 y empezaron a cruzar las fronteras locales gracias a la Infanta María Teresa que se los regaló a su futuro esposo, conquistándolo, la receta de estas delicadas galletas de almendra, huevo y azúcar (que no son de colores) ha pasado de padres a hijos desde el siglo XII y sigue siendo un secreto.

Paseando por calles que resulta fácil imaginar alegres y repletas en temporada, llegamos hasta el paseo marítimo, dónde se disfruta de una preciosa vista de la bahía y de la grande plage, protegida de las olas por tres enorme diques. Al otro lado del río se adivinan la cercana localidad de Ciboure y la silueta del Fuerte de Socoa, escenario de múltiples batallas y hoy cercano a la ruina.
.
Casas vascas San Juan de luz
Este paseo elevado es uno de los grandes atractivos de la moderna San Juan de Luz, reconvertida de corsaria a cortesana y finalmente entregada en brazos del turismo, y así baila vista entre el azul profundo de un cantábrico que se sabe atlántico y las alegres casas de estilo vasco que se alinean frente al dique, sobre el que han tendido curiosos puentes.

En el paseo por el frente de la bahía dos edificios reclaman la atención; son el Gran Hotel de 1.909 en estilo neo romántico que aún desprende todo su encanto belle epoque y el Casino La Pérgola puro art decó, las dos joyas con las que la localidad competía con la siempre más glamorosa Biarritz.

Mi recomendación para comer no queda muy lejos, en el mismo paseo se encuentra Brouillarta, un recogido local que combina con estilo la elaborada cocina francesa con los buenos productos de la zona.

22 comentarios :

  1. Espero el estreno de cada jueves para viajar contigo.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Vaya maravilloso viaje, ideal diría yo.
    Besitos muchos y gracias por semejante trabajazo compartido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer, pero espero "retorno" si vais contadmelo.

      Eliminar
  3. Ideal para visitar en estas fechas.
    Estupenda tu guía,como siempre.
    ; )

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda un tiempo estupendo aunque avisan lluvias para el puente.
      Besos

      Eliminar
  4. ¡Qué maravilloso lugar!
    Prodigios de la Naturaleza.
    Y tú, Pilar con esa gran vocación de guía...si es que no lo eres ya.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El sitio es maravilloso. Ideal para una escapada de 4 días.

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, le caben algunas extensiones, el jueves que viene otra opción desde Lantz

      Eliminar
  6. Hace muchos años, iba muy a menudo por esas carreteras, hoy me has hecho recordar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ha sido un buen recuerdo, encantada.

      Eliminar
  7. Me gusta porque contigo hago dos viajes. El geográfico en forma de fotografías y lugares. Y el histórico en forma de anecdotario o historias de los que vivieron allí mucho antes que nosotros. Me olvidaba de la gastronomía o de la literatura o de... Aquí hay de todo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intento, Sergio.
      Con todo lo chungo que nos echan encima cada día, qué menos que una escapadita

      Eliminar
  8. La conozco bien, a evitar en verano... ahora son buenas fechas.
    Bss, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que en verano está un poco demasiado, no he tenido la ocasión.
      Besos

      Eliminar
  9. Gracias por el paseo.
    Me ha gustado mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Precioso , precioso

    y tu lo describes como para que crezcan las uñas de ganas de ir

    un beso enorme

    -------
    ah y como voy con mucho atraso en las réplicas de mi casa, te doy mis más sinceras gracias por tus palabras

    Feliz noche

    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan bonito como lo cuento si no más.
      Besos

      Eliminar
  11. ¡Qué belleza!

    Ojalá que pueda llegar a visitarla.
    Gracias pro esta guía tan completa.
    Las fotos, divinas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te guste, esta vez no todas las fotos son mías.
      Un saludo

      Eliminar