, ,

¿Quién pule las estrellas?

Hace unos días Rodericus de La Verguenza familiar me halagaba afirmando que debería dedicarme al periodismo de viajes y la verdad es que me encantaría (aprovecho la ocasión por si alguien sabe dónde presentar el curriculum vitae), aunque quizás entonces debería dejar de escribir esta entrada sobre el sector turístico,que va camino de convertirse en la nueva burbuja española, ya que a falta de ladrillos parece que debemos asumir que nuestra empresa patria es convertirnos en el país de vacaciones para nuestros vecinos europeos e incluso para quienes vienen de más lejos buscando ese exotismo que se vende bajo una marca España algo tópica.


Turismo EspañaEl sector siempre ha sido potente, tenemos mucho de lo que presumir: sol y playa, un interior cada vez más valorado o unas ciudades con mucho que ofrecer en el plano artístico y cultural, una oferta variada amplia y que requiere bastante mano de obra, así que ¿porqué ando con pies de plomo?


Camarera piso
Las camareras de piso, las encargadas de hacer la limpieza de la habitación, profesión fundamentalmente femenina, deberían estar encantadas, el sector va bien, nos les falta el trabajo, de hecho al subir el gasto por turista de nuevo los grandes hoteles hacen buenos números, pero la realidad es que tras esos imponentes hoteles hay un mundo sin estrellas, bueno o con muchas si nos fiamos de aquella representación de los cómics en la que te salían estrellitas de los golpes, porque la realidad que no ves, se paga a 2,5 euros la habitación. 

Desde que se inició la crisis (empiezo a necesitar nuevo término para definir este periodo que se inició en 2007 y se va a prolongar) las camareras de piso han perdido más del 40% de su salario, que como es fácil de adivinar no era el de uno de esos 30 ejecutivos del IBEX que se repartieron 252 millones de euros en 2015

Quien hace tu cama?Aun cuando el convenio catalán de hostelería fija el salario en 1.251 euros mensuales, lo que está moda en la gestión de recursos humanos, siguiendo la estela de la reforma laboral de la que tanto presume el Partido Popular, es la externalización de los servicios de limpieza, por lo que el sueldo ya no se fija por un convenio específico sino que se somete al arbitrio de la necesidad, ya no son camareras de pisos sino limpiadoras y su sueldo ronda los 700 euros mensuales.

Pero además ahora la mayoría trabajan en un sistema de destajo que las lleva al agotamiento o de vuelta al paro, el número de habitaciones que tienen que hacer en su turno ha pasado de 18 a 22 y si no llegas o te quedas por la cara o te marchas para no volver. Y como en cualquier historia de miedo, aun se puede estar peor, algunas de las personas que hacen las habitaciones dependen de ETT que las llaman de hoy para ahora y les pagan aún menos que a las contratadas por empresas de limpieza. 

Si quieres profundizar en el tema puedes leer Las que limpian los hoteles (Editorial Icaria) de Ernest Cañada, que se presentó el pasado 21 de abril en el Congreso de los Diputados, donde entre otras cosas cuentan que mientras más estrellas tiene el hotel, y por tanto más cara se vende la habitación, más medidas de control calidad se imponen al servicio de pisos, sin que guarde relación alguna con las condiciones de trabajo o sueldo. 

Explotación laboralEmpiezo a pensar en un sistema de calificación de los hoteles diferente a las estrellas, un sistema que acredite un trabajo digno, como en el comercio justo, pero aquí, aquí mismo.

17 comentarios :

  1. Si hacer "periodismo de viajes" implica "alabar" a hoteles, moteles y hostales, donde explotan a las camareras de piso, yo te recomendaría que no des ese paso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que no implica, pero claro... Me encantaría dedicarme a viajar y contarlo, ¿a quien no?

      Un beso

      Eliminar
  2. Tienes toda la razón, te mando un beso

    ResponderEliminar
  3. Otro sector que pasa de trabajo a esclavitud. Ya no podemos usar este término como metáfora, es que es eso. Y sí, coincidimos, es historia de terror. Estos son lso cuentos que realmente me asustan. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tenemos motivos para el miedo, ¿suficientes para plantarles cara? Ojalá

      Besos

      Eliminar
  4. Entra dentro de la política generalizada de casi todas las empresas: lo único importante son los ingresos. Y los trabajadores, pues están ahí pero no van a reducir su margen de beneficios por ellos. Menos ha de ser siempre más. La crisis ha agudizado la explotación y la reducción de quejas pues si alguien abre la boca para protestar, ya puede ir recogiendo sus cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que hay hoteles que venden la habitación por más de 300 euros, no es que no bajen el margen es que crece y crece.
      En fin, que hoy son las camareras de pisos, mañana ¿quien?
      Un saludo

      Eliminar
  5. Pero nadie protesta...... Si se pusieran en los hoteles de 5 estrellas a hacer huelga ya veríamos a ver que pasaba. Yo esta Semana Santa puse una reclamación en el hotel por la limpieza, pero no por las chicas de la limpieza no, por la que gestionaba el tema que era una chupatintas, que no sabía hacer su trabajo. Por su culpa las chicas daban mil vueltas de más, agarré el libro de reclamaciones, el tripadvisor y zas, queja para la chupatintas, que cobrará 3 veces más que las chicas y encima no hace bien su trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho me temo que las pocas que siguen bajo convenio no tienen capacidad para aguantar una huelga de duración significativa y las demás, no tienen ni ocasión. Cuando tu familia depende de ese mísero sueldo, estás atrapado.
      Y claro que no son profesionales de lo suyo, están reconvirtiendo a los mandos intermedios en menos negreros, mal vamos.

      Un beso

      Eliminar
  6. Excelente denuncia a la que, por supuesto, suscribo! Esta (y unas cuantas más) son las nuevas esclavitudes del Siglo Xxi

    Un placer haber descubierto tu blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Myriam, esa es la palabra, "nueva esclavitud", ¿seguiremos callados? Parece que sí.
      Un saludo

      Eliminar
    2. ¡Gracias, Pilar!

      Me distraje un poco y has publicado un montón :-)
      pero ya me he puesto al día contigo
      y la he pasado genial.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Pura esclavitud.
    En ese mundo asqueroso e injusto vivimos.
    Por eso los ricos son cada vez más ricos,no falla.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi siempre se me queda atrapada una pregunta ¿cuando es suficiente para un rico? ¿o no hay límite?
      Un beso

      Eliminar
  8. Gracias por citarme y enlazarme Pilar.

    El turismo es la nueva gallina de los huevos de oro, y los inversores quieren beneficios inmediatos y rápidos. Esta nueva esclavitud laboral no es cosa solo de hoteles de dos estrellas. Casi todos los hoteles de Barcelona han recurrido a este subterfugio para abaratar costes de explotación y maximizar beneficios, al mismo tiempo que suben los precios temporada tras temporada.

    Por no hablar de las ferias. Esta semana está en marcha Alimentaria, la feria de alimentación mas importante del país. Pues bien, todos los hoteles dentro de un radio de treinta kilómetros están llenos al completo, y "casualmente", estos días las tarifas son mas altas que las de la semana que viene.

    Yo respondo a tu pregunta, nunca nada es suficiente para un rico.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿cómo no hacerlo?
      Y a tu respuesta otra ¿tenemos los demás límite?

      Un beso

      Eliminar